La manifestación del 25N reivindica "conservar la vida" y denuncia que la violencia machista "campa a sus anchas"

La manifestación del 25N en València reivindica "conservar la vida" y denuncia que la violencia machista "campa a sus anchas"
La manifestación del 25N en València reivindica "conservar la vida" y denuncia que la violencia machista "campa a sus anchas" - ROBER SOLSONA/EUROPA PRESS
Publicado: viernes, 25 noviembre 2022 21:10

"Seguimos teniendo jueces misóginos, machistas y que no nos creen, y que se niegue es un signo más de la resistencia del patriarcado"

VALÈNCIA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El movimiento feminista de València ha recorrido el centro de la ciudad este viernes 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, para reivindicar "conservar la vida" y concienciar "alto y fuerte" para que "todos los estamentos" escuchen que las mujeres están "unidas y guerreras" en la lucha para acabar con todas las violencias machistas, que "campan a sus anchas".

Bajo el lema 'Dones, vives i unides contra el masclisme' ('Mujeres, vivas y unidas contra el machismo'), la protesta ha partido sobre las 19.30 horas en la Porta de la Mar, iluminada de morado para la ocasión. La han encabezado, en primer lugar, mujeres que han sufrido violencias machistas.

Tras ellas han marchado también mujeres con discapacidad y seguidamente tres columnas de mujeres que han portado un cartel simbólico cada una en recuerdo de las mujeres asesinadas que se ha cobrado la violencia machista en España.

A la cola han marchado los bloques mixtos y se han sumado también representantes políticos y públicos, entre ellos el vicepresidente segundo del Consell, Héctor Illueca, los consellers Arcadi España y Raquel Tamarit, la delegada del Gobierno en la Communitat Valenciana, Pilar Bernabé, el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, la secretaria general de Més-Compromís, Àgueda Micó, el secretario de Organización del PSPV, José Muñoz, la síndica de Unides Podem en Les Corts Valencianes, Pilar Lima, la vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, y concejales y concejalas del Ayuntamiento, entre otros.

Entre banderas violetas y a la marcha de batucadas, han enseñado otros mensajes como 'No hay barreras ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente', 'Un maltratador no es un buen padre', 'No quiero ser valiente, quiero ser libre', 'Soy abolicionista', 'La revolución será feminista o no será' o 'Patriarcado basta ya'.

Además, han coreado lemas como 'Mujer, vida, libertad', 'Machismo también es terrorismo', 'Con ropa, sin ropa, mi cuerpo no se toca', 'De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste', 'Mi cuerpo, mi vagina, ni se compra ni se alquila', 'Mi cuerpo es mi casa y en mi casa mando yo', 'No estamos todas, faltan las asesinadas', 'Ni sumisas ni fascistas, mujeres combativas', 'Quien ama no mata ni humilla ni maltrata' o 'Sola, borracha, quiero llegar a casa'.

"CONSERVAR LA VIDA"

Una de las responsables de la Coordinadora Feminista, Cándida Barroso, ha reivindicado que este 25-N las mujeres salen a la calle para "conservar la vida" y denunciar que la violencia sexual "campa a sus anchas". "Las 69 mujeres asesinadas este año es una realidad brutal que no podemos soportar", ha recalcado, al tiempo que ha subrayado que "no son cifras, son nuestras hermanas, hijas, madres o compañeras de trabajo". "El que no nos asesinen es la prioridad, pero es cierto que hay muchas opresiones que nos traspasan", ha alertado.

En este punto, ha censurado los comportamientos que "cosifican" a la mujer y ha incidido en que "no son bromas, sino una manera de pensar". También ha cargado contra la "mercantilización y contra aquellos que ven a las mujeres como meros objetos", situación que ha achacado, entre otras causas, a un "problema de insuficiencia de recursos".

Por otro lado, Barroso ha subrayado que a día de hoy, "por mucho que no les guste a sus señorías, seguimos teniendo jueces misóginos, machistas y que no nos creen". "Que lo nieguen es un signo más de la resistencia del patriarcado", ha considerado.

