Publicado 24/02/2022 13:38

Los nuevos contratos indefinidos que prevé la Ley de Ciencia podrán realizarse antes de que entre en vigor

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant
La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant - Rober Solsona - Europa Press

VALÈNCIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha señalado que los nuevos contratos indefinidos para investigadores que prevé la Ley de Ciencia podrán realizarse antes de que entre en vigor esta normativa, que actualmente se tramita en el Congreso.

Así lo ha indicado la ministra en València, donde ha participado en el Encuentro de la Cadena SER. Morant ha señalado que la reforma laboral "establece el marco al que se quiere llegar", pero que existía un "impasse" entre la entrada en vigor de la reforma y la de la ley de Ciencia.

Por ello, el Ministerio de Hacienda ha hecho unas "aclaraciones" para que se pueda aplicar de manera adelantada el nuevo contrato indefinido, algo sobre lo que ha expresado su deseo de que ocurra "cuanto antes".

Según la ministra, el objetivo es "dar estabilidad" a los investigadores, que hasta ahora tenían "un cronómetro de cuatro años" que les mantenía "en una situación precaria". También considera fundamental establecer la indemnización por despido. Un derecho que, hasta ahora, "los científicos no tenían".

"SISTEMA FALLIDO"

La ministra ha afirmado que el sistema científico actual es "un sistema fallido" y que su vocación "es repararlo", por lo que su éxito será "el éxito de un país". Para ello, la nueva ley "reconoce la ciencia como un bien común al servicio de la ciudadanía y pretende crear más y mejores oportunidades para las personas que innovan".

Estas novedades van acompañadas, según Morant, de mucha más financiación al sistema público de investigación ya que la norma "cumple" con lo que considera "la gran reivindicación histórica" hacia la ciencia y "blinda la inversión pública en ciencia" para que llegue al 1,25% del Producto Interior Bruto en el año 2030. Esta inversión sumada a las del sector privado permitirá llegar, según Morant, al 3% global dentro de menos de una década, como exige la Unión Europea.

Otro de los objetivos de la nueva ley es favorecer el retorno de los investigadores españoles, formados en el país, que están trabajando fuera de España por la precariedad del sistema científico actual. Eso se hará, según Morant, aumentando los ratios de contratación y convirtiendo a España en "un país atractivo para la ciencia". De hecho, ha anunciado un plan de retorno de la investigación que se presentará "en los próximos días" para facilitar "una carrera investigadora segura, estable y digna".

Una ley que, ha señalado la ministra, mejoran todo el sistema científico español, pero que necesita ser aprobada en el Congreso para que empiece a tener efectos. Por eso, la responsable de Ciencia pide a los grupos parlamentarios que apoyen a la nueva norma para demostrar que las administraciones apuestan por la investigación y la innovación.

Otra de las novedades de esta norma nueva es que también profesionaliza el trabajo de los técnicos, según ha detallado la titular de Ciencia, ya que equipara sus derechos a los de los científicos y los dota de nuevos derechos que hasta ahora no tienen. También se reconocerán como investigadores a los profesionales sanitarios que destinen parte de su tiempo a la investigación científica.

La nueva ley, ha explicado la ministra, también reduce sustancialmente la burocracia y los tiempos de resolución de convocatorias, para agilizar todos los trámites y que las ayudas y subvenciones se conviertan en "fuente de soluciones y no de problemas".

Por último, la Ley de Ciencia obligará a todos los centros de innovación a garantizar la igualdad de género y no discriminación a las científicas, de forma que los procesos de selección "deberán eliminar cualquier tipo de sesgo de género". Una perspectiva de género que, según Diana Morant, también se aplicará a la planificación científica.

COMUNITAT VALENCIANA

La titular de la cartera de Ciencia ha hecho un análisis de la situación de la Ciencia en la Comunitat. Un territorio que es "el que más ha crecido" desde 2014, con un aumento del 18% en innovación. Esta mejoría del sector es gracias, según Diana Morant, al Consell de Ximo Puig, "que entendió que la Comunitat necesitaba una reindustrialización, que tenía que ir de la mano de la administración pública".

Aún así, reconoce que el sector científico valenciano todavía puede seguir avanzando, y recuerda que estamos "en quinta posición en innovación y las regiones más adelantadas tienen más inversión privada" que la Comunitat Valenciana. En concreto, aquí la inversión privada está en el 46% del total, mientras que en el País Vasco "es del 76%". Según Morant, el sector privado "debe aumentar su huella en investigación y desarrollo en el territorio" para conseguir "generar progreso en el país".

La ministra ha explicado que esta Ley favorecerá el trabajo de las 1.000 personas que trabajan en los centros del CSIC repartidos por toda la Comunitat Valenciana y, sobre todo, "a los jóvenes que quieren abrir nuevas oportunidades laborales".