Publicado 03/04/2020 18:37

La macroencuesta sobre el impacto del Covid-19 refleja la resiliencia ciudadana y apoyo a las medidas de distanciamiento

Balcón con las banderas de Italia y España, durante el primer día laborable de la segunda semana desde que se decretó el estado de alarma en el país a consecuencia del coronavirus, en Madrid (España), a 23 de marzo de 2020.
Balcón con las banderas de Italia y España, durante el primer día laborable de la segunda semana desde que se decretó el estado de alarma en el país a consecuencia del coronavirus, en Madrid (España), a 23 de marzo de 2020. - Joaquin Corchero / Europa Press

VALNCIA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La macroencuesta sobre el impacto de la Covid-19 lanzada por
la investigadora alicantina Nuria Oliver, como alta comisionada de la Inteligencia Artificial de la Generalitat Valenciana, revela en su primera oleada de resultados la resiliencia ciudadana a las restricciones.

De hecho, un 46% de los participantes apoyaría medidas adicionales de distanciamiento social, solo un 2% cree que las acciones emprendidas son demasiado restrictivas y un 29% sería capaz de estar en casa entre dos y seis meses más. Y eso pese a que alrededor del 28% de los encuestados trasladan que no tienen la infraestructura adecuada para aislarse en sus hogares.

La solidaridad y la implicación ciudadana en la contención de la pandemia del nuevo coronavirus no solo se manifiesta en estos datos, sino en la propia participación en el estudio, uno de los más completos realizados hasta el momento. Y es que en 44 horas, se contabilizaron más de 146.000 respuestas, ha destacado, en declaraciones a Europa Press, Nuria Oliver.

Entre las conclusiones de esta primera parte de la consulta
--a la que se puede acceder en el enlace covid19impactsurvey.org--, es que los ciudadanos reclaman más medidas, ya que más del 46% de los encuestados apoyan la implementación de medidas adicionales de distanciamiento social. Este resultado, según los expertos, puede reflejar la preocupación por la progresión exponencial de la pandemia y la falta de signos claros de aplanar la curva en el momento de responder la encuesta.

Asimismo, están dispuestos a mantener el distanciamiento social durante un mes o más. La mayoría de los encuestados declararon ser capaces de mantener las restricciones durante un mes adicional o más. "La solidaridad de los ciudadanos --incide el estudio-- con las medidas se refleja en el hecho de que más del 29% de los encuestados informaron de que podrían quedarse en casa durante dos a seis meses adicionales".

Las preguntas lanzadas también ofrecen información relevante sobre la movilidad social y sus efectos en el contagio. Por ejemplo, más del 18% de los encuestados tuvieron contacto cercano con alguien infectado por el coronavirus, un porcentaje que es mucho mayor (75,1%) entre los que dieron positivo para Covid-19.

En este punto, la directora general de Análisis y Políticas Públicas de la Generalitat Valenciana, Ana Berenguer, ha comentado a Europa Press que el cruce de estos datos con otros internos revela que en la gran mayoría de los casos se sabe cómo se ha producido el contagio y ha sido por alguien muy cercano, como familiares, amigos, pacientes o clientes, un punto relevante a la hora de tomar medidas para afrontar la epidemia.

PÉRDIDA DE AHORROS Y BANCARROTA

En cuanto a las cuestiones de ámbito económico, se constata un impacto evidente, particularmente para aquellos que trabajan en pequeñas empresas, de las cuales se afirma que el 15% está en bancarrota. Además, más del 19% de los participantes respondieron que habían perdido una parte significativa de sus ahorros, algunos hasta el punto de no poder pagar su hipoteca o comprar alimentos.

Oliver ha recalcado la relevancia de este tipo de acciones basadas en los datos --que va a tener continuidad, ya que esta semana se vuelve a abrir la encuesta--, al tiempo que ha recordado que forma parte de un proyecto más amplio de la 'task force' impulsada por Presidencia de la Generalitat con investigadores y que tiene tres grandes ejes: el análisis de la movilidad, modelos de epidemiología y el estudio de datos en general.

Es además, ha subrayado la experta, una "buena muestra de colaboración entre los poderes públicos, que pueden tomar las decisiones, el tejido de investigación, los ciudadanos y también el sector privado", ya que, por ejemplo, se dispone de la colaboración de Microsoft.

En esta misma línea, Ana Berenger ha recalcado la conveniencia de seguir con estas iniciativas y ha adelantado que a partir de la semana que viene se van a hacer además unas 1.200 encuestas telefónicas para continuar recabando información.