Valencia.- Navarrés mejorará los vestuarios del polideportivo y los accesos al colegio San José de Calasanz

Actualizado 03/11/2007 20:57:21 CET

VALENCIA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Navarrés iniciará, a finales de noviembre, las obras de mejora de los vestuarios del polideportivo municipal y de los accesos al colegio público San José de Calasanz de la localidad, informaron fuentes de la Diputación de Valencia en un comunicado.

Estas obras, cuyo coste total asciende a 42.000 euros, serán costeadas en un 75 por ciento por la Institución provincial, que aporta 31.500 euros del citado presupuesto, a través del Plan Provincial de Obras y Servicios (PPOS) de este año, y el objetivo es que estén concluidas a finales del próximo mes de enero. El polideportivo municipal de Navarrés está ubicado a las afueras de la localidad, cerca de la zona de La Pedrera, al lado del río.

Las reformas en los vestuarios, que cuentan con un presupuesto de 20.000 euros, de los cuales la institución provincial aporta 15.000 euros, consisten en el cambio de la cubierta de dicha zona y, por añadidura, de la sala de botiquín y del almacén de la limpieza, que se encuentran contiguos.

Según fuentes municipales, esta cubierta se encontraba en muy mal estado y era "necesario mejorarla", por lo que se van a instalar placas de chapa nuevas en toda la superficie, que es de 235,5 metros cuadrados. De esta forma, explicaron, "conseguiremos que los equipos que viene a jugar aquí dispongan de unos vestuarios, femeninos y masculinos, en condiciones, impermeabilizados y más seguros".

Por lo que se refiere a la mejora de los accesos al colegio público San José de Calasanz de la localidad, el presupuesto de estas obras asciende a 22.000 euros, de los que la Diputación de Valencia aporta 16.500. Las obras consisten en levantar la calzada de la calles Juan Bautista Humet y Escuelas, en las que confluye el centro escolar, con la finalidad de mejorar las aceras que se encuentran en muy malas condiciones y muy desgastadas por el uso, señalaron fuentes municipales.

En esta zona, indicaron, no se había hecho ninguna actuación desde hacía mucho tiempo, por lo que, ahora, van a "aprovechar esta infraestructura" para rebajar las aceras en las zonas de paso y en los cruces, para hacerlas accesibles a las personas con movilidad reducida. La actuación en estas dos calles tendrá una longitud aproximada de 20 metros lineales, lo que supone unos 500 metros cuadrados de superficie total.

La próxima obra que se acometerá en el municipio de Navarrés, será, según informaron, la primera fase de la reforma del edificio consistorial, que también contará con subvenciones de la Diputación de Valencia.