Un tercio de los comercios urbanos de la Comunitat redujeron precios en el tercer trimestre del año, según Covaco

Actualizado 25/10/2009 14:49:42 CET

VALENCIA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 32,3 por ciento de los comercios urbanos valencianos redujeron precios en el tercer trimestre de 2009, según el último Informe de Coyuntura del Comercio Urbano de la Comunitat Valenciana, que elabora la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (Covaco). Asimismo, con vistas a los próximos meses, el porcentaje de establecimientos comerciales que prevé seguir con la estrategia de promociones y descuentos es del 47 por ciento.

El informe también revela que esta estrategia para activar el consumo fue utilizada mayoritariamente por el sector del equipamiento personal, con un 46,4 por ciento, seguido por el de equipamiento del hogar, en el 43,1 por ciento. Por provincias, los comercios de Alicante fueron los que más redujeron precios, en un 36,8 por ciento de los casos, mientras que en Castellón y Valencia fueron un 29,9 por ciento en ambos casos.

Por lo que se refiere a las ventas en el comercio urbano valenciano, según el estudio, disminuyeron un 17,92 por ciento en el tercer trimestre, frente a la caída del 11,79 por ciento del trimestre anterior. No obstante, el 39 por ciento de los comercios consultados prevé aumentar las ventas en el último trimestre.

Por sectores, el que más notó la retracción del consumo, fue el de equipamiento personal, con una caída del 23,24 por ciento; seguido de equipamiento del hogar, un 17,54 por ciento; bienes diarios con una reducción del 16,51 por ciento; y los bienes ocasionales, donde el descenso es del 16,31 por ciento. La provincia más castigada por esta retención en el consumo fue Castellón, seguida de Valencia y Alicante.

En cuanto a la evolución del empleo, el 94,5 por ciento de los establecimientos consultados prevé mantener sus plantillas con vistas al próximo trimestre, y un 2,5 por ciento espera aumentarlas. Estos porcentajes confirman el "fuerte compromiso económico y social del comercio urbano valenciano, vital para la economía local, así como el enorme esfuerzo que realizan los comerciantes de la Comunitat Valenciana por mantener la calidad de sus servicios, a pesar de las dificultades económicas, la retracción del consumo y las trabas para acceder a la financiación", resaltó Covaco.

Por sectores, el de bienes diarios es el que prevé el mayor aumento de sus plantillas (4%), seguido del de otros productos ocasionales (3,4%). Los comercios de las provincias de Valencia y Alicante son los que más prevén incrementar sus plantillas, con un 3,7 y un 2 por ciento, respectivamente.

COMERCIO COMO MOTOR DE LA ECONOMÍA

Al respecto, el presidente de Covaco, Pedro Reig, destacó que "el compromiso del comercio de proximidad con la ciudad, como motor de la economía local, y su preocupación por la calidad, por la atención al cliente y por mantener los servicios que ofrece, le lleva a responder de forma diferente a las grandes superficies ante una misma realidad", ya que, según dijo, "en época de dificultades económicas, las grandes superficies castigan el empleo, mientras que los comercios urbanos se esfuerzan por mantenerlo".

En cuanto a los servicios que ofrece el comerciante, destaca el pedido telefónico en el sector de los bienes diarios (un 49% lo ofrece), el pago con tarjetas y la financiación de las compras en el sector del equipamiento personal (40%), la financiación de las compras y el aparcamiento gratuito en el sector del equipamiento del hogar (69%), y el pago a plazos en el sector de los bienes ocasionales (33%).

Por provincias, el servicio que más ofrecen los comercios de Castellón es el del aparcamiento gratuito, mientras que las acciones que más realizan los comercios de Valencia y Alicante son la financiación de las compras y las estrategias de merchandising, respectivamente.

Según el Informe de Coyuntura del tercer trimestre, cerca de un 25 por ciento de los comercios valencianos sigue teniendo la necesidad de acceder a líneas de crédito para afrontar la situación económica actual. El tipo medio que pagan los comercios que han solicitado financiación durante el presente ejercicio se sitúa entre el 5 y el 7 por ciento, aunque algunas entidades bancarias han fijado tipos por encima del 11 por ciento.

Al respecto, el presidente de Covaco solicitó la intervención "urgente" de la administración para "establecer un marco regulador del sistema financiero que permita la recapitalización y el suministro de créditos a empresas y familias, priorizando las condiciones de acceso a las micropymes".