Suspendida una jornada comercial sobre vientres de alquiler en València por el "revuelo" generado en su contra

Feministas entregan un escrito contra una jornada de vientres de alquiler
CANDIDA BARROSO
Actualizado 09/11/2018 17:08:04 CET

VALÈNCIA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La empresa americana Circle Surrogacy ha cancelado la jornada comercial sobre vientres de alquiler, que tenía previsto celebrar este sábado en el Hotel Sercotel Sorolla Palace de València, ante el "revuelo" por la oposición de casi un centenar de organizaciones del movimiento feminista y asociaciones de diferentes ámbitos, según han confirmado a Europa Press fuentes del hotel.

Las organizaciones reclamaron este jueves a la dirección del hotel la cancelación de la jornada sobre vientres de alquiler, ya que lo consideraban "un evento informativo de captación de clientes para una actividad considerada una violación de derechos humanos y prohibida por la legislación española".

Tras no recibir respuesta por parte del establecimiento, las organizaciones habían convocado, este sábado a las 12.00 horas, una concentración frente al Hotel Sorolla Palace, que continúa en marcha a pesar de la cancelación de la jornada porque ha sido "todo muy extraño", según han apuntado.

"Ayer dejamos clara nuestra postura y ha sido después de aparecer la nota de la convocatoria de concentración en los medios. Estamos felices de que vean que no pueden hacer ese tipo de comercio aquí, pero la acción que realizaremos es de visibilización de repulsa a ese tipo de comercio", han resaltado.

La concentración de las organizaciones feministas, que contará con una performance y la lectura de un manifiesto, seguirá teniendo lugar en el Hotel Sorolla Palace porque es el lugar que tienen autorizado y han advertido que sirve como "aviso" a las empresas que realicen ese tipo de comercio: "Las feministas vamos a estar detrás", han aseverado.

Este acto se realiza en oposición a las prácticas que realizan empresas y despachos jurídicos como 'Circle Surrogacy' de gestión de vientres de alquiler ya que consideran que suponen "una violación de derechos humanos, un atentado a la dignidad de las mujeres y la mercantilización de seres humanos", según han indicado las organizaciones en un comunicado.

"Lo que la empresa de contratación de vientres de alquiler denomina eufemísticamente 'maternidad subrogada' es en realidad explotación reproductiva de las mujeres, auspiciada por empresas que mercantilizan el cuerpo y la vida de las mujeres y de las personas nacidas de las gestaciones inducidas para otros", han denunciado.

A su juicio, esta práctica supone "una expresión más de la alianza entre el patriarcado y el capitalismo, haciendo uso de la capacidad reproductiva de las mujeres para la obtención de beneficio". "El lícito deseo de paternidad nunca puede sustituir o violar los derechos que asisten a las mujeres y a las personas menores y que este deseo de ser padres-madres no genera derecho a tener hijos o hijas por cualquier medio", han reivindicado.

En la misma línea, han denunciado que las empresas de la "mal llamada 'subrogación'" gestionan y promocionan una actividad que supone "la producción y mercantilización de personas con el objeto de obtener beneficios por ello". Una práctica, en su opinión, "del todo ilícita y falta de toda ética a la que nos oponemos absoluta y rotundamente".

Contador