Sala Russafa estrena la versión extendida de 'Shhhh!', una visión de la lucha contra el cáncer desde el humor

Cultura.- Estreno de la versión extendida de Shhhh!, una visión de la lucha contra el cáncer desde el humor,
SALA RUSSAFA
Publicado 30/04/2019 11:33:16CET

VALÈNCIA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sala Russafa de València estrenará, del 3 al 5 de mayo, como colofón del Cicle de Companyies Valencianes, la versión extendida de 'Shhhh!', una pieza escrita y dirigida por Marian Villaescusa en la que, en clave de comedia, se refleja la vivencia personal del cáncer de la autora desde "la cercanía, el humor y la cotidianidad, apostando por la vida".

El montaje ganó el premio SGAE-Russafa Escènica en la pasada edición del festival y el galardón le ha permitido ampliar la obra original de 30 minutos a una hora de duración, con la supervisión y consejo del dramaturgo Chema Cardeña, explica el espacio cultural a través de un comunicado.

La autora y directora de esta comedia ha volcado su experiencia personal en la que es su primera obra dramática, El título, 'Shhhh!', hace referencia al mutismo que suele acompañar al cáncer. "Aunque también al que necesita cualquier persona para escucharse y entender lo que está pasando a su cuerpo, a su alma, a su mente", señala la dramaturga.

Villaescusa reivindica esa calma desde la que conectar con uno mismo, necesaria para poder hacer frente a la enfermedad, pero también a la vida. "Porque la sociedad de hoy en día nos ofrece demasiadas distracciones, demasiados ruidos. A veces hasta los provocamos nosotros mismos. Y de ahí nace esta obra, de la necesidad de silencio", añade la artista.

Y, en la intimidad de ese silencio, brota la risa. "Yo creo que es posible reírse de un cáncer porque nos podemos reír de todo en la vida, si se hace con buen gusto. Nadie puede sentirse ofendido por cómo cuente yo mi propia vida, mi propia experiencia. Últimamente hay un debate muy grande sobre los límites del humor, pero a mí no me ha afectado porque esta obra está hecha de manera sencilla y natural. Para mí fue una grata sorpresa descubrir que había hecho una comedia. Y todavía más ver que la gente lloraba y reía a la vez. Es lo que pasa cuando se hace humor con algo que parecía intocable", comenta.

Acompañada en escena por Albert Martínez, quien interpreta el papel de Tu(a)morcito, la pieza retrata con frescura, desenfado y cotidianidad la dolencia que atravesó su autora. Pero ahí no acaba la historia. Gracias a la aportación económica, con los que estaba dotado el premio recibido por la obra y al asesoramiento del dramaturgo Chema Cardeña, Villaescusa estrena una versión extendida de 'Shhhh!' en la que cuenta qué ocurre una vez superada la enfermedad.

"Volver al mundo 'normal', a la vida a la que tenía antes de todo esto, ha sido un shock. Tenía que regresar a mi horario de trabajo, ver y hablar con mucha gente pero ya no era la misma y era difícil aunar a esas dos personas. Cuando uno está enfermo solamente hay un frente abierto: sanar. Pero cuando ya estás sano, la cosa se complica porque aparece el miedo a la recaída", afirma la dramaturga de esta pieza que mantiene el tono optimista, que se presenta como un grito a la vida, capaz de llamar y aliviar tanto a quienes han vivido el cáncer en primera persona como a quienes lo han hecho a través de familiares o amigos.

El ARTE DE CONOCERTE

La oferta escénica de Sala Russafa se completa esta semana con una nueva sesión el 4 de mayo de 'El arte de conocerte'. El productor teatral y terapeuta, Óscar Cortés, con el apoyo del doctor en Psicología y exprofesor de la Universitat de València Manuel Ramos, está detrás de esta experiencia atípica y rompedora, que busca desvelar aspectos desconocidos de la personalidad y en la que la que se puede participar como intérprete o como espectador, previa inscripción en la web de Sala Russafa.

Combinando técnicas de la improvisación teatral con las de la escuela de la Psicología Gestalt, se van planteando durante la sesión una serie de situaciones que los actores sólo conocen una vez han subido a las tablas y han de resolverlas.

"Una oportunidad para el público y los intérpretes de explorar el subconsciente, descubriendo prejuicios, miedos, fortalezas y debilidades en una sesión que fusiona las herramientas de las artes escénicas y del autoconocimiento", concluyen.

Contador

Para leer más