Actualizado 28/04/2018 11:54 CET

El PPCV cree que el PSPV reconoce que "fue dopado a las elecciones" pero está "en fase de salvar al soldado Orengo"

Rubén Ibáñez atiende a los medios
PPCV

VALÈNCIA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Rubén Ibáñez, ha asegurado este sábado que "el PSPV ha reconocido que fue dopado a las elecciones" de 2007, de las que se investiga judicialmente la presunta financiación ilegal, pero "no asume responsabilidades políticas" porque "el PSPV está en fase de salvar al soldado (José Manuel) Orengo --asesor de Presidencia de la Generalitat--.

El 'popular' ha afirmado en un comunicado que los socialistas "temen que Orengo tire de la manta y, para protegerle, no dudan en iniciar una campaña de 'sálvese quien pueda' e implicar y pasarle la pelota a la exministra y vicesecretaria de Zapatero, Leire Pajín", en referencia a las dos donaciones que ha detectado la investigación del PSPV por empresas locales de Benidorm (Alicante) para la campaña de los comicios de hace 11 años.

El informe sobre la financiación de los socialistas, presentado este pasado viernes, no ve irregularidades ni "responsabilidades personales" en la contabilidad de las elecciones autonómicas de 2007 y en la de la formación en los ejercicios 2006, 2007 y 2008. Concluye que el PSPV ha abonado los servicios prestados a la empresa de comunicación Crespo Gomar, que aparece en la investigación judicial en curso sobre la presunta financiación irregular.

Al respecto, el vicesecretario del PPCV ha calificado de "muy grave" que el PSPV "reconozca abiertamente que no tiene las facturas de actos contratados entre 2007 y 2008 por valor de más de 400.000 euros". Según él, los socialistas han reconocido que constan cuatro apuntes contables a Crespo Gomar "sin que obren soporte documental o factura alguna". "Ayer el PSPV montó un paripé para salir al paso y cubrir expediente", ha aseverado.

De esta forma, Ibáñez cree que el partido "está reconociendo que la contabilidad es turbia y que fueron dopados a las elecciones, pero sin asumir responsabilidades políticas". "Reconoce que se hicieron esos actos, reconocen que los realizó Crespo Gomar, reconoce que existen apuntes contables y donaciones irregulares, pero descartan entregar las facturas", ha ilustrado, para advertir que "algo no cuadra".

"PUIG SABE MUCHO Y LO CALLA TODO"

Mientras tanto, ha denunciado que el 'president' y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, "huye de Les Corts y prefiere venir a contar cuentos chinos sobre sus viajes a China y Japón antes que dar la cara y enseñar las cuentas sobre la presunta financiación irregular del PSPV". Y ha sentenciado: "Puig sabe mucho y lo calla todo".

El dirigente del PPCV ha subrayado sobre esta cuestión que "los Puig y (Mónica) Oltra --vicepresidenta del Consell y coportavoz de Compromís-- de hoy son los mismos que iban en las listas electorales de las campañas que ahora se investigan", puesto que el proceso también estudia la campaña del Bloc --formación mayoritaria de la coalición-- en las mismas elecciones.

Ha tildado de "escandaloso" que "se haya destapado que PSPV y Compromís se pudieron financiar ilegalmente, mientras Puig y Oltra callan a pesar de que iban en esas listas electorales". "Los valencianos tienen un Consell bajo sospecha en el que su presidente y su vicepresidenta guardan un silencio cómplice", ha insistido.

Y es que, para Ibáñez, es "demasiada casualidad" y "bastante sospechoso" que "el PSPV se haya deshecho de las facturas de la misma campaña que utilizó para iniciar una batalla judicial contra el PP". A su juicio, "esconden demasiado"

Por todo ello, ha anunciado que el PP solicitará que sean tenidas en cuenta estas declaraciones del portavoz del PSPV --Manolo Mata--, en las que "confirmaba que no tenía constancia de soporte documental de actos por más de 400.000 euros y en las que se reconoció donaciones irregulares".

El también portavoz de Economía de Les Corts ha recordado que su grupo parlamentario ya solicitó el pasado viernes la comparecencia urgente de Puig y la de la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, pero ha criticado que "han traicionado a la cámara y a los valencianos que les votaron al dar la callada por respuesta".

Para leer más