Tres exposiciones en el MuVIM para retratar la dimensión cultural y popular de 'La Geperudeta'

Publicado 27/11/2018 15:34:33CET
RAFAEL DE LUIS

VALÈNCIA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM) inaugurará el próximo jueves, 29 de noviembre, a las 20.00 horas, el ciclo expositivo 'Mare dels Desemparats', que se vertebrará en tres exposiciones, en tres salas diferentes del centro, y que se podrá visitar hasta el 24 de marzo de 2019.

Esta nueva apuesta expositiva pretende "repasar y reconstruir la historia social y cultural; la iconografía y la significación de la 'Geperudeta' a lo largo de sus, prácticamente, seis siglos de devoción en la ciudad de València", explica el museo.

Así, el MuVIM pone a disposición de este paseo por a historia de la imagen de la virgen de los Desamparados la Sala Parpalló, la Sala Alfons Roig y la Sala Alta, con el objetivo de crear un "recorrido fiel y cronológico de los acontecimientos más significativos referidos a la patrona de València".

Se trata de tres muestras, inciden, que tienen por objetivo ilustrar, desde una perspectiva interdisciplinaria, la historia cultural de este icono, desde la creación de la Lloable Confraria de Nostra Dona Sancta Maria dels Ignoscens, cofradía medieval creada en torno al Hospital d'Ignoscens, Folls i Orats, fundado por el Pare Jofre; hasta la actualidad.

"ICONO 'DEL POBLE MENUT'"

El ciclo subraya la dimensión popular de la fidelidad a 'La Geperudeta', que, a pesar del paso de los siglos, ha conservado su carácter de icono 'del poble menut': de los desafortunados, de los enfermos, de los pobres, de los desvalidos, en definitiva, de los desamparados. 'La Mareta' representa una vivencia sentimental y emotiva para muchos valencianos y valencianas.

El primero recorrido del ciclo, la exposición 'Dels marges al centre', en la Sala Alfons Roig del museo, habla de la migración geográfica de la imagen en la trama urbana de València, trasladada desde los márgenes hasta el núcleo emblemático de la ciudad, al lado del Palacio Arzobispal, la Catedral, la Generalitat y el antiguo Ayuntamiento.

Es la época de la creación de una imagen, según los dichos populares, gracias a la intervención angelical. La 'Mare de Déu dels Desemparats' se representa acompañada de los inocentes y tiene la cabeza inclinada sobre el pecho, ya que, al estar acostada, bajo de la cabeza tenía un cojín. Así, cuando se veía en pie comenzó a popularizarse el nombre de 'Geperudeta'. También es el momento de las primeras procesiones o del traslado de la fiesta al segundo domingo de mayo.

El segundo, 'Del centre al cim', en la Sala Parpalló, analiza el cambio de estatus y reconocimiento institucional de la imagen que, promovida por las instancias competentes de la Iglesia católica y las instituciones del pueblo valenciano, se hacía eco de la importancia social de la advocación, en un contexto histórico de fuerte impregnación religiosa de la vida cívica y política. Desde que en 1667 se proclamara a la Virgen de los Desamparados patrona de València, las procesiones y rogativas se suceden. Pasan por sus pies, reyes y reinas, coroneles, ejércitos, políticos, cardenales, arzobispos y papas. Se organizan rogativas por el fin de las guerras, de las plagas o por el buen fruto de las cosechas, así como acciones de gracias y fiestas.

En 1885, el papa León XIII la nombra patrona canónica de la ciudad de València. A lo largo de los siglos, la veneración a la 'Maredeueta' se extiende entre la población valenciana y funciona como eje vertebrador de la fe en la capital. Así hasta llegar a nuestros días, en los que 'La Geperudeta' es uno de los símbolos de la ciudad, venerada, ofrendada y visitada por valencianos y visitantes, creyentes y agnósticos.

Por último, 'La imatge multiplicada', en la Sala Alta, pretende evocar la pervivencia y presencia mediática de la Mare de Déu dels Desemparats, en la devoción y cultura popular más actuales, más presente en nuestros días, sobre todo a través del arte kitsch y el merchandising religioso.

Para leer más