También ha reivindicado la necesidad de contar con los recursos suficientes para hacer frente a la violencia machista, así como a impulsar políticas públicas que "protejan a las mujeres como toca". "Seguimos tropezándonos con esos obstáculos, como la misoginia estructural", ha apuntado.

Ante esta situación, ha subrayado la importancia de concienciar a los hombres, puesto que, "si no hay un avance importante y un rechazo a las prácticas machistas" por su parte, "no vamos a avanzar". "Nosotras nos empoderaremos, pero ellos se quedarán en la caverna, y eso no lo queremos, queremos que luchen por la igualdad, por un mundo justo y por que todos podamos vivir cumpliendo los derechos humanos", ha manifestado.

Por último, ha condenado los insultos que ha recibido en los últimos días la ministra de Igualdad, Irene Montero, aunque ha asegurado que no es una cuestión "de ahora", sino que "todas" las representantes que han ostentado este cargo "han recibido este trato", aunque ha señalado que "lo que está sufriendo Montero se pasa de castaño oscuro". "El patriarcado machista no lo puede soportar", ha expresado.

"Cuando somos mayores porque somos viejas, cuando somos jóvenes porque somos soberbias. ¿Qué hemos hecho para merecer esto? Esto es clasismo y misoginia, no ayuda nada y más personas de buena fe deberían repudiar esos comportamientos", ha manifestado, a los cuales ha emplazado a "ponerles nombre".

Por todo ello, ha destacado que este 25-N consiste en "sacar a la luz todas esas cosas para concienciar y gritar fuerte y alto y que nos oigan todos los estamentos que cuando nos ven tan unidas y guerreras no les gusta, así que se lo hagan mirar".

"EL 25-N ES TODOS LOS DÍAS"

Otra componente de la Coordinadora Feminista, Ángela Escribano, ha subrayado que la importancia de la convocatoria "no es el número de gente que acuda", sino que se sepa que el 25-N "no es solo hoy, es todos los días", y que la gente "sea consciente de que la violencia de género no solo se limita a los asesinatos, sino que también se mete en nuestras vidas y el nuestra piel casi sin darnos cuenta".

Por ello, ha remarcado la importancia de tomar conciencia de que "no hay nada conseguido" y, al respecto, ha alertado de que en las instituciones hay a día de hoy "un altavoz de la extrema derecha que permite que se escuchen cosas que pensaba cierta gente que estaba ahí y que ni se atrevían a decir, pero que ahora sí". "La derecha está cerca y la extrema derecha es un peligro para todas las mujeres, también para las de extrema derecha", ha advertido, por lo que ha incidido en "ser conscientes de que en las instituciones estará la gente que nosotras decidamos".

Paralelamente, ha destacado que actualmente "se están implementando políticas cercanas a lo que el movimiento feminista pide", aunque ha reivindicado "un cambio de mentalidad", puesto que, a su juicio, por ejemplo, "el BOE no cambia la mentalidad de la juventud, de lo que se oye en un partido de fútbol o en un colegio mayor".

Por este motivo, ha apostado por la educación y la formación "desde edades muy tempranas" para, entre otros objetivos, "acabar con la pornografía y los vientres de alquiler, abolir la prostitución o que la extrema derecha salga rápido de nuestras instituciones".

"NO PONEN LOS MEDIOS NECESARIOS"

Las feministas han recorrido las calles de Colón, Xàtiva y Marqués de Sotelo hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento, donde ha culminado la manifestación con la lectura de un manifiesto y con una 'performance' que ha finalizado con la lectura de los nombres de cada una de las mujeres asesinadas este año y el de los dos niños asesinados por sus padres.

En el texto, han denunciado que las instituciones "son responsables de la violencia machista porque no ponen los medios necesarios y efectivos para prevenirla, combatirla y erradicarla" y han recalcado que la violencia de género contra las mujeres es "la violación de derechos humanos más generalizada en el planeta, consecuencia de la brutal desigualdad estructural generada por el sistema patriarcal y capitalista", al tiempo que han censurado que el sistema judicial "sigue siendo misógino y reaccionario, porque penaliza y criminaliza a las mujeres".

Más información