Actualizado 21/10/2015 21:06

El juicio de Terra Mítica queda visto para sentencia

Acusados en el juicio de Terra Mítica
EUROPA PRESS

   VALENCIA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El juicio del caso Terra Mítica, en el que se ha investigado un fraude en la construcción del parque temático de Benidorm, espacio impulsado por el que fuera presidente de la Generalitat Eduardo Zaplana, ha quedado visto para sentencia.

   La vista, que se ha estado celebrando en la sección quinta de la Audiencia de Valencia, ha concluido este miércoles, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en su cuenta de Twitter.

   La causa partió de una denuncia de la Fiscalía en 2005 que investigaba al parque temático y a una veintena de empresas más por un presunto fraude fiscal valorado inicialmente en 4,4 millones de euros. La fiscal ha rebajado el número de acusados hasta sumar 28, frente a los 34 iniciales.

   Así mismo, el ministerio público, en sus conclusiones finales, ha aumentado la petición de pena para el expresidente del parque Luis Esteban, para quien reclama 8 años y 10 meses de cárcel frente a los 7 que le solicitaba inicialmente.

   Por otro lado, ha rebajado la pena para otros tres exresponsables: el ex director general Miguel Navarro; el exjefe del departamento de Contratación Justo Valverde y el ex director técnicos Antonio Rincón. Para estos tres acusados solicita entre 8 años y 4 meses y 8 años y 10 meses frente a los 10 iniciales.

   La fiscal mantiene --pese a lo manifestado por las defensas-- que existió una trama de facturas falsas que "permitió" el desvío de dinero público en beneficio de "unos cuantos". Estima probada la "connivencia, complicidad y confabulación" entre el presunto cabecilla de la trama, el empresario Vicente Conesa --para quien solicita 26 años y 4 meses de cárcel--, y los exresponsables del parque, que "consintieron" un "trato de favor" al empresario y posibilitaron la interposición de empresas pantalla para multiplicar el precio de los trabajos.

   Estos responsables "también permitieron facturación a precios muy superiores a los del mercado, sobrevaloración de trabajos o emisión de facturas por trabajos no realizados", dijo en su exposición de conclusiones.

   Junto a Conesa, la fiscal pide penas muy elevadas para otros empresarios: Antonio Moreno Carpio -48 años y 10 meses frente a los 53 y 4 iniciales--; José Luis Rubio -43 años y 10 meses frente a los 41 y 5--; y Ginés Avilés -28 años y 4 meses--. También reclama 25 años y 10 meses para la mujer de Conesa, Matilde Ripoll; y otros 16 años y 10 meses para Alfonso Gómez, quien pese a que figuraba en la causa como empresario, durante el juicio declaró que era un indigente alcohólico y que aceptó figurar como administrador de una empresa que facturó 226 millones y medio de pesetas por obras en el parque porque le ofrecieron "un sitio donde dormir".

Más información