Actualizado 09/12/2014 9:58:28 +00:00 CET

Juzgan a un hombre acusado de intentar matar a su mujer con un cuchillo tras decirle que quería divorciarse

Juicio intento de asesinato
EUROPA PRESS

CASTELLÓN, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Castellón ha comenzado a juzgar este lunes a un hombre acusado de intentar matar a su mujer tras clavarle un cuchillo en el cuello en 2013 en el transcurso de una discusión en el dormitorio del matrimonio ubicado en Oropesa del Mar (Castellón) después de que ella le manifestara su voluntad de divorciarse. El procesado ha negado que tuviera intención de acabar con la vida de su mujer, "puesto que es la madre de mis hijos y la quiero mucho", ha declarado.

El fiscal solicita 18 años y medio de prisión para el procesado por los delitos de asesinato en grado de tentativa, violencia de género, violencia de género habitual y amenazas, mientras que la defensa califica los hechos como un delito de lesiones, por el que pide dos años y seis meses de prisión y que se contemplen las atenuantes de estar bajo los efectos del alcohol y arrebato y obcecación.

El ministerio público en sus conclusiones provisionales asegura que el 29 de octubre de 2013 el acusado inició una discusión con su esposa tras despertarla a raíz de que ella le reiteró su voluntad de divorciarse, lo cual no era aceptado por el procesado, hasta que la cogió con las dos manos del cuello y apretó fuertemente, al tiempo que gritaba que la iba a matar.

La mujer cayó al suelo inconsciente por la falta de respiración, momento en que el hombre decidió acabar con la vida de su esposa, por lo que fue a la cocina, cogió un cuchillo y se lo clavó en el cuello. A continuación, el procesado se autolesionó con el mismo arma, lo que le ocasionó heridas superficiales.

A consecuencia de los hechos, la mujer sufrió varias heridas que requirieron un tratamiento quirúrgico urgente en el Hospital General de Castellón y tardaron en curar 152 días, 10 de ellos de hospitalización y el resto impeditivos, mientras que le quedaron secuelas.

Según el fiscal, los hechos constituyen el "colofón" de los actos de violencia psíquica y física que el acusado había manifestado durante años sobre su esposa, en presencia de sus hijos menores, dentro y fuera del domicilio, con insultos, menosprecios, humillaciones, esgrimiendo en varias ocasiones armas blancas, hasta alcanzar la violencia física en forma de golpes en diversas partes del cuerpo.

ASEGURA QUE SE VOLVIÓ "LOCO"

Durante la primera sesión del juicio, el procesado ha declarado que el día de los hechos había bebido mucho alcohol y que inició una discusión con su mujer, en el transcurso de la cual ella le propinó un bofetón. "Entonces me volví loco y agresivo y cogí el cuchillo, pero yo no quería matarla, pues es la madre de mis hijos y yo la quería mucho", ha dicho.

Por su parte, la víctima ha asegurado durante su declaración que durante la discusión ambos se empujaron mutuamente y que, aunque él le amenazó, cree que no quería matarla. El juicio continuará este martes.

Lo más leído

  1. 1

    El primer agujero negro captado en imagen se tambalea

  2. 2

    Bruselas renuncia al reparto obligatorio de refugiados y apuesta por reforzar la frontera y las expulsiones

  3. 3

    Nuevo tipo de planeta descubierto a 260 años luz

  4. 4

    Sanidad decreta medidas especiales contra el COVID en Valmojado, Cebolla y La Puebla de Montalbán

  5. 5

    Un niño que lleva toda su vida postrado en una silla de ruedas aprende a darse la vuelta