Downton Abbey salta al cine con su reparto original: "Es un orgullo ver a estos personajes en la gran pantalla"

Actualizado 13/09/2019 12:39:47 CET
452402.1.500.286.20190912190254
Vídeo de la noticia

   LONDRES, 12 Sep. (EUROPA PRESS - Carolina Casco) -

   Después de casi cuatro años, la familia Crawley da el salto a los cines. Tras seis exitosas temporadas, Downton Abbey tiene por fin su película, un regalo ante la petición incansable de sus fans que no solo eleva a sus personajes a lo más alto de la aristocracia con la visita de la Familia Real, sino que supone todo un "orgullo" para su elenco y equipo. Y es que, aseguran sus protagonistas, a pesar del auge de las plataformas de streaming, llegar a las salas de cine sigue siendo "el mayor logro" para cualquier ficción.

   "Tanto la historia como la apariencia, todo es muy cinematográfico", asegura Hugh Bonneville en una entrevista concedida a Europa Press en Londres. El actor que da vida a Robert Crawley promete que todo el equipo "ha subido el listón" para añadir este nuevo capítulo en el Castillo de Highclare. Una delicia inédita para los fans, ya que tal como apunta Lesley Nicol, el mayor presupuesto respecto a la serie ha permitido "grandes escenas que nunca podríamos haber hecho en la televisión".

   Una película que se ha hecho esperar, tras años de peticiones por parte de los seguidores para continuar la historia. "Funciona bien para ellos", reconoce Jim Carter, aunque sus compañeros matizan que no se trata únicamente de un producto para fans. Esa es precisamente la clave, no tienes que ver la serie para ver la película", apunta Robert James Collier. "Conocí a alguien que vio la película pero nunca había visto la serie, y ahora la ha empezado y ha llegado a la cuarta temporada en una semana", relata Phyllis Logan.

   Downton Abbey concentra en sus 52 episodios numerosas tramas y personajes, lo que planteó el reto de conseguir una solvente historia coral en tan solo dos horas. "Creo que todos tienen su momento para brillar en la película gracias al guión de Julian Fellowes", reconoce Collier, quien precisamente protagoniza uno de los relatos más relevantes del filme. A través de las vivencias del mayordomo Thomas Barrow, Downton Abbey retrata el estigma de la homosexualidad en la época, "una historia que debe ser contada", según Nicol, ya que "la gente no sabe cómo les trataban, y no ocurrió hace tanto tiempo", reivindica.

UN VIAJE DIVERTIDO PARA LOS FANS

   Sin embargo y a diferencia de la versión televisiva, la cinta vira hacia la comedia en un intento de abrirse a otro tipo de público, y gracias a una Maggie Smith que se convierte en el centro absoluto de atención con su sarcástica Violet, matriarca del clan. "Sus personajes no fueron escritos para ser graciosos, pero Penelope Wilton y Maggie han hecho escenas muy divertidas juntas, y eso hace que la gente quiera más a los personajes", adelanta Collier.

   "Particularmente en este momento que vivimos, queremos permitir al público hacer un divertido viaje sin tomarlo demasiado en serio", dice Bonneville, quien añade que "también hay algunas tramas serias, algunos temas que se tratan son importantes y se tocan con gran sensibilidad".

   Al igual que los fans, Elizabeth McGovern comparte el "orgullo de ver a estos personajes en la gran pantalla". "Se lo han ganado, es una recompensa genial verlos en pantalla grande", afirma Collier. Además de sus personajes habituales, la versión cinematográfica ha incluido nuevos personajes interpretados por Imelda Staunton, Tuppence Middleton, Kate Phillips, Simon Jones, y Geraldine James, entre otros.

Sensacine