Actualizado 23/09/2015 17:22 CET

Detenido por entrar en el domicilio de su inquilina tras romper la puerta para que se fuera

   CASTELLÓN, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 42 años como presunto autor de un delito de allanamiento de morada tras tener diferencias con su inquilina, romperle la puerta y entrar en su casa para ordenarle que se fuera. La arrendataria estaba al corriente del pago del alquiler y le exigía para marcharse que le devolviese el dinero que le pagó en concepto de fianza, según ha informado la Comisaría Provincial en un comunicado.

   El 15 de septiembre se recibió una denuncia en la Comisaría de Castellón, en la que una persona manifestaba haber sido víctima de un posible allanamiento de morada.

   Al parecer, alquilaron la vivienda en el mes de enero a un hombre de avanzada edad, para lo que realizaron los trámites a través de su hijo. Cuatro meses más tarde, esta persona quería que la familia abandonase la vivienda, a lo que se negaron hasta cumplir el contrato o que les devolviesen la fianza que habían adelantado, ya que estaban al corriente de los pagos.

   El día de la denuncia, mientras se encontraba sola en casa, el hijo del arrendatario le golpeó la puerta hasta abrirla y llegó a agrietar la pared por dentro, por lo que cayeron varios trozos de cemento.

   La mujer, que salió de una habitación paraa ver qué ocurría, se encontró con él en el pasillo de la vivienda, el cual le grió que se fuese de su casa porque era de él. El hombre se mantuvo un buen rato en la vivienda hablándole a su inquilina de forma agresiva al decirle ésta que se iría cuando encontrase otro sitio y le devolviera la fianza que le había pagado.

   Ante lo ocurrido, los agentes localizaron y detuvieron a este hombre como presunto autor de un delito de allanamiento de morada.

   El detenido cuenta con antecedentes policiales.