El pesquero que rescató a migrantes en aguas de Libia regresa a Santa Pola entre aplausos por su labor humanitaria

Nuestra Madre Loreto, tras atracar en Santa Pola
EUROPA PRESS
Actualizado 21/12/2018 12:39:24 CET

ALICANTE, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Medio centenar de vecinos y amigos han dado este viernes la bienvenida entre aplausos y a ritmo de batucada a los 13 tripulantes del pesquero Nuestra Madre Loreto, que rescató a una docena de inmigrantes frente a la costa de Libia el pasado mes de noviembre, durante su entrada al Puerto de Santa Pola (Alicante).

El navío ha regresado poco antes de las 10.30 horas de este viernes al Puerto de Santa Pola tras completar su período de pesca en el Mediterráneo central donde le esperaban medio centenar de amigos y familiares para aplaudirles por su "labor humanitaria" al recatar el pasado noviembre a 12 inmigrantes cuando cayeron al mar acosados por una patrullera Libia ante la costa de ese país norteafricano.

Además, han acudido a la cita el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, y la alcaldesa de la localidad, Yolanda Seva.

A su llegada, el capitán de la embarcación, Pascual Durà, ha agradecido el recibimiento y ha reconocido que pensaba que habría "menos gente". Asimismo, ha subrayado que la tripulación del 'Nuestra Madre Loreto' no ha hecho "nada" para "merecer esto" y ha afirmado que solo han cumplido con "la obligación tanto moral como legal".

Preguntado sobre si ha estado pensando en el futuro de los náufragos, Durà ha confiado "en las autoridades" y en que estén "sanos y salvos". Así, ha relatado que la experiencia vivida es "una más" que se queda "en lo anímico" porque es "complicado". Ha detallado esos días como "complicados" porque los náufragos eran "personas de campo" que se ponían "muchas veces nerviosos" pero "podría haber sido peor por la situación que tenían y conforme huían de los libios y de dónde venían damos gracias de que se portaron bien".

"HAREMOS LO MISMO"

Durà ha indicado que se volverán a hacer a la mar en torno al 8 de enero y ha reconocido que "si vuelve a pasar, seremos responsables y haremos lo que tenemos que hacer, lo mismo".

Asimismo, ha considerado que los diez días que pasaron a bordo esperando una resolución ha sostenido: "Ha sido un poco tardío y un poco mal. No queremos excedernos en la valoración, no somos políticos, pero creo que ha sido desastroso; diez días innecesarios".

"Hay barcos de guerra, patrulleras y muchos barcos que pueden hacerse cargo, que tienen medios y recursos y de todo. No teníamos ni calzado para estas personas; descalzos con los pies mojados diez días; creo que ha sido tarde y mal, pero damos las gracias de que el Gobierno se ha puesto a trabajar un poquito y los hemos llevado a Malta", ha continuado y ha lamentado haberse sentido "desamparado un poco por las administraciones, no solo a nivel nacional sino a nivel europeo; esto es un problema de todos; no somos policías y no podemos hacernos cargo de estas cosas porque tenemos limitaciones; pero al final se ha trabajado y es lo que podemos agradecer".

Durà que ha insistido en rechazar las enhorabuenas recibidas porque "no se puede dar la enhorabuena a alguien que no ha hecho nada".

Cuestionado acerca de qué tenía pensado hacer estos días de descanso, ha explicado que tiene pensado un viaje a Ávila para después de Navidad, de donde es originaria su mujer. Además, ha dicho que la pesca ha sido "aceptable, ha estado bien". Pascual Durà ha aprovechado para dar el pésame a las familias de los pescadores gallegos fallecidos en dos hundimientos. "Ahora a descansar, llegar a casa siempre es algo muy bonito", ha zanjado.

11 DÍAS EN EL MAR

'Nuestra Madre Loreto' faenaba el pasado 22 de noviembre frente a la costa Libia en la campaña de la gamba y la quisquilla para las Navidades, cuando la patera en la que viajaban inmigrantes pidió "amparo" al barco alicantino al verse "acosada" por una patrullera Libia que les persiguió y logró llevarse a varios de sus ocupantes. El resto saltó al agua y trató de subir al pesquero.

A partir de ese momento, la tripulación dio cobijo a los náufragos y solicitó ayuda para desembarcarlos en un puerto seguro ante la escasez de agua y alimentos y ante la posibilidad de que los rescatados se amotinaran si se decidía dejarlos en Libia. Ante la tardanza en recibir una respuesta el barco inició viaje hacia Santa Pola, pero finalmente el pasado 2 de diciembre se logró que atracara en Malta, donde se atendió a los 11 rescatados, nueve adultos y dos menores.

RECONOCIMIENTO

Por todo ello, el Ayuntamiento de Santa Pola ha decidido reconocer la labor "humanitaria y solidaria" de los 13 marineros de la embarcación santapolera 'Nuestra Madre Loreto' y concederles la insignia de plata de la Villa. Santa Pola ha destacado la "impecable labor" que ha demostrado la tripulación y el "acto de humanitario" demostrado.

Asimismo, el consistorio solicitará al Consell que se conceda la Alta Distinción de la Generalitat a la tripulación de 'Nuestra Madre Loreto' y al Gobierno de España que se les conceda la Medalla al Mérito.

Contador