Plurilingüismo a debate: STEPV pide que el valenciano sea la lengua central y algunas asociaciones ven "imposición"

Comisión Educación y Cultura Corts Valencianes
INMA CABALLER/CORTS
Actualizado 08/01/2018 15:47:37 CET

VALÈNCIA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Sindicat de Treballadores i Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià (STEPV) han reclamado que el valenciano sea "la lengua central" del nuevo modelo educativo plurilingüe, mientras que diversos colectivos --como las agrupaciones de padres de alumnos Covapa y Concapa y la Asociación en defensa del Castellano-- han advertido del riego de "imposición" y de "inmersión lingüística".

Así se ha puesto de relieve en la Comisión de Educación y Cultura de las Corts Valencianes en la que sindicatos docentes, asociaciones de progenitores, alumnos y expertos universitarios han compartido sus aportaciones en el proceso de participación ciudadana de la proposición de ley por la que se regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano, presentada por los grupos Socialista, Compromís i Podemos-Podem.

El sindicato docente mayoritario, STEPV, ha presentado una treintena de enmiendas a la propuesta, empezando por un cambio de denominación al de Programa de Educación Plurilingüe Integrador. En este modelo, según ha detallado el portavoz de este sindicato, Vicent Mauri, el valenciano sería "la lengua central del modelo", ya que es la minorizada, y habría que derogar algunos artículos de la actual Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià (LUEV) para eliminar la "figura extemporánea" de la exención lingüística y acabar con la "discriminación" que supone para el alumnado de las zonas castellanoparlantes.

Igualmente, STEPV apuesta por que el porcentaje mínimo de contenidos curriculares vehiculados en valenciano sea del 50% y en las áreas de predominio valenciano el 90% de la Educación Infantil se imparta en esta lengua, ya que "es mejor aplazar la entrada de la dominante, el castellano". Entre sus ideas también está la de crear la figura del coordinador de plurilingüismo en todos los centros o que la acreditación de lenguas por parte del profesorado no esté en la ley sino en normativa inferior para que se pueda adaptar.

"Nuestra intervención no es política, sino pedagógica y técnica", ha dicho Mauri, que ha agregado que la aportación de STEPV es fruto de "un trabajo a pie de obra de profesores que han puesto en marcha programas óptimos en valenciano para que los alumnos dominen las lenguas oficiales".

La sesión la ha abierto el catedrático de Didáctica de las lenguas y formación del profesorado Joaquim Dolz, quien considera que en la propuesta hay un reparto equilibrado de las lenguas en el uso en función de las necesidades, ya que trata de garantizar el éxito escolar.
También ha valorado que deja un currículum abierto y "un margen importante de libertad" a los centros educativos.

EL "MEJOR MODELO" EN ESTE MOMENTO

Seguidamente, el doctor en Filologia Catalana Avel·lí Flors i Mas ha aseverado que esta proposición de ley establece "el mejor modelo" al que se puede aspirar en este momento teniendo en cuenta las circunstancias políticas, judiciales y la falta de consenso y territorial alrededor de esta cuestión.

Se ha mostrado partidario de que valenciano, la lengua minorizada, ocupe al menos el 50% de todos los programas y ha defendido que, desde el punto de vista sociolingüístico, "no está justificado el 25% de uso vehicular mínimo del castellano", que ha calificado como "peaje" que hay que pagar para evitar un posible recurso de inconstitucionalidad.

Muy crítico se ha mostrado la Confederación Valenciana de AMPA Covapa, cuyo responsable, Ramón López, ha explicado que este colectivo presenta una enmienda a la totalidad y solicita que, si no es aprobada por más de dos tercios del parlamento valenciano, la proposición retirada y se abra un nuevo proceso participativo para llegar a un consenso. Ha reivindicado el derecho de los padres a elegir la lengua vehicular en la que han de estudiar sus hijos y ha rechazado que se trate de imponer el valenciano. "Valenciano sí, castellà també", ha sentenciado este portavoz, que ha afirmado que "la inmersión lingüística es una forma de dictadura contra la liberad de elegir".

En una línea similar, la presidenta de Concapa en la Comunitat Valenciana, Julia María Llopis, ha argumentado que la futura ley pretende "imponer" el valenciano, ya que "esta proposición no habla de promover el castellano en las zonas valenacianohablantes ni da impulso al inglés". Frente a esto ha abogado por una Ley valenciana de Educación "en la que quepamos todos", que "respete la igualdad" y que se apruebe por al menos dos tercios de Les Corts.

"NO SE DEFIENDE EL PLURILINGÜISMO, SINO LA INMERSIÓN"

Desde la Asociación para la defensa del castellano en la Comunidad Valenciana, Eva Marí Tena ha hablado de "falta de libertad" y de "uso de los recursos del Estado democrático para fines que van contra los derechos de los ciudadanos". "En este texto --ha remarcado-- no se defiende el plurilingüismo, sino la inmersión en valenciano por lo que presentamos una enmienda a la totalidad y que se vuelva a negociar".

También ha intervenido el presidente de ANPE Comunitat Valenciana, Laureano Bárcena, que ha mostrado el "total desacuerdo" de esta entidad con la proposición de ley, que ve "intervencionista y con gran intrusismo profesional". Además, cree que "segrega al alumnado, puesto que, al ser un modelo único, no será posible atender a la diversidad". Y ha apostillado: "Los tiempos pedagógicos son más largos que los políticos, el consenso debe ser tarea irrenunciable de todas las partes implicadas y en este momento no existe".

Finalmente, el presidente de la Federació Valenciana d'Estudiants, Sergio Alonso Vila, ha reprochado que "la actual Conselleria descuida la participación del alumnado" y ha animado a debatir esta propuesta en el seno del Consejo Escolar. El representante estudiantil no ha presentado ninguna objeción a las configuraciones porcentuales que prevé la proposición pero sí ha comentado que la implantación debería ser "más progresiva en el tiempo" para permitir la formación del profesorado. Asimismo, ha animado a la administración a facilitar a estudiantes con falta de recursos experiencias en países anglófonos.

A la comisión parlamentaria han asistido --aunque no han intervenido-- representantes de FE CCOO PV y de CCOO PV que han entregado a los grupos parlamentarios su valoración sobre la proposición de ley. Para este sindicato, se trata de una propuesta que, si pasa a ser normativa, "traerá avances fundamentales en el modelo lingüístico vigente". No obstante, subraya que estos avances "solo serán efectivos si se invierte en la formación necesaria del personal educativo y en la concienciación de la comunidad educativa y si se logra la adecuación de la exigencia profesional a las competencias de las personas trabajadoras".