Puig defiende la gestión ante el "lanzallamas" del incendio de Llutxent y pide distinguirla de reclamaciones laborales

Incendio de Llutxent
ÀLEX OLTRA/AJUNTAMENT DE GANDIA
Publicado 14/08/2018 13:52:41CET

ALICANTE, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido este martes la gestión en la coordinación de los efectivos que han intervenido en la extinción del incendio declarado en Llutxent, un fuego que ha llegado a calificar de "lanzallamas enorme", y ha pedido distinguir esa gestión de la reclamación de los derechos laborales de los bomberos.

Así lo ha indicado en una visita a Monóvar (Alicante), al ser preguntado por las críticas de representantes de sindicatos de bomberos valencianos que han exigido la dimisión del director de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, y han denunciado el "desastre" y "caos" en la gestión del incendio, con "más coordinadores que trabajadores", y han pedido la unificación de los distintos cuerpos.

Frente a estas críticas, Puig ha defendido la "extraordinariamente positiva" respuesta al incendio por parte de todos los cuerpos y personas que intervinieron, en un trabajo "bien planificado" con el que se consiguió que no hubiera ninguna desgracia personal, que fue el objetivo fundamental.

"En ese incendio hubiera podido ver muchas desgracias personales, solo hace falta ver como quedaron las casas y hubo momentos de 60 kilómetros de fuego por hora, una velocidad enorme, era un lanzallamas enorme", ha hecho notar el 'president' sobre un incendio que obligó a evacuar a más de 3.000 personas y afectó a más de 3.200 hectáreas de siete términos municipales.

Al respecto, ha insistido en que hubo una respuesta de coordinación "muy positiva", ha negado que existiera algún problema de este tipo, aunque intervinieron varios cuerpos "que actúan cada uno según su perspectiva", como la UME o bomberos forestales, que actuaron "cada uno haciendo su trabajo y lo han hecho bien".

A parte de esto, ha reconocido que existe un problema laboral con los bomberos forestales, en el que la Generalitat "ha tenido una posición desde el principio favorable al acuerdo" y ha subrayado que, de hecho, "estábamos dispuestos desde la perspectiva del presupuesto de la Generalitat a intervenir".

"Hemos estado estos días haciendo distintos contactos con el Ministerio de Hacienda y Agricultura y Presidencia del Gobierno porque queremos desbloquear esta cuestión, que depende del Gobierno porque hay una parte de los forestales que están contratados con Tragsa, empresa pública del Estado", ha explicado.

Por ello, existe un "problema de carácter burocrático, que hay que ver como se da respuesta" y sobre el que afirma que se está "en vía de solución". Al respecto, ha indicado que esos efectivos "a medio plazo se integrarán en la Agencia de Respuesta a las Emergencias" de la Generalitat.

En todo caso, ha pedido "distinguir los derechos de los trabajadores, que entiendo y evidentemente deben defender su mejora de condiciones de trabajo y salarial, y otra cosa es la dirección de la lucha contra los incendios, que se está haciendo de manera profesional, de calidad y con ejercicio de la responsabilidad enorme".