Actualizado 06/04/2015 17:42 CET

Crítica de Fast & Furious 7: El mejor tributo a Paul Walker

Vin Diesel y Paul Walker
Foto: UNIVERSAL
Fast and Furious 7 Fast and Furious 7 Fast and Furious 7 Fast and Furious 7

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS - Israel Arias)

   Además de ser la mejor y más espectacular de las últimas entregas de la saga, Fast & Furious 7 nos deja el merecido homenaje a Paul Walker, fallecido en accidente de coche en noviembre