Puig garantiza que será "inflexible" en la defensa del trasvase Tajo-Segura pero "sin generar guerras del agua absurdas"

Trasvase Tajo-Segura, archivo
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 26/11/2018 13:17:05CET

VALÈNCIA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha reivindicado este lunes el trasvase Tajo-Segura como un sistema "absolutamente imprescindible e irrenunciable" que defenderá "en todo momento y en toda condición" pero ha querido dejar claro que "sin generar guerras del agua absurdas que no nos han llevado a nada, que han sido ridículas y que han sido simplemente una bandera electoral del PP".

Puig se ha pronunciado en estos términos tras reunirse con dirigentes de la CEV, las Cámaras de Comercio, UGT-PV y CCOO-PV para analizar el acuerdo sobre el Brexit, al ser preguntado por el acto en el que participará esta tarde junto a los regantes en Torrevieja (Alicante) en defensa del sistema Tajo-Segura.

Antes, Puig realizará una visita institucional a la desalinizadora de Torrevieja, que en estos momentos funciona a un rendimiento más bajo del que puede tener, por lo que pedirá que se canalice el agua que pueda salir de ella para incorporarla también al sistema Tajo-Segura. "Es evidente y fundamental que tenemos que conseguir agua para siempre", ha remarcado.

El sistema Tajo-Segura es "absolutamente imprescindible" e "irrenunciable" para "garantizar agua para todos los regantes y para todos los ciudadanos de la Vega Baja, de Alicante, y también de Murcia" y "lo vamos a defender en todo momento y en toda condición", ha aseverado.

Además, "hay que cumplir la legalidad vigente", ha subrayado, por lo que espera que "el trasvase de diciembre sea lo suficientemente caudaloso para dar cobertura a esa legalidad".

Eso sí, ha puntualizado que reivindicará el trasvase "sin generar guerras del agua absurdas que no nos han llevado a nada, que han sido ridículas y que han sido simplemente una bandera electoral del PP que ha sido nefasta y que ha confrontado territorios pero no ha dado ningún tipo de solución".

Según Puig, "nosotros no queremos confrontación territorial ni queremos ninguna guerra del agua, ahora bien, vamos a ser absolutamente inflexibles en la defensa del interés de los regantes porque tienen razón, y también de los ciudadanos de estas comarcas, que son fundamentales para la industria agroalimentaria valenciana", ha concluido.