El PP no ve lógico liberalizar la AP-7 y establecer pagos por circular por la A-3, la V-30 o el 'by-pass'

Actualizado 14/08/2019 15:03:43 CET
Imagen aérea de la AP7
Imagen aérea de la AP7STC-ARCHIVO

VALÈNCIA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del PP en Les Corts, Miguel Barrachina, ha defendido este miércoles que "no tendría ningún sentido liberalizar la AP-7 y, al mismo tiempo, establecer pagos por circular por autovías como la A-3, la V-30, o el 'by-pass'", tras el término de la concesión de la autopista a finales de 2019.

Hasta entonces, se ha preguntado "qué piensa (Ximo) Puig --'president' de la Generalitat y líder del PSPV-- sobre las contradicciones de (José Luis) Ábalos --ministro de Fomento en funciones y 'número tres' del PSOE-- sobre la AP-7, con el anuncio de hacer pagar en las autovías de la Comunitat Valenciana".

El 'popular' ha advertido así de "los graves perjuicios que tendría para los intereses de los valencianos", para destacar "los ataques, sainete incluido, de sus socios de gobierno", en referencia a la crítica que realizó este martes Compromís en redes sociales. "Lamentamos que el presidente de los valencianos esté de vacaciones permanentes y sea incapaz de plantarse y defender los intereses de los valencianos, en estos también", ha recalcado.

En esta línea, ha tachado en un comunicado de "irresponsable" el Gobierno socialista de Pedro Sánchez por "lanzar estos anuncios amenazadores para los usuarios y con una repercusión directa sobre sectores fundamentales de nuestra economía".

Ha lamentado que estas "dudas" sobre la liberalización de la Autopista del Mediterráneo "provocan inseguridad en todo el sector turístico, transportista, económico y también ciudadano, que ve como cabe la posibilidad de que, tras 40 años de pago, pueda seguir prorrogándose el pago en una autopista que ya está amortizada".

Para Barrachina, "la igualdad de trato supone que la AP-7 debe ser gratuita ya que es una autovía amortizada". "Debe serlo como lo fue la autopista entre Burgos-Álava, también la Sevilla-Cádiz y otras cinco a nivel nacional ya amortizadas", ha defendido.

"Desde el Ministerio de Fomento no se puede decir una cosa y la contraria. Hay que ser más serios y rigurosos", ha reivindicado, pues cree que "no se puede afirmar un día que acaban con los peajes, al siguiente señalar que estudian cómo se aplicará ese cobro antes del final de la legislatura y ahora hablar sobre la conveniencia de extender los peajes de las autopistas a las autovías: Todas estas contradicciones evidencian que no tienen criterio y no saben gestionar".

Por todo ello, ha insistido en que "no es posible el derroche socialista en todas las administraciones y su queja constante del rigor presupuestario del PP con los techos de gasto establecidos y a la vez digan que hay poner tasas turísticas, peajes sobre autovías y más impuestos a los ciudadanos".

"Es incompatible quejarse de que no te dejan gastar y subir tasas para poder gastar mucho más. Toca que la administración esté con el cinturón apretado y no obligar a los vecinos a apretárselo ellos mientras multiplican asesores, gastos y chiringuitos".

SE EMPIEZA A PAGAR EN VINARÒS

La AP-7, ha recordado el 'popular', "ya es gratuita para los vecinos de Tarragona por decisión de un gobierno socialista, y el usuario empieza a pagar con la entrada en la Comunitat Valenciana por Vinaròs (Castellón)".

Ha hecho hincapié así en que "este agravio debe finalizar, no se puede prorrogar mucho más tiempo y se debe liberalizar a partir de enero", ya que considera que "establecer un nuevo peaje sobre autopistas amortizadas o sobre las autovías ahora gratuitas sería un agravio comparativo que nadie entendería" .

Por parte del PP, ha garantizado que "no va a respaldar ninguna actuación para volver a hacer pagar una autovía ya amortizada: No caben más prórrogas ni imposición de peajes nuevos. Es el gobierno del PP de Mariano Rajoy quien fijó el término de finalización de la prórroga y la gratuidad es, a estas alturas, un camino de no retorno".

Contador

Para leer más