Publicado 14/11/2021 12:17

Noemí Casquet: "Si realmente tienes compromiso con la lucha, el sexo no vende, es algo muy difícil de sostener"

La periodista y escritora Noemí Casquet
La periodista y escritora Noemí Casquet - ANITA MANEZ

   VALÈNCIA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La escritora y periodista Noemí Casquet asegura que, si realmente se tiene un compromiso con la lucha a favor de la educación y la divulgación sexual, el sexo "no vende, es algo muy difícil de sostener". "El sexo cierra más puertas de las que abre".

   Así lo ha afirma la autora, en declaraciones a Europa Press, con motivo de la presentación de su nuevo proyecto literario, la bilogía 'Cuerpos' y 'Almas' (Ediciones B), un thriller erótico con base de suspense de misterio.

   La protagonista, Ruth, está en caída libre al no poder cumplir sus sueños y decide refugiarse en un juego muy especial, cuyas normas solo puede marcar ella misma. "He intentado trasladar ese juego de luces y sombras que tenemos en nuestra vida, que es una graduación y una transición. También quería mostrar ese viaje a las entrañas de una mujer cuando no está en su mejor momento, cuando realmente requiere de una salida de emergencia para paliar tanto dolor", explica.

   Tras el éxito de la trilogía 'Zorras', la escritora afronta estas nuevas novelas "con muchísima ilusión, pero también con algo de miedo". Apunta que hay un cambio en la forma de escribir, algo de lo que se siente orgullosa porque "la escritura es un oficio que se aprende, y se aprende escribiendo". "Siento que he madurado mucho, tanto en mi forma de escribir como la forma de narrar, como la profundidad de las mismas reflexiones", apostilla.

   Como le pasa al personaje de su obra, Casquet cree que "todos buscamos ser o anhelamos ser otras personas. Lo que le sucede a Ruth no es algo tan distinto a lo que nos sucede como seres humanos en nuestro día a día. Cuando nos adentramos en las redes sociales y de repente vemos que alguien está en un yate o no sé quién se ha ido de casa rural o están teniendo unas fiestas a apabullantes, lo que se representa como una vida idílica a nivel social".

   Y añade: "Ese ser otras personas lo sentimos a lo largo de nuestra existencia. En muchísimas ocasiones tenemos envidia y nos damos cuenta de quiénes somos. Y eso también es el mensaje que se recoge en 'Cuerpos': tú ya estás en ti y debes saber quién eres con todo, con lo bueno y con lo malo, con la luz y con la sombra, claro está".

   Asimismo, la autora reflexiona sobre el hecho de que el sexo "es sin duda uno de los tabúes sociales más arraigados desde hace siglos". Y, "por supuesto, si además lo añadimos a un sistema de poder en cuanto a género, claramente las mujeres estamos por debajo de los hombres, se nos hace mucho más difícil afrontar este tabú, ya que durante mucho tiempo se nos ha renegado de nuestra propia sexualidad y placer".

   "Es importante que lo tengamos presente porque nosotras ahora tendremos que luchar mucho más", comenta Casquet, quien, no obstante, subraya que "la lucha no es solo nuestra, sino que en el caso de los hombres también es muy importante". Por ello, anima a que se rebelen "en contra de todo lo que les han arrebatado, porque follan como quieren que follen, hay una ansiedad de ejecución constante".

"CELEBRAR EL ORIGEN"

   En este punto, señala que "es muy importante empezar la lucha desde nuestro origen, desde el origen del sexo". "Porque el sexo --prosigue-- es lo que nos ha traído a la vida y, como mínimo, deberíamos honrarlo y celebrar ese origen a lo largo de nuestra existencia".

   La autora confiesa la "rabia" que siente cuando escucha afirmaciones de que 'el sexo vende', algo que, a su parecer, "solo puede decir únicamente una persona que no sabe lo que es divulgar y educar".

   "El sexo no vende, el sexo es muy difícil. Cierra más puertas de las que abre. En mi caso, por ejemplo, me cuesta mucho que me den espacio en medios de comunicación para hablar sobre sexualidad. Llevo ya dos cuentas de Instagram cerradas y estoy sorteando constantemente censura", asevera.

   "Es verdad que hay gente que se apoya en el sexo para como elemento de marketing, pero es un marketing momentáneo. Si realmente tienes compromiso con esta lucha, el sexo no vende, el sexo es algo muy difícil de sostener y he visto muchas personas entrar en la lucha del sexo y la educación sexual y salir cabreadas", concluye.