Oltra: "No hablé con el embajador de Venezuela de romper relaciones igual que no le pedí al de Gran Bretaña Gibraltar"

Actualizado 03/11/2015 13:23:06 CET
Mònica Oltra en una imagen de archivo
CORTS VALENCIANES

Recuerda que en 2013 Fabra también se reunió y regaló unos gemelos y el PP le plantea si ha dejado de ser "guerrillera" para actuar como "casta"

   VALENCIA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mònica Oltra, ha asegurado que en la reunión que mantuvo el pasado mes de julio con el embajador de Venezuela abordó cuestiones que son de su competencia, como la mejora de la vida de los ciudadanos venezolanos que residen en la Comunitat y de la colonia valenciana en el país latinoamericano. Asimismo, ha recalcado que siguió las "instrucciones del Ministerio de Exteriores" y que no se dedicó a hablar de "romper relaciones con España igual que no le pidió al embajador de Gran Bretaña que devuelva Gibraltar".

   La también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas se ha manifestado en estos términos en las Corts Valencianes, donde ha comparecido en la Comisión de Política Social, Empleo y Políticas de Igualdad a explicar, a instancias del grupo 'popular', "si en el encuentro que tuvo el 14 de julio con el embajador de Venezuela en España trató la situación de los presos políticos".

   Al respecto, Oltra ha detallado que, por su parte, le preguntó al representante venezolano sobre posibles medidas de inclusión social del colectivo de 4.700 personas de esta nacionalidad en la Comunitat y si necesitaba ayuda de promoción institucional para el proceso electoral que ese Estado celebrará en diciembre, cosas que, según la vicepresidenta, "no le interesaron" al embajador, entre otras cosas, porque le informó de que los desplazados no tienen derecho a voto.

   "Él contó lo que quiso y yo me centré en mi competencia. Yo puedo tener mi opinión, muchas veces se dificulta el voto del exterior porque se presupone que votan diferente a los del interior; a lo mejor puede ser que eso también tenga que ver con que el Gobierno de Rajoy diga que ' cerramos los censos en el exterior por sorpresa, porque nos gustan los resultados de las últimas elecciones autonómicas", ha ironizado.

   La dirigente del Consell ha defendido que su obligación es recibir a los representantes diplomáticos, porque, de lo contrario, podría "generar un conflicto al Gobierno de España". "¿Qué podía hacer si no le interesaba lo que le decía, retorcerle el brazo?", ha bromeado.

   Ha citado en este sentido, un informe del Ministerio de Exteriores que señala que, pese a las diferencias políticas, hay que alentar el diálogo y ha subrayado que el 'expresident' del PP Alberto Fabra también se reunió en 2013 con el representante venezolano y le regaló unos gemelos, mientras que el actual Consell le obsequió con un libro sobre el patrimonio autóctono.

   Por su parte, el diputado popular José Juan Zaplana ha hecho notar que en 2013 la situación no era la actual porque "no estaba encarcelado el principal líder de la oposición", al tiempo que ha expresado su "tremenda decepción" por el hecho de que "una guerrillera en defensa de la libertades" como Mònica Oltra no planteara al embajador de Venezuela la situación de "vulneración de derechos en ese país".

"PRESIDENTA"

   En la misma línea, Zaplana --quien se ha confundido al referirse a Oltra como 'presidenta' y ha dicho entre risas que, da igual, porque ella es "la que manda"-- ha considerado que la consellera "debería sentirse utilizada" por la "operación de marketing" que intentó el Gobierno de Venezuela. "Yo no digo que no se reúna ni que genere conflicto, sino que le pido que sea crítica. No pierda ese chip, sea reivindicativa y no se suba al coche oficial". "O es que ya está en su papel, con perdón, de casta", ha inquirido el parlamentario 'popular'.

   Por su lado, el resto de formaciones han coincidido en describir como normal que el Ejecutivo autonómico reciba a un diplomático. Así, Concha Andrés, del PSPV, ha remarcado que "todos condenamos la vulneración de derechos fundamentales pero en la relación entre países se deben respetar de forma discreta las relaciones diplomáticas". Además, ha aludido al encuentro que en su día mantuvo Eduardo Zaplana con el representante internacional de las FARC, Raúl Reyes.

   Desde Ciudadanos, Alberto García ha opinado que es una cuestión de "cortesía" reunirse con un embajador aunque ha subrayado que a su grupo "no le gusta la democracia sui generis de Venezuela, donde se ataca la libertad de expresión y asociación y se da un régimen 'boliburgués' donde una parte controla las empresas mientras el pueblo sufre".

LEY MORDAZA

   Compromís y Podemos han coincidido en resaltar la contradicción del interés del PP en esta reunión con la aprobación en España de la 'Ley mordaza'. "Saludamos la honda preocupación del PP por los derechos humanos pero lamentamos que no se traduzcan políticas efectiva para defenderlos", ha reprochado Fabiola Meco, de Podemos. A esto, Mónica Álvaro, de Compromís, ha agregado que España vende material bélico a Venezuela. "Ese es el negocio triste que nos deja en herencia el señor Aznar".

   En respuesta a ello, José Juan Zaplana ha calificado como "cutre" defender argumentos remontándose a Aznar y le ha parecido "tremendo" que se compare "la que algunos grupos llaman Ley mordaza con la situación de Venezuela". "¿Qué habría pasado en Venezuela si se hubiera levantado una manifestación como la Primavera Valenciana o si un parlamentario desobedece al presidente de las Corts'", ha planteado.

   Finalmente, Oltra --que ha aseverado que sabe "muy bien" lo que ocurre por llevar camisetas reivindicativas en el parlamento valenciano-- le ha replicado que la Ley mordaza tiene "difícil encaje constitucional". Y ha rematado: "El problema no es subirse al coche oficial, sino apearse de la vida, que es lo que hicieron ustedes cuando estaban el gobierno. Yo ahora guerrilleo desde el gobierno y usted quiere en tres meses arreglemos lo que han hecho ustedes en 20 años de desastre. A lo mejor, es que ahora (el PP) se ha ido a la trinchera y se ha hecho antisistema".

Para leer más