Publicado 18/11/2020 12:55CET

Más de 274.000 menores en la Comunitat Valenciana viven en riesgo de pobreza o exclusión social, según Save the Children

Niños coloreando
Niños coloreando - PABLO MARTÍ

   La ONG reclama medidas al considerar "insuficiente" la priorización de los derechos de la infancia en la lucha contra la pandemia

    VALÈNCIA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Más de 274.000 niños y niñas en la Comunitat Valenciana viven en riesgo de pobreza o exclusión social, una cifra que en el conjunto de España se eleva hasta los 2,1 millones de menores.

   Así lo denuncia Save The Children en el contexto de la conmemoración del Día Internacional del Niño, que cada año tiene lugar el 20 de noviembre. En esta ocasión, la ONG pone el foco en cómo está afectando la pandemia de la Covid-19 en los derechos de la infancia, recogidos internacionalmente en la Convención sobre los Derechos del Niño.

   La organización considera que las necesidades de la infancia y su priorización en base al interés superior del menor "no han estado suficientemente garantizadas en las políticas públicas de la gran mayoría de los países a la hora de afrontar las consecuencias inmediatas y a largo plazo de la pandemia".

   Save the Children reivindica que la lucha contra las consecuencias sanitarias de la pandemia es indisociable de sus efectos socioeconómicos y que la población que previamente estaba en riesgo de exclusión social ha de ser prioritaria, y en especial la infancia.

   Entre las medidas "más perniciosas" tomadas a nivel global se encuentran, según la entidad, el efecto del cierre de los centros educativos y otros espacios para la infancia. Durante la primera ola de la pandemia se tomó esta medida excepcional, pero durante la segunda ola existe una disparidad de criterios entre los países, a pesar de que la mayoría reconoce la importancia de mantener una educación presencial para garantizar que el alumnado con menos recursos quede definitivamente descolgado.

   Save the Children afirma que la clausura de espacios como los parques infantiles sí se ha extendido y critica que no se le esté dando la importancia que tienen para el bienestar y desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, sobre todo para aquellos en situación de pobreza.

IMPACTO

   De acuerdo a los datos facilitados por la ONG en un comunicado, un 27,4% de los menores de 18 años, más de 2,1 millones de niños y niñas, está en riesgo de pobreza en España, según la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (2019). Sin embargo, Save the Children recuerda que estos datos no reflejan el impacto de la pandemia en las familias más vulnerables y advierte de que la pobreza infantil se incrementará por culpa de la Covid-19. La organización estima que, si no se toman las medidas adecuadas, la pobreza puede llegar a alcanzar al 33% de los niños y niñas a finales de este año y destaca que serán los hogares con menores a cargo los que más sufran los efectos de la crisis económica.

   En el caso de la Comunitat Valenciana, Save the Children señala que un 32,5% de los menores de 18 años de la autonomía está en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que supone que más de 274.000 niños y niñas del territorio se encuentran en esta situación.

   Para revertir este riesgo, apuesta por invertir en políticas públicas destinadas directamente a la protección de la infancia, como el mantenimiento de la prestación por hijo o hija a cargo, que ha sido suprimida del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 al considerarse que el ingreso mínimo vital sería equiparable.

RENTA VALENCIANA DE INCLUSIÓN

   En el ámbito autonómico, la organización insta al Consell a continuar impulsando políticas públicas que pongan el foco en la infancia más vulnerable y a seguir incrementando de manera sostenida las partidas destinadas a luchar contra la pobreza infantil en los próximos presupuestos de la Generalitat, como es la Renta Valenciana de Inclusión, con el fin de cubrir las necesidades de las familias con hijos a cargo a las que no llega el ingreso mínimo vital.

   Alerta también la entidad de la tasa de abandono escolar. En la Comunitat Valenciana, a pesar de haber mejorado en los últimos años, esta tasa se sitúa en un 16,4%. Además, en la ratio de estudiantes por ordenador es la tercera autonomía por la cola con 3,9 alumnos por ordenador, lejos de comunidades como el País Vasco o Extremadura, con 1,5 y 1,7 estudiantes por ordenador respectivamente.

   Por ello, Save the Children pide también al Consell que se continúe invirtiendo en políticas de refuerzo, como es el caso del PAM (Pla de Atención para la Mejora) y se continúen aumentando las plazas públicas de educación de 0 a 3 años. Es necesario también que la Generalitat siga apostando por mejorar la digitalización de la Educación en la Comunitat Valenciana, sobre todo de aquellos niños y niñas con menos recursos.

   En cuanto a la violencia hacia la infancia, Save the Children recuerda que en lo que va de año han muerto al menos 14 niños y niñas por causas violentas en España, dos de ellos en la Comunitat Valenciana. Además, en 2018 (último año con cifras oficiales) se interpusieron en toda España un total de 37.980 denuncias en las que la víctima un niño o niña, de las cuales 6.027 tuvieron lugar en la autonomía.

   La crisis del coronavirus "ha sacado a la luz lo que estaba fallando en la protección a la infancia y adolescencia, a la vez que ha agravado sus consecuencias. Una encuesta realizada por la organización a las familias beneficiarias de sus programas de lucha contra la pobreza reveló que uno de cada cinco padres/madres de la Comunitat Valenciana perdió los nervios en alguna ocasión durante el confinamiento, llegando a gritar o insultar a sus hijos e hijas", recuerdan.

INFANCIA MIGRANTE

   En cuanto a la infancia migrante, alerta de que en la Comunitat Valenciana son 691 los menores migrantes sin referentes familiares tutelados por la Administración. Se trata de niños y niñas que en la mayoría de ocasiones han huido de condiciones terribles en sus países y que suponen un colectivo especialmente vulnerable.

   Por todo ello, para Save the Children es funtamental aprobar e implementar a la mayor brevedad posible la Estrategia Valenciana de Infancia y Adolescencia, que cuente con mecanismos de coordinación de la Generalitat para garantizar la necesaria transversalidad y coherencias de las políticas públicas que afectan a la infancia y adolescencia.

   "En el día del Niño celebramos la aprobación hace más de 30 años de la Convención de los Derechos del Niño, el acuerdo de derechos humanos más ratificado de la historia con 195 Estados firmantes, entre los que se encuentra España, pero todavía presenciamos cada día cómo millones de niños y niñas sufren pobreza, explotación, violencia o son asesinados", asegura el director de Save the Children en la Comunitat Valenciana, Rodrigo Hernández.

   "Incluso en la Comunitat Valenciana existen niños y niñas cuyos derechos, por unos motivos u otros, no se están cumpliendo, y es algo que como sociedad no podemos tolerar, especialmente este año debido a la pandemia, que no sólo es sanitaria sino también social y afecta especialmente a la infancia", concluye.

Contador

Para leer más