Vecinos del Carme rechazan el PEP de Ciutat Vella porque "es continuista" y "no detiene la gentrificación"

Zona de bares del ciutat Vella, Valencia
AMICS DEL CARME - Archivo
Publicado 02/04/2019 16:43:41CET

Califican de "falacia" que el PEP esté destinado a recuperar vecindario y critican que "el proceso de hotelización se perpetúa"

VALÈNCIA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Associació de Veïns i Comerciants Amics del Barri del Carme ha mostrado en un comunicado su rechazo al Plan Especial de Protección del distrito de Ciutat Vella porque lo considera "continuista y destructor" y critica que "el proceso de gentrificación está muy activo y aumenta de forma progresiva, impulsado por la turistificación que sufre este distrito y que el PEP no detiene".

Asimismo, los vecinos han afirmado sentirse "estafados por la normativa que se ha aprobado provisionalmente, ya que, aunque los comunicados del ayuntamiento lanzan un mensaje proteccionista del PEP y de recuperación de vecindario, hay que decir que es un mensaje falaz y lioso".

"Decimos que no detiene la degradación porque fía su desarrollo a un plazo de 20 años, regala un nuevo período de gracia de 6 años en solares que aparecieron en la riada del 57, y porque valida las más de 70 licencias de hoteles en trámite, abriendo además la puerta a transformar 50 edificios singulares y los edificios adyacentes en otros tantos hoteles", ha añadido.

De esta forma, advierte que "Ciutat Vella necesita medidas serias e inmediatas contra este acelerado proceso de degradación que informes del propio Ayuntamiento de València --en referencia al Plan Especial de Directrices de Calidad Urbana-- ponen de manifiesto y advierten sobre su terciarización".

ALEGACIONES AL PEP

Por otro lado, la asociación vecinal también ha mostrado su "decepción" con "el escaso eco que han tenido las alrededor de 40 alegaciones presentadas por el vecindario" y hace un llamamiento "a la responsabilidad del Ayuntamiento de València sobre los términos en que se ha elaborado el Plan Especial que debe regir la protección y revitalización de Ciutat Vella".

Dichas alegaciones van dirigidas a "pedir la paralización efectiva de la tramitación de 70 licencias turísticas para hoteles y apartamentos turísticos que están en marcha y que se aprobarán en semanas" y "la revisión de Unidades de Ejecución que destruyen la trama medieval del Centro Histórico protegido y que cambia el uso residencial del suelo a usos turísticos, impidiendo que haya vecindario".

En ellas también se recoge "que el jardín histórico del convento de San José y Santa Teresa siga siendo de uso público, que no se quede desprotegido el comercio de proximidad en barrios tradicionales como los del Mercado y Velluters" y "que edificios catalogados y protegidos no puedan usarse como hoteles ni anexionarse otros edificios contiguos residenciales".

Así pues, la asociación indica que "este PEP no paraliza la proliferación de hoteles y apartamentos turísticos, no protege la trama histórica en los barrios de Velluters, del Mercado y del Carmen, y supone una pérdida de patrimonio histórico".

Además, también critica que "barrios como el Mercado verán desaparecer el comercio de proximidad porque en muchas calles están desprotegidos" y tacha de "falacia" que el PEP esté destinado a recuperar vecindario. "El proceso de hotelización se perpetúa aún porque la moratoria no es real, es cosmética", añade.

Finalmente, ha afirmado que "aunque manifestó su preocupación sobre la gentrificación que sufrían algunos barrios, Joan Ribó cierra los ojos ante el peligro que supone aprobar este PEP sin cambios".

Contador