El Senado aprueba la reforma del Estatuto valenciano con la abstención de Cs

Pleno del Senado
SENADO DE ESPAÑA
Actualizado 20/02/2019 19:04:46 CET

Recoge que las inversiones del Estado en la región deberán ser equivalentes a su peso demográfico

   MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles la reforma del Estatuto de la Comunitat Valenciana, que incluye que las inversiones del Estado en esta comunidad deberán ser equivalentes al peso demográfico de la región, con el voto a favor de todos los grupos parlamentarios a excepción de Ciudadanos, que se ha abstenido en la votación.

El resto de grupos que han participado en el debate previo a su aprobación se han felicitado del consenso con el que ha llegado a la Cámara Alta la reforma. De hecho, el texto ha llegado al Senado con un amplísimo consenso del Congreso, donde todo los grupos lo apoyaron salvo Ciudadanos, que se abstuvo. La formación, sin embargo, no ha llevado a la Cámara sus reticencias.

La iniciativa supone la incorporación al Estatuto Valenciano de lo que en su día se llamó 'cláusula Camps', por el nombre del presidente de la Generalitat Valenciana que la impulsó, Francisco Camps. Se trata de una nueva disposición adicional para que las inversiones del Estado en esta comunidad sean equivalentes al peso demográfico de la región.

CIUDADANOS CREE QUE ES UN ENGAÑO

A pesar de la casi total unanimidad en subrayar la importancia de la norma, la voz discordante la ha puesto el senador de Ciudadanos Luis Crisol quien ha calificado la reforma de declaración de intenciones que será "un engaño más para los valencianos". A su juicio, este tipo de disposiciones "no vinculan al Estado", por lo que opinan que es una "estratagema" que busca réditos electorales y no traerá "ni un euro a los valencianos".

Para el senador del PP y expresidente valenciano Alberto Fabra, es una norma de la que se debe destacar que ve la luz con consenso y ha reivindicado la figura del expresidente Francisco Camps, que fue quien "fijó la disposición adicional" y fue el que "ha permitido llegar a esta reforma". "Es el momento de reconocer su acierto, valentía y ambición para dar a la comunidad lo que le correspondía", ha añadido.

A pesar de felicitar al pueblo valenciano por esta reforma, Fabra ha apuntado que ahora apela a la eficiencia de la misma y ha afeado al gobierno de Sánchez que de las inversiones previstas para 2018 en Valencia, sólo haya ejecutado el 43%. "Pedimos seriedad, compromiso y eficiencia", ha añadido.

Además, durante su intervención, Fabra ha echado en cara al senador de Compromís Carles Mulet que haya hablado de País Valenciano cuando, asegura, en el Estatuto se contempla como Comunidad Valenciana. "Pedimos respeto al Estatut, igual que la bandera es la senyera y la lengua la valenciana (...) debe cumplirse en su literalidad y no dependiendo del día", ha recordado.

"POLÍTICA COMO INSTRUMENTO DE ACUERDO"

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha celebrado también que se aprobara la reforma y ha recordado que genera responsabilidades al Gobierno para cumplir con las inversiones fijadas en la norma. Además se ha congratulado que la reforma haya salido adelante con un consenso amplio porque se ha conseguido que "la política sea un instrumento de acuerdo".

No obstante, Batet ha lamentado que no se haya conseguido integrar a todos porque Ciudadanos ha decidido quedarse al margen. Al respecto ha recordado que la norma reformada es vinculante y "sitúa a cada uno ante su responsabilidad".

"Fijar parámetros de inversión es un elemento de referencia, de control, de responsabilidad y de exigencia; y todos lo hemos entendido así", ha añadido, para matizar que hoy el Estatuto de autonomía se "fortalece y actualiza".

En este sentido se ha expresado también el expresidente y senador socialista Joan Lerma, quien ha pedido sin éxito a Ciudadanos que replantee su posición. Además ha recordado que la falta de consenso es la que ha llevado a Valencia a estar mal financiada, por lo que no ha encontrado justificación para la negativa del partido naranja al consenso.

"CIUDADANOS LO PAGARÁ EN LAS URNAS"

El senador de Compromís Carles Mulet ha destacado que la reforma es "la constatación unánime y compartida de que algo estaba funcionando mal", y de que llevaban años y años de maltrato. "Ha habido infrainversión, somos cinco millones de habitantes y se nos ha devuelto como si fuéramos cuatro, y con eso hemos tenido que pagar la sanidad, la educación (...) año tras año", ha lamentado, para recalcar que este hecho ha generado una deuda asfixiante.

Mulet ha criticado la postura de Ciudadanos, y le ha señalado que lo pagarán en las urnas. Además les ha invitado a no contar mentiras ya que "no es reforma inconstitucional sino constitucional".

Para Podemos la reforma no es la más ambiciosa pero reconocen que "da pasos en la buena dirección", y han calificado el acuerdo de importante. Tanto Cleries (PDeCAT) como Cazalis (PNV) han celebrado también la reforma y han deseado ambos que el Gobierno la respete a partir de ahora.

Desde ERC, el senador Josep Rufà ha señalado que aunque ven con buenos ojos este desbloqueo, son escépticos con la medida que hoy se aprueba porque la realidad les dice que el Estado "jamás ha tenido miramiento hacia las necesidades de los valencianos".

"Es una región pobre que paga al Estado como si fuera de las más ricas", ha lamentado, para añadir que de los 5 millones de habitantes de la región, el 31% está en riesgo de exclusión social frente al 26% del resto del Estado.

Por último, ha recordado que la reforma no obliga al Estado y ha augurado que se encontrarán pretextos para no llegar a las inversiones. En este punto ha señalado la necesidad de que se cree una agencia tributaria propia, un órgano autónomo que no dependa de la autoridad de turno y que dote a la comunidad de "soberanía fiscal".

Contador

Para leer más