El PPCV propone una comisión en Corts que estudie la sanidad valenciana y una ley de tiempos máximos de listas de espera

Publicado 04/12/2019 14:51:34CET
Bonig se reúne con representantes del Colegio de Enfermería y el Colegio de Médicos
Bonig se reúne con representantes del Colegio de Enfermería y el Colegio de Médicos - PP

VALÈNCIA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PPCV y portavoz en Les Corts, Isabel Bonig, ha propuesto una comisión de estudio sobre la situación sanitaria en la Comunitat Valenciana y sus posibles soluciones "ante la incapacidad del Botànic", así como una ley autonómica de tiempos máximos para las listas de espera sanitarias.

"Para solucionar el desastre en sanidad hace falta más dinero y mejor gestión", ha dicho Bonig, que ha iniciado una ronda de contactos con el sector sanitario reuniéndose este miércoles con el Colegio de Enfermería y el Colegio de Médicos.

El PP ha activado su comisión de sanidad para poner en marcha diversas iniciativas ante la actual emergencia sanitaria como destinar más dinero para el plan de choque para las listas de espera, crear una comisión de estudio en Les Corts sobre la situación sanitaria en la Comunitat y, en tercer lugar, aprobar una ley autonómica de tiempos máximos en las listas de espera.

Bonig ha indicado que "la sanidad pública valenciana está en situación preocupante con un gobierno totalmente desaparecido y sin gestión". "Estamos ante una legislatura acabada y agotada. Con los problemas que tiene España y la Comunitat Valenciana aquí está todo el mundo escondido, nadie comparece, nadie da la cara ni gestiona", ha agregado.

A su juicio, "una de las áreas donde más se nota la falta de proyecto es en sanidad, que es un auténtico desastre pese a los grandes profesionales con que cuenta, con la consellera Barceló intentando achicar agua como puede". "Hay un cabreo generalizado en esta área y si hoy no hay más respuesta es porque los principales sindicatos de clase, salvo algunas excepciones que salen por falta de personal y gestión, están al servicio del Botànic", ha incidido.

Para Isabel Bonig, "los datos son preocupantes" ya que, según ha explicado, la sanidad pública valenciana "está diez puntos por debajo de la media nacional en valoración, la principal preocupación para nueve de cada diez valencianos es la situación de la sanidad, las listas de espera en solo un año, se han incrementado en un 10% y hay 5.000 valencianos más que hace un año para una intervención quirúrgica que tardan como media 133 días".

"Hay descontrol con hacinamiento, falta de personal, sin resolver el transporte sanitario de atención y urgencias, falta de especialistas, de inversión, de equipamiento y ahora anuncian que van a crear un plan de choque de 14 millones contra las listas de espera. Esto es una risa porque, mientras, engordan asesores y enchufados, pasando de cuatro a doce asesores para la consellera de Sanidad que suponen un gasto de 325.621 euros más", ha insistido la dirigente 'popular'.

Así, ha señalado que su grupo ha presentado enmiendas para que ese dinero de los ocho asesores más "vaya destinado a la contratación de una administrativa y nueve pediatras, que es una de las especialidades en primaria donde más falta hace".

El PP propone, en primer lugar, aumentar el dinero para el plan de choque en las listas de espera de 14 a 30 millones de euros: "Que se lo quiten a los viajes del presidente, organismos varios o publicidad institucional y lo dedican a la sanidad. Las listas de espera se están agravando porque no hay gestión. El equipo de sanidad no es capaz de resolver este problema".

En segundo lugar, plantea una comisión de estudio en Les Corts sobre la situación sanitaria en la Comunitat y sus posibles soluciones: "Así en 2020 podremos tener una radiografía completa de la situación sanitaria, cuáles son sus verdaderos problemas, las causas de esas listas de espera y cómo resolverlas para no ir de parche en parche, sin gestión y con ximoanuncios que nunca se cumplen".

En ella deberían comparecer "los verdaderos afectados, los médicos, los pacientes, los sindicatos, los usuarios, los directivos" para saber "qué está pasando y proponer soluciones reales".

Por último, apuesta por aprobar una ley autonómica de tiempos máximos, establecer tiempos máximos para la espera tanto quirúrgica como en especialidades y primaria. Transcurridos esos plazos, los ciudadanos podrían elegir libremente entre ser atendidos en un hospital público o en cualquiera de los concertados previamente.

Contador