Ramón Ferrer, nuevo presidente de la AVL: "Ha ganado el consenso totalmente"

La Junta Directiva De La AVL Con El Presidente, Ramon Ferrer, En El Centro
EUROPA PRESS
Actualizado 18/11/2011 16:13:54 CET

Cree que "el gran reto" de la entidad es transmitir a la sociedad la colaboración entre los miembros para cambiar "la percepción" de fuera

VALENCIA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Historia Medieval Ramón Ferrer se ha convertido en el nuevo presidente de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) al imponerse en la votación al filólogo Manuel Pérez Saldanya, que también optaba al cargo. Tras conocerse el resultado, Ferrer ha asegurado que "ha ganado el consenso totalmente" y ha subrayado que "no hay absolutamente ninguna diferencia" entre ambos candidatos.

En el pleno de votación celebrado este viernes en la sede del ente normativo del valenciano en el Monasterio de San Miguel de los Reyes, Ferrer ha logrado 12 votos a favor frente a los cinco conseguidos por Pérez Saldanya, mientras que otros tres han sido en blanco. El relevo al frente de la AVL se produce después de que la anterior presidenta, Ascensió Figueres, presentara su dimisión para poder concurrir por las listas del PP al Congreso por Castellón en las próximas elecciones generales.

Durante la sesión también se ha decidido que la vicepresidencia de la entidad recaiga en Josep Palomero --que ha recabado 11 votos frente a los 8 del otro candidato, Antoni Ferrando, y uno en blanco; y que la secretaría continúe en manos de Verònica Cantó, el miembro que más consenso ha suscitado al conseguir 14 votos favorables, uno en blanco y cinco para Àngel Calpe, que también se presentaba al puesto.

Además, Emili Casanova y Josep Lluís Doménech han resultado elegidos vocales, con 12 y 11 votos, respectivamente, en detrimento de Albert Hauf, que ha recibido 8. También se han registrado nueve sufragios en blanco, ya que, aunque los académicos podían votar a dos personas algunos han decidido decantarse únicamente por un candidato.

Se da la circunstancia de que el resultado final de la votación --con Ferrer a la cabeza, Palomero como vicepresidente y Cantó como secretaría-- coincide con la candidatura unitaria que, en un principio, estaba previsto presentar, algo que, finalmente, no fue posible al decidir el catedrático Pérez Saldanya postularse también a la presidencia tras una reunión informal mantenida por los académicos.

No obstante, Ramon Ferrer, que ha comparecido una vez finalizado el pleno ante los medios junto al resto de miembros electos, ha recalcado que el proceso "no podía ser de otra manera, porque hubiera salido el candidato que fuera, uno y otro hablábamos de las mismas personas". Incluso, ha apuntado que el propio Pérez Saldanya ha dicho en el pleno que, en caso de ser elegido, Ferrer sería vicepresidente.

APLAUSOS Y ABRAZOS

"En diez años de trabajo nos hemos reunido 111 veces en pleno y 440 en las sesiones y las cosas mas importantes han salido por unanimidad, así que juzguen ustedes las diferencias", ha instado el presidente, que ha agregado que la prueba de este buen clima son "los aplausos de todos los integrantes de la AVL y los abrazos entre los dos aspirantes", que tenían "la ilusión de aportar a una cosa tan bonita como es la Acadèmia".

No obstante, el máximo responsable del organismo ha reconocido que fuera de la AVL hay "una percepción que no se ajusta a la realidad". "Desgraciadamente --ha proseguido-- el gran reto que tenemos es que todavía no hemos sabido transmitir a la sociedad valenciana esa colaboración que tenemos entre nosotros; cuando lo consigamos, la percepción de los valencianos será completamente diferente", ha dicho.

Por otra parte, y preguntado por si cree que su procedencia de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV) puede afectar de algún modo, ha comentado que a lo largo de una década "cada uno ha demostrado lo que hace". "Aquí tenemos un ideario y unas personas que lo sirven, no hay más diferencias", ha insistido.

RELACIÓN "PRODUCTIVA" CON EL IEC

En este punto, ha subrayado su intención de mantener un contacto cordial con el resto de instituciones normativas y se ha referido en concreto al Institut d'Estudis Catalans (IEC) para decir que ha hablado "personalmente con su presidente y algún elemento importante y que la voluntad, por una parte y por otra, es que las relaciones sean cada vez más fluidas y productivas".

En cuanto al resto de entidades valencianas, ha recordado que el próximo día 22 se celebra un acto en homenaje a Teodor Llorente en el que colabora Lo Rat Penat. "Hay una relación, como no puede ser de otra manera entre hermanos que tenemos que conseguir una normativa y, a partir de ahí, elementos fructíferos", ha apostillado.

Ferrer también ha comentado que, con la Generalitat, la AVL mantendrá, "desde su independencia como academia, una colaboración en todo lo que mejore la política lingüística". En este punto, sobre el plan de plurilingüismo que plantea el Consell, ha señalado que él mismo ha conversado con el conseller de Educación, José Císcar, y que la AVL "iniciará toda la colaboración pensando en que la modificación que se pueda hacer esté siempre a favor de las líneas en valenciano".

El profesor --que ha garantizado que no tendrá "una actuación presidencialista porque todo se hará según la voluntad de totalidad de los académicos"-- ha expresado su deseo de que la AVL sea "una especie de ligazón que pueda unir todas las actividades de los valencianos para llevar a un conocimiento y uso más profundo" de la lengua, así como de "profesionalizar" la labor de la Acadèmia para que "el valenciano sea cada día mejor y llegue a más gente".

Por su parte, Verònica Canto, como candidata con más respaldo, ha querido agradecer el apoyo de sus compañeros --entre los que no se puede hablar de "sectores", ha precisado-- y ha dicho que la confianza depositada en ella supone un "halago" pero también un "aumento de responsabilidad".

CURRÍCULUM

Nacido en 1946 en Villarreal (Castellón), Ramon Ferrer se licenció en Geografía y Historia por la Universitat de València en el año 1970 con Premio Extraordinario. Fue titular del Instituto de Cooperación Iberoamericana en Madrid durante los años 1989 a 1992 y académico de número de la Real Academia de Cultura Valenciana desde 1984, según figura en el currículum que facilita la web de la AVL.

También ha participado como ponente en varios congresos, nacionales e internacionales y es autor de varias monografías sobre fuentes, comercio medieval valenciano, repoblación, instituciones, minorías y toponimia. Entre sus trabajos figuran 'El Llibre del Repartiment del Regne Valencià'; 'Coses vedades en 1393'; 'L'exportació valenciana en el segle XIV'; 'Conquista i repoblació del Regne València'; 'Documents i dades per a un estudi toponímic de la regió valenciana'; 'La València de Lluis Vives'; 'Ausiàs March i la seua època'.