Publicado 09/09/2020 11:16CET

SOS Hostelería advierte que el sector desaparecerá "en seis meses" si el Botànic "no mueve ficha"

Un camarero prepara una terraza de un bar
Un camarero prepara una terraza de un bar - Eduardo Parra - Europa Press

Harán "un parón" de 10 minutos en apoyo a la concentración que el sector celebrará en Madrid para reivindicar ayudas

VALÈNCIA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de SOS Hostelería, Fidel Molina, ha advertido este miércoles que el sector desaparecerá "en seis meses" si el Consell "no mueve ficha" y ofrece medidas de apoyo ya que consideran que la adopción de medidas restrictivas de la actividad económica por la crisis sanitaria del coronavirus "debe ir ligada a la aplicación de medidas compensatorias".

Si la Generalitat y el Gobierno central "no mueven ficha, el sector desaparecerá definitivamente antes de final de año", ha apuntado Molina, que se ha mostrado "muy crítico" con la "falta de medidas de apoyo" al sector y ha reclamado al Botànic que las conceda "a quien, queriendo trabajar, no se le permite", de la misma manera que ha pedido ser "inflexible" con quienes se salten las normas. Los hosteleros valencianos harán un parón de 10 minutos en apoyo a la concentración que el sector celebra en Madrid para reivindicar ayudas.

Según ha indicado la asociación en un comunicado, el sector hostelero valenciano vive momentos "de verdadera desesperación". Los 35.000 establecimientos hosteleros existentes en la Comunitat Valenciana dan empleo a 190.000 personas y facturan algo más de 12.000 millones de euros, lo que representa el 6,4% de la riqueza regional.

"Su recuperación más o menos rápida está sujeta a la evolución de la situación sanitaria y la eliminación o no de las restricciones asociadas, tanto en lo relativo a la movilidad, como en lo referente a las reuniones de personas", ha indicado la asociación, que ha añadido que el "miedo al contagio y el comportamiento de los consumidores suponen también posibles barreras a la recuperación, al menos a corto plazo y con una duración incierta".

A su juicio, "afrontar el impacto que la Covid-19 tiene en el sector se convierte en un esfuerzo titánico en estas condiciones que requiere de importantes apoyos institucionales".

Para Molina, "el apoyo a un sector con tanta relevancia, pero tan alta vulnerabilidad, debería llevar a los gobiernos central, regional y a los ayuntamientos a combinar acciones que faciliten la superación del bache inmediato y más profundo, mediante medidas que faciliten la liquidez y supervivencia de las empresas y la conservación del empleo para contribuir a una recuperación más sólida y una mayor preparación para posibles situaciones similares en el futuro".

Para leer más