Publicado 14/06/2021 17:17CET

PP y Cs piden medidas y un cambio de estrategia para frenar el botellón y vandalismo en València tras el fin de semana

Catalá visita uno de los chiringuitos afectados
Catalá visita uno de los chiringuitos afectados - PP VALÈNCIA

   VALÈNCIA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los grupos municipales PP y Cs en el Ayuntamiento de València han pedido este lunes medidas y un cambio de estrategia para frenar el botellón y los actos de vandalismo como los registrados este fin de semana en la ciudad, el primero sin toque de queda nocturno.

   La portavoz del PP en el consistorio, María José Catalá, ha exigido a la Generalitat, Delegación de Gobierno y Ayuntamiento un "cambio de estrategia" porque "es evidente que el primer fin de semana sin toque de queda ha demostrado la falta de planificación, previsión y la falta de un plan serio para atajar el botellón".

   Catalá, que ha visitado la zona y los comercios de hostelería de la Malvarrosa que sufrieron el vandalismo durante el fin de semana, ha manifestado que "aquí debe implicarse a fondo la Policía Local, la Autonómica y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

   La portavoz del PP ha constatado la necesidad de ayudas para reparar los desperfectos y más vigilancia en la zona durante los fines de semana. "Es evidente que se deben reforzar la presencia policial en los puntos conflictos y más de cara a San Juan porque ni los vecinos ni los hosteleros o los empresarios de los chiringuitos de la Malvarrosa deben pagar la falta de presencia policial", ha incidido.

   Por eso, ha pedido que al equipo de gobierno del alcalde Joan Ribó que ayude a sufragar los desperfectos ocasionados "no sólo en los chiringuitos sino también en fincas que han sido dañadas por quema de contenedores como en la calle Jorge Juan, por poner un ejemplo".

   A su juicio, "no tiene sentido que la Generalitat ponga restricciones al ocio nocturno y no tengan un plan específico para impedir que centenares de persones hagan botellón" y ha recalcado que el Ayuntamiento de Valencia "lleva tres años sin ordenanza de civismo, ni plan contra el botellón y llevan ya gastado 90.000 euros en un cátedra que nadie conoce sus resultados".

   Por su parte, Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento ha criticado a Ribó por haber llegado al fin del estado de alarma y del toque de queda "sin la nueva ordenanza de civismo y convivencia y sin medidas preventivas para evitar el botellón".

   El concejal de Cs Narciso Estellés ha anunciado que presentará, en la próxima comisión de Protección Ciudadana, una moción urgente para exigir medidas para frenar el botellón y evitar el vandalismo, en coordinación con Delegación del Gobierno. También ha comentado que su grupo se reunirá con hosteleros y vecinos afectados por los actos vandálicos ocurridos este fin de semana en la ciudad.

   En esta línea, Estellés ha recordado que Ciudadanos presentó una moción en la Comisión de Protección Ciudadana del pasado mes de abril "para que el equipo de gobierno trabajara con la vista puesta en lo que podría pasar tras el fin del estado de alarma". El edil 'naranja' ha calificado de "lamentable" que "el primer fin de semana sin toque de queda, la ciudad haya estado salpicada de botellones e incluso se hayan producido actos vandálicos con daños en la hostelería".

MÁS EFECTIVOS

   En esta línea, ha exigido al concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, "aumentar los efectivos en las zonas conflictivas y costear los daños a los hosteleros". "Además de la zona marítima, también se identificaron botellones importantes, con quejas vecinales y de los hosteleros y propietarios de locales de ocio, en las plazas de Honduras y el Cedro, así como quema de contenedores en el centro de la ciudad", ha lamentado.

    Estellés ha detallado que la moción exige también poner en marcha campañas de formación, información y concienciación "sobre los riesgos del abuso del consumo de bebidas alcohólicas y sobre el perjuicio que crea la práctica del botellón por la situación de pandemia, por la propia situación de consumo de bebidas, por la componente de ausencia de legalidad del mismo y por el perjuicio que se origina a las personas y negocios que tienen una actividad legal de venta de bebidas en locales y terrazas".

Para leer más