Actualizado 10/07/2020 16:26:33 +00:00 CET

Nervios, mascarillas y camisetas optimistas en las PAU más inusuales

Estudiantes de bachillerato se preparan para realizar los exámenes Selectividad o Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), en Valencia, Comunidad Valenciana (España)
Estudiantes de bachillerato se preparan para realizar los exámenes Selectividad o Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), en Valencia, Comunidad Valenciana (España) - Rober Solsona - Europa Press

   Generalitat afirma que no se han registrado incidencias y alumnos destacan que los exámenes en sus centros les dan más "confianza"

   VALÈNCIA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Cerca de 24.000 jóvenes han comenzado este martes en la Comunitat Valenciana las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) más inusuales y "extrañas" por la crisis sanitaria desatada por la pandemia de coronavirus. Las tradicionales escenas de nervios que cada año se repiten ante estos trascendentales exámenes se han vivido esta vez con mascarillas y en un entorno familiar para los alumnos, sus propios institutos. "Nos da confianza, es nuestro 'cole', son nuestras clases", coincidían varios jóvenes.

   Desde la Generalitat Valenciana se ha destacado que la Selectividad ha comenzado "con normalidad y tranquilidad" en todos los institutos y centros de Bachillerato, en los que no se ha registrado "ninguna incidencia".

   Las conselleras de Justicia, Gabriela Bravo, y de Universidades, Carolina Pascual, han realizado desde primera hora un seguimiento del dispositivo de seguridad preparado en el Centro de Coordinación de Emergencias del 112, acompañadas por el secretario autonómico de Emergencias, José María Ángel, la secretaria autonómica de Universidades e Investigación, Carmen Beviá, y el director general de Centros de Educación, Ximo Carrión.

   Pascual ha destacado "el correcto funcionamiento de este dispositivo desde el comienzo en todos los aspectos, tanto desde el punto de vista logístico, como de organización y cumplimiento de las medidas sanitarias y la presencia de fuerzas de seguridad".

   Por su parte, Gabriela Bravo ha explicado que la Agencia de Seguridad y Emergencias "ha puesto en marcha un protocolo específico para la gestión de cualquier incidencia que pudiera producirse en el desarrollo de las pruebas, con un operativo específico de llamadas coordinadas por agentes de Policía Local o voluntariado de Protección Civil desplegado en todo el territorio".

   A las nueve de la mañana ha comenzado la impresión de los exámenes en los centros, a través de la plataforma desarrollada por la Dirección General de Tecnologías y Comunicaciones de la Conselleria de Hacienda y en los 470 centros que acogen este año las PAU el funcionamiento ha sido correcto. Igualmente, en entradas a los exámenes y el cumplimiento de las medidas de seguridad ha funcionado correctamente.

   Un total de 2.173 aulas repartidas en 470 centros de Bachillerato acogen este año las PAU, lo que ha activado un dispositivo en el que han colaborado cinco conselleries: Universidades, Educación, Justicia, Sanidad y Hacienda. Del total de aulas, 788 están en Alicante, 254 en Castellón y 1.131 en Valencia.

   Para que las pruebas puedan realizarse con las máximas medidas de seguridad, la Conselleria de Innovación ha preparado un suministro de 33.545 mascarillas que se repartirán entre el alumnado y alrededor de 3.090 unidades de gel hidroalcohólico.

   Para llevar adelante este dispositivo, la Generalitat ha contado con voluntariado de Protección Civil, agentes de Policía Local y a los cerca de 2.500 profesores y profesoras que se han presentado de forma voluntaria para que las pruebas puedan realizarse.

   Como es habitual, los momentos previos al primer examen son de nerviosismo y expectación: "Ha sido complicado porque hay temario que nos ha costado más ver, pero confiamos en nosotros mismos", asevera una alumna de Salesianas Valencia-Colegio María Auxiliadora en declaraciones a Europa Press.

   Muchos de los 56 jóvenes que hoy han acudido a este centro a examinarse han coincidido en señalar que el hecho de que las pruebas se desarrollen en su centro, en lugar de los campus universitarios, les ha dado "más confianza". "Es nuestro cole, son nuestras clases", apunta una estudiante.

   También han señalado que la situación resulta algo más "extraña y complicada" debido a las medidas de seguridad que obliga a tomar al Covid-19, pero lo afrontan con ánimo y humor.

"SI EL COVID NO PUDO CON NOSOTROS, LA PAU TAMPOCO"

   Muchos de los alumnos de este centro, incluso, han acudido a las pruebas luciendo una camiseta con la que pretenden recordar esta atípica Selectividad y en la que se puede leer el lema: "Si el Covid no pudo con nosotros, la PAU tampoco".

   En esta misma línea, otro joven señala: "Esto parece que va para largo, nos toca acostumbrarnos y echarnos unas risas como siempre, pero con distancia".

HISTORIA Y VALENCIANO ABREN LA JORNADA

   Las PAU han arrancado con las pruebas de Historia y Valenciano en la fase obligatoria. En Historia de España, los alumnos han podido elegir entre preguntas referidas a la sociedades patrióticas, el sufragio femenino, el Trienio Liberal, la Segunda República, las diferencias entre soberanía y división de poderes en un régimen absolutista y uno constituciones entre 1808 y 1843 o el papel atribuido a la mujer en la República y en la dictadura franquista.

   También se les han planteado textos como un fragmentos de 'La Fontana de oro' de Benito Pérez Galdós o la Ley electoral de mayo de 1931, entre otros.

   En el caso de Valenciano, además de las preguntas de carácter lingüístico, se han propuesto textos de los autores Urbà Lozano, Rodolf Sirera y Joan Fuster y un artículo del diario 'Levante' sobre un informe del Consejo de Europa alertando de la situación preocupante del valenciano.

   Mañana miércoles, será el turno de Castellano e Inglés y, el último día, el de Matemáticas II, Fundamentos de Arte II y Latín 2.

502566.1.260.149.20200707145435
Vídeo de la noticia