Puig no "sataniza" a ningún partido para llegar a "un gran acuerdo" salvo al PP por "higiene" democrática

Publicado 12/05/2015 10:43:16CET
EUROPA PRESS

VALENCIA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSPV a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, ha mantenido este martes que los socialistas valencianos "no satanizan a nadie" para llegar a "un gran acuerdo" que saque a la Comunitat Valenciana de la situación de Emergencia en que se encuentra salvo al PP, que es "un aliado imposible" porque es "necesaria una alternancia higiénica".

Puig, en una entrevista a la cadena Ser recogida por Europa Press, ha señalado al respecto que "no hay varitas mágicas" para salir de la crisis sino que se requiere de "un gran acuerdo de Comunitat" porque "esta situación no la puede salvar un sólo partido".

En ese sentido, ha apostado por "hablar con todo el mundo" sin descartar a nadie, incluido "por supuesto" Podemos, Ciudadanos y Compromís, para llegar a este acuerdo "progresista" que "pase página y que envíe al PP a la oposición". "Se trata de hablar de política, no satanizo a ningún partido, aunque otros sí lo hagan, y debemos poner un programa encima de la mesa", ha defendido.

Al respecto, ha recalcado que el PSPV "no es un gobierno de partido, somos un partido de gobierno" y por ello ha recalcado que aspira a ser "la primera fuerza". "Lucharé hasta el final no para ser el segundo sino el primero", ha recalcado.

Puig ha apuntado que la situación de la Comunitat es "lamentable" con un paro un 25% superior a la media, un 31% de la población al borde la exclusión y un 37% fracaso escolar y la deuda más grande, así como por "una desmoralización absoluta por la corrupción sistemática del PP".

Sin embargo, ha apuntado que "no hay varitas mágicas" para salir de esta situación, por lo que ha señalado a "algunos de los partidos que ahora aparecen con una cierta fuerza que no se trata de seguir engañando a los ciudadanos como ha hecho el PP hasta ahora", sino que "se trata de denunciar pero sobre todo de aportar soluciones realistas a problemas que son muy reales". Para ello, se requiere "un gran acuerdo de comunidad" porque "esta solución no la puede salvar un solo partido, y hay que hacer además un acuerdo social".

Puig ha admitido que los socialistas valencianos han cometido "errores", aunque ha matizado que en "lo fundamental" ha seguido "la línea correcta". De hecho, ha apuntado que el PSPV se ha "arruinado" como partido por "denunciar la corrupción" o, por ejemplo, se opusieron a una "política partidaria" que ha acabado con la desmantelamiento de las cajas. "Hicimos pero no lo suficiente", ha apuntado.

REFORMA DEL MODELO

El candidato socialista ha apostado para salir de esta crisis por una "reforma" más que por "un cambio" del modelo productivo para "hacer mejor lo que sabemos hacer bien" apostado por la industria agroalimentaria, una agricultura competitiva, y una reindustralización, así como por "una construcción y turismo de excelencia".

Asimismo, ha señalado que no prorrogarán la concesión del Hospital de Alzira, pero ha apuntado que lo primero que harán será "evaluar lo que ha pasado" porque "el peor de los diagnósticos es que no es público porque no hay transparencia".

Por contra, ha apuntado que sí que mantendrán los conciertos educativos aunque vigilarán "a rajatabla" que no segreguen a los alumnos por sexo ni los discriminen por "origen social". Del mismo modo, ha apostado por un modelo de financiación que garantice que "todos los ciudadanos vivan donde vivan tengan todos los servicios públicos" y para ello ha defendido un Estado federal.

Puig ha afirmado además que el 9 d'Octubre --Día de la Comunitat-- volverá RTVV, negociada con todos los ámbitos, y que sea "sostenible y no despilfarradora como la anterior donde tanta gente robó". Así, ha recalcado que es "fundamental" que se reabra porque tenemos "una lengua y cultura propia" y "somos 5 millones de habitantes".

ANDALUCÍA

Por último, preguntada por el proceso de investidura de Susana Díaz, ha replicado que "la novedad pasa rápido" y que los partidos deben "asumir su responsabilidad" de modo que o "hay mayorías alternativas o deben propiciar que gobiernen quienes tengan la mayoría". "No deben obstaculizar un Gobierno cuando no hay mayorías alternativas", ha apostillado.

Para leer más