15 claves científicas de Star Trek, analizadas por la NASA

Actualizado 08/09/2016 16:05:59 CET
Teletransporte en Star Trek
PARAMOUNT

MADRID, 8 Sep. (EDIZIONES) -

  Star Trek, la mayor saga de viajes intergalácticos del mundo de la televisión, cumple 50 años. Medio siglo de aventuras de la Enterprise y su tripulación repleto de mundos inimaginables, civilizaciones superevolucionadas y, sobre todo, muchos adelantos tecnológicos. Pero, ¿tiene realmente Star Trek una base científica sólida, o sólo es un producto de la fantasía y la ficción?

   El universo Star Trek se caracteriza por hacer alarde de una humanidad que, 400 años después de nuestro tiempo actual, posee un grado de tecnología tan avanzado que le permite realizar proezas como desdoblarse en el espacio y el tiempo, curar instantáneamente a personas heridas, comunicarse con seres a millones de años luz o teletransportarse.

   La serie de Gene Roddenberry recrea de las infinitas posibilidades de nuestra especie, de una humanidad que ha sido capaz de desarrollar su tecnología hasta el punto de conquistar el espacio. Pero... ¿Cuántas de estas cosas serían posibles?

   Hoy, medio siglo después del estreno del primer episodio de Star Trek, en Europa Press, y de la mano de la NASA, hacemos un repaso de 15 claves científicas que aparecen en Star Trek.

COMUNICACIONES

   Al igual que los comunicadores utilizados en Star Trek, en la actualidad la gente utiliza la telefonía móvil de manera obsesiva. En cierto modo, la realidad ha superado a la ficción, ya que en las primeras series de Star Trek los comunicadores sólo permitían la comunicación verbal, sin poder utilizar fotos ni videos.

ORDENADOR DE ABORDO

   A día de hoy, los ordenadores son capaces de realizar procesamientos extremadamente complejos que permiten al hombre todo tipo de posibilidades, desde jugar a videojuegos a utilizar la tecnología en post de la seguridad (reconocimiento facial por ejemplo).

   Cabría esperar que dentro de 400 años, tiempo en el que se desarrolla la serie original de Star Trek, los ordenadores hayan evolucionado tanto o más que en la ficción. Curiosamente, los desarrolladores de la serie no fueron capaces de prever la llegada de Internet.

GENERACIÓN DE MATERIA - ANTIMATERIA

   Una de las principales tecnologías de Star Trek se basa en la obtención de energía a través de la mezcla de materia y antimateria. Posiblemente, ésta fusión sería una de las formas más eficientes de obtención de energía en el espacio, y la forma en la que se describe es razonablemente correcta.

   En la actualidad, la antimateria se ha creado en cantidades microscópicas y está siendo estudiada con la intención de avanzar en el campo de la física. Aunque, por el momento, los motores de curvatura forman parte de la ficción.

MOTORES DE CURVATURA

    Basados en la fusión anteriormente mencionada, los motores de curvatura permiten a las naves espaciales desdoblarse a través del espacio para superar la velocidad de la luz. Pese a que esta tecnología supera con creces los actuales motores de combustión, lo cierto es que en un futuro podrían ser una realidad.

   En algunos episodios de Star Trek se mencionan los motores iónicos como precursores de la curvatura. En las últimas décadas, países como Rusia, Estados Unidos o Japón han empezado a desarrollar los motores iónicos, mucho más eficientes que los motores de combustión, con buenos resultados.

ANDROIDES

   De entre los muchos personajes que forman el universo de Star Trek, destaca la presencia de los androides. Durante una conferencia sobre robótica promovida por la American Association for Artificial Intelligence, se preguntó al presidente de la misma cual era el objetivo final de sus investigaciones, a lo que respondió "la creación del Comandante Data".

   Aunque el campo de la robótica se caracteriza por un lento desarrollo, lo cierto es que las conexiones cerebrales positrónicas que explican el funcionamiento de Data se basan en las leyes de la robótica creadas por Isaac Asimov, que desgraciadamente no son aplicables al mundo real... por el momento.

   Pese a que hoy en día existen muchos tipos de robots perfectamente manejables a control remoto, aún no se ha conseguido crear una inteligencia artificial capaz de crear procesamientos por sí misma. Todavía se desconoce el verdadero funcionamiento de un cerebro humano hasta el punto de poder reproducirlo de manera autosuficiente.

PRESENCIA EXTRATERRESTRE

   Uno de los puntos fuertes de Star Trek es la cantidad de razas extraterrestres que (supuestamente) pueblan el universo. La nave espacial Kepler de la NASA y otros programas de investigación han descubierto más de 3.300 planetas en el espacio, de los cuales cerca de 2.500 son susceptibles de albergar vida.

   Por el momento, no se han encontrado ningún tipo de señal o indicio de vida fuera de nuestro planeta, pero las investigaciones en bioquímica han llevado a los científicos a pensar que la vida basada en el carbono puede haber proliferado en distintos puntos de la galaxia. El hecho de que tengan forma humanoide ya dista más de la realidad, pero todo es posible.

SENSORES Y TRICORDERS

   En la actualidad existen todo tipo de sensores que incluyen la vibración, el sonar, el radar, detectores de longitud de onda lumínica,... Los sensores y tricorders en Star Trek son bastante distintos a los que realmente existen, pero no dejan de ser una evolución de la actual tecnología.

   Es cierto que los sensores del Enterprise son capaces de registrar objetos o planetas a distancias increíbles en el espacio sin necesidad de emitir una señal y esperar a su retorno (como el radar por ejemplo), pero una vez más, la idea no resulta tan descabellada como podría parecer a priori. Simplemente se necesitan unos cuantos siglos más de investigación.

ESCUDOS DEFLECTORES Y GRAVEDAD ARTIFICIAL

   Actualmente, los astronautas se valen de campos electromagnéticos generados artificialmente para desviar objetos cargados eléctricamente. Es en esta tecnología en la que, a mayor escala, se basan los escudos de la Enterprise. Atraer objetos en el espacio se explica gracias a los campos magnéticos de los objetos atraídos, pero por el momento es impensable con materia tan pesada.

   Por otro lado, la gravedad artificial está diseñada para hacer más cómoda la vida en el espacio. Pero el hecho de utilizar electromagnetismo para general partículas gravitacionales artificiales es, a día de hoy, impensable. La cantidad de electromagnetismo que sería necesaria destruiría tanto la nave como a todos los que en ella estuviesen.

DISPOSITIVOS DE CAMUFLAJE

   Los dispositivos de camuflaje se encuentran actualmente en desarrollo basándose en la obtención de nuevos metamateriales capaces de reflejar y absorber ciertas ondas de luz, escondiendo pequeños objetos en una gama limitada de colores. El estudio de estos metamateriales producirá sin duda nuevos efectos ópticos, pero por el momento no parecen capaces de proporcionar una invisibilidad total.

COMUNICACIONES SUBESPACIALES

   Hace décadas que los matemáticos descubrieron el concepto de subespacio dentro de un continuo espacio, y los escritores de ciencia ficción se apropiaron del término para dar una explicación supuestamente plausible a los viajes en el espacio, el tiempo, y dimensionales.

   Pese a que el concepto se encuentra vivo en el campo de la física a día de hoy (gracias a la teoría de cuerdas que asegura que el Universo puede tener hasta 11 dimensiones), tanto los viajes aparecidos en Star Trek, como las comunicaciones utilizando éstas dimensiones, son un recurso narrativo que explique cómo pueden comunicarse una nave y otra a enormes distancias en el espacio. Sin éste recurso, los capítulos podrían durar horas e incluso días.

PHASERS

   En el universo Star Trek, los phasers son pistolas de energía capaces de disparar rayos lásers. Son armas realmente espectaculares, que no tienen ninguna base física que las sustente. Se trata de una tecnología avanzada desarrollada a partir de las pistolas láser clásicas de la ciencia ficción.

   A día de hoy, los ejércitos tienen armas paralizantes parecidas a los phasers, que se valen de microondas para causar daños en la piel de los individuos. Pero hasta la fecha, las armas láser se encuentran en desarrollo, y siguen formando parte de la ficción.

RAYOS DE CURACIÓN

   El Dr. Crusher se vale de un rayo de curación para atender a sus pacientes heridos, curando automáticamente huesos y tejidos. Esto es, obviamente, una imaginación de la avanzada medicina del siglo 24.

   A día de hoy, los cirujanos pueden utilizar rayos láser para cauterizar tejidos o curar ciertas zonas como las retinas. Pero se trata en realidad de una especie de tejido artificial adhesivo que protege temporalmente las heridas. Pero de ninguna forma, por el momento, un rayo es capaz de hacer que el organismo se cure a sí mismo en cuestión de minutos.

TELETRANSPORTE

   A día de hoy, pensar en una tecnología tan avanzada como el teletransporte resulta inimaginable para la ciencia. En Star Trek, el transportador se basa en un haz de energía que se irradia desde el punto A al punto B conteniendo en su interior la materia necesaria para deconstruir y reconstruir a una persona a largas distancias. Y siempre funciona bien, sin tener en cuenta condiciones adversas para que los átomos vuelvan a reorganizarse a la temperatura y lugar adecuados.

   Es cierto que la ciencia ya ha logrado transportar pequeños átomos y fotones a cortas distancias, pero para alcanzar la tecnología de Star Trek harían falta superordenadores capaz de realizar cálculos cuánticos extremadamente complejos en cuestión de microsegundos. Eso, por el momento, se atiene a la Tercera Ley de Arthur C. Clarke: "Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia".

HOLOSECCIÓN

   Uno de los recursos más utilizados de la ciencia ficción son los hologramas. Por desgracia, la Tercera Ley de Clarke se aplica aquí también. Pese a que a día de hoy se han conseguido proyectar hologramas complejos de gran fidelidad, el hecho de reproducir un entorno completo y corpóreo, palpable, sigue siendo mera fantasía.

   Resulta interesante que en la serie original de Star Trek la realidad virtual fue prohibida. En el universo trekkie, la VR fue inventada por los Talasianos, y fue la causante de la destrucción de su sociedad por hacerlos adictos a un sinfín de fantasías. Sin embargo, en La nueva Generación, la realidad virtual no sólo ha sido aceptada, sino que además se ha instalado un dispositivo en cada nave para entretener a la tripulación.

TRADUCTOR DE LENGUAJE UNIVERSAL

   Tal y como se muestra en Star Trek, el dispositivo de traducción simplemente toma la señal en un idioma y la convierte automáticamente al lenguaje especificado. Sería tedioso para el desarrollo de la serie el hecho de que los protagonistas no pudiesen comunicarse con el resto de habitantes de la galaxia.

   Sin embargo, en la vida real, los distintos lenguajes son tan complejos que una transcripción automática de los mismo, a día de hoy, resulta impensable. Al menos tal y como se muestra en la serie.

Sensacine