Suspendido el juicio por el caso Palau por enfermedad de Helga Schmidt y su reciente cambio de abogado

Juicio caso Palau
EUROPA PRESS
Actualizado 08/01/2019 15:36:40 CET

La sala considera "fundados" los motivos "sobrevenidos" para el aplazamiento y señala el juicio para el próximo 4 de noviembre

   VALÈNCIA, 8 (EUROPA PRESS)

   La Sección Segunda de la Audiencia de Valencia ha decidido suspender el juicio que iba a arrancar este martes por el llamado 'caso Palau' debido a la reciente incorporación de un nuevo letrado a la defensa de la exintendente del Palau de Les Arts Helga Schmidt tras la renuncia de su anterior abogado por problemas de salud. Además, Schmidt no ha comparecido en la primera sesión del proceso debido a un "episodio cerebral" sufrido el día de Reyes y por el que tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario de urgencia.

   Así lo ha manifestado el nuevo representante de la defensa de la exintendente del coliseo en un juicio que se ha llegado a iniciar con las cuestiones previas, momento en el que el abogado ha relatado el estado de salud de su defendida --que, además, se encuentra en su residencia en Milán--, ha aportado documentación médica que corrobora estos argumentos y ha solicitado que se preserve su derecho a la defensa con un aplazamiento que le permita examinar toda la prueba documental del caso y la recuperación de su defendida para poder estar presente en el juicio. A esta petición se han sumado tanto el fiscal como las demás defensas.

   Tras esta sesión de cuestiones previas, el tribunal ha señalado de nuevo la vista oral para las primeras fechas disponibles que han comunicado los propios intervinientes en el proceso. Así, el juicio se iniciará el próximo 4 de noviembre y se prolongará hasta el 12 de diciembre.

   El nuevo abogado de Schmidt, el ex fiscal Anticorrupción Carlos Sáiz, ha explicado en la sesión celebrada este martes que su clienta se puso en contacto con él para contratar su representación el pasado 2 de enero y la recibió un día después, cuando aceptó hacerse cargo de la defensa con la condición de "tener tiempo suficiente para instruirme en esta extensa causa" y ha pedido al menos de cuatro a seis semanas para ello, un plazo que el ministerio público ha considerado insuficiente debido a la extensa prueba documental obrante en el caso.

   Ha relatado también el letrado que ya el 3 de enero encontró a Helga Schmidt "con dificultad para expresarse y dolencias físicas". Posteriormente, el día de Reyes, la exintendente de Les Arts sufrió un "episodio cerebral", por lo que tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario en ambulancia. En el hospital comprobaron que tenía "paralizado" el lado izquierdo del cuerpo, le recomendaron mantener un reposo de al menos cinco o seis días y un tratamiento consistente en radioterapia y medicación, según ha dicho Sáiz.

   El abogado ha asegurado que Schmidt "tenía el billete sacado para desplazarse a València desde Milán", algo que ha destacado como una "muestra de interés por comparecer ante este tribunal". Sin embargo, ha apuntado que en un plazo de seis semanas no podrá desplazarse a València, por lo que no tendrá la posibilidad de "ejercer la defensa con todas las garantías".

   El fiscal Vicente Torres ha considerado que todos estos hechos han quedado "acreditados" por la documentación presentada al respecto, por lo que ha considerado "razonable" el aplazamiento y ha calificado como "atrevido" que el plazo sea solo de cuatro a seis semanas.

   Desde el tribunal han estimado estos argumentos de la defensa de la exintendente del coliseo y han acordado la suspensión del juicio debido a estos "motivos sobrevenidos" que consideran "fundados" para llevar al aplazamiento del proceso.

   La vista iba a comenzar más de un año después de que el Juzgado de Instrucción número 15 de València abriera juicio oral contra la exintendente del Palau de Les Arts y otras cuatro personas más por delitos de prevaricación, malversación y falsedad en la captación de patrocinadores del coliseo.

   El juez acordó la apertura de juicio contra Schmidt, para quien el fiscal pide siete años y medio de prisión; el que fuera director financiero del Palau Ernesto Moreno, que se enfrenta a ocho años de cárcel; el presidente del consejo de administración de Patrocini --empresa vinculada al Palau y dedicada a captar patrocinadores--, José Antonio Noguera Puchol --siete años--; Joaquín Maldonado --otros siete años--, y el excónsul de Francia en Valencia y administrador de la sociedad Radcliffe --mercantil que actuaba de intermediaria en las contrataciones--, Pablo Broseta --siete años más--.

   En el auto, el magistrado explicaba que la Fundación Palau de les Arts Reina Sofía se constituyó en enero de 2005, siendo una fundación pública adscrita a la Conselleria. Las funciones ejecutivas las desarrollaba Schmidt desde la constitución de la entidad hasta enero de 2015. Entre otras cláusulas en su contrato, se le exigía exclusividad.

   Pese a ello, en un momento determinado, Schmidt se reunió con Noguera y Maldonado, y con conocimiento de Moreno, decidieron crear una sociedad de naturaleza mercantil --Patrocini-- para gestionar la captación de patrocinadores, pese a que el Palau tenía un departamento que se dedicaba a esta función.

   De esta sociedad, "que tenía un evidente ánimo de lucro, pues no era ni una ONG ni una fundación sin ánimo de lucro", fue consejera Schmidt, con incumplimiento de la ley de incompatibilidades y de su propio contrato. Durante el periodo en que Schmidt compatibilizó los cargos, suscribió un total de cinco contratos que "suponían un evidente beneficio económico para la sociedad privada".

   Para ello, "no se siguieron en ningún momento los trámites esenciales de la contratación administrativa y, por tanto, se eludió la publicidad, concurrencia y transparencia de los procedimientos que pretende garantizar la normativa vigente".

   La empresa privada recibió de la fundación 508.040 euros en concepto de precio fijo por la organización de eventos Viva Europa y comisiones por captación de patrocinadores, "sin que se haya podido establecer previamente la capacidad de la empresa, la posible existencia de ofertas más ventajosas o si el precio establecido resultaba ajustado a derecho".

   Por su parte, Patrocini carecía de infraestructura personal y material para la realización de la labor para la que contrató de manera irregular con la Fundación. Además, en el periodo 2007-08, 2008-09 y 2009-10, en el año en que comenzó la labor de Patrocini, se redujo considerablemente el número de patrocinadores, es decir, empeoró la situación. Por lo tanto, no se justificarían "en absoluto" las comisiones que Patrocini --10% por mantenimiento y 30% por nueva captación-- habría pactado contractualmente.

Contador