Publicado 12/12/2021 13:13CET

La vacunación reduce en un 75% del número de hospitalizados e ingresos en UCI y el 90% de fallecimientos

Archivo - Vacunas para la Comunitat
Archivo - Vacunas para la Comunitat - DELEGACIÓN DE GOBIERNO - Archivo

VALÈNCIA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La vacunación reduce en un 75% del número de hospitalizados e ingresos en UCI y el 90% de fallecimientos, según un estudio elaborado por la Dirección General de Análisis y Políticas Públicas.

De acuerdo con el análisis, facilitado por la Generalitat, las personas diagnosticadas por Covid-19 no vacunadas o con vacunación incompleta multiplican por dos el riesgo de ser hospitalizados.

El riesgo de fallecimiento se multiplica por tres en el caso de los no vacunados. Los resultados del Barómetro reflejan que el impacto sobre la mortalidad atribuible a la Covid-19 es sensiblemente inferior al de la ola de principios de 2021, cuando la población no estaba vacunada.

La principal conclusión es que las vacunas están demostrando ser muy efectivas sobre la gravedad de los casos: todos los indicadores de gravedad (hospitalización, ingreso en UCI y fallecimiento) muestran un descenso indiscutible. La enfermedad se está manifestando mayoritariamente de forma leve.

El impacto en los mayores también es relevante, las personas vacunadas entre 60 y 80 años tienen un riesgo de fallecimiento 14 veces menor respecto a no vacunados. En los mayores de 30 años, el riesgo de hospitalización es 8 veces inferior para los vacunados

El estudio de la efectividad vacunal de ProVaVac se ha fijado también en el sector de los profesionales sanitarios de la Comunitat Valenciana: tienen tres veces más riesgo de ser hospitalizados aquellos profesionales sanitarios no vacunados o con vacunación incompleta y multiplican por 2,5 el riesgo de fallecimiento. La vacuna en este ámbito ha reducido un 73% las hospitalizaciones y un 65% los fallecimientos.

En el Barómetro 2021 de la Generalitat se ha analizado la gravedad de la enfermedad a partir de los casos de Covid-19 diagnosticados en la Comunitat Valenciana a partir del verano, cuando la vacunación estaba muy avanzada, en comparación con el periodo anterior.