Publicado 30/07/2021 13:58CET

El juzgado desestima la demanda de 25 millones del Valencia CF contra Riba-roja por Porxinos

Archivo - Zona del PAI de Porxinos en Riba-roja de Túria
Archivo - Zona del PAI de Porxinos en Riba-roja de Túria - AJUNTAMENT DE RIBA-ROJA DE TÚRIA - Archivo

El Ayuntamiento pedirá a la entidad valencianista que cese el proceso judicial y ceda los terrenos para uso público

VALÈNCIA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de València ha desestimado la demanda interpuesta por el Valencia CF contra el Ayuntamiento de Riba-roja del Túria por el PAI de Porxinos.

Fue la empresa Litoral del Este --mercantil vinculada al Valencia-- la que presentó la demanda de 25 millones por la anulación del Programa de Actuación Integrada (PAI) de Porxinos.

En el programa se preveía la construcción de 2.700 viviendas, un campo de golf y una ciudad deportiva sobre un área de 1,2 millones de metros cuadrados del término municipal de Riba-roja.

En la demanda se obligaba al Ayuntamiento a liquidar el convenio de 25 de abril de 2005 como consecuencia de la nulidad del PAI "y con base en la responsabilidad contractual del Ayuntamiento de Riba-roja a reembolsar a Litoral del Este un importe equivalente a 25.117.846,68 euros incrementados en los intereses de demora que resulten en función de la liquidación definitiva".

De esta cantidad, 20.734.981 euros corresponden a los gastos incurridos en concepto de PMS y mejoras, y 4.382.865,6 euros a indemnización a Litoral del Este por los gastos incurridos por éste en concepto de indemnizaciones de propietarios y otros gastos de gestión y tramitación del PAI Mas de Porxinos.

El Consell Jurídic Consultiu ya emitió un dictamen en el que rechazaba la demanda. El dictamen de este organismo se añade al informe jurídico que le propio Ayuntamiento de Riba-roja encargó y en el que se señalaba que el actual equipo de gobierno ha cumplido "escrupulosamente" el convenio firmado en su momento entre el consistorio y la empresa promotora, en el que la administración local se comprometía a tramitar "diligentemente" un nuevo plan urbanístico, tal y como se realizó en abril de 2016.

Pero, finalmente, la Comisión de Evaluación Ambiental de la Generalitat Valenciana rechazó la tramitación del nuevo plan porque éste triplicaba los límites de crecimiento previsto en Riba-roja --1.515.708. m2 respecto a los 439.792 m2 previstos para todo el municipio en 20 años, según la Estrategia Territorial de la Comunidad Valenciana--. Además, la Consellería de Medio Ambiente amplió el área de protección del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN), en el que el paraje de Porxinos quedará incluido en la denominada interfase 1 como zona forestal y agrícola no urbanizable.

"SATISFACCIÓN"

El equipo de gobierno de Riba-roja ha recibido con "satisfacción" la sentencia que ratifica el voto en contra del PAI de Porxinos que emitió el PSPV-PSOE el 25 de abril de 2005 y el movimiento ciudadano que se gestó con plataformas como Salvem Porxinos.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha manifestado que la resolución es "justa" y "atiende al cumplimiento exhaustivo de la tramitación por parte del Ayuntamiento". Además –-ha añadido-- "no ha existido ningún daño o perjuicio, sino que se generaron más de 141 millones en plusvalías".

En este sentido, Raga ha pedido al Valencia que cese el proceso judicial y finiquite jurídicamente el caso: "Porxinos no tiene ningún recorrido por incompatibilidad urbanística y, por ello, pedimos al club que ceda los 300.000 m2 de terrenos en su propiedad para uso público y disfrute de todos los vecinos de la Comunitat", ha dicho.

El fallo recoge la posibilidad a Litoral del Este de interponer recurso de apelación en el plazo de 15 días.

Para leer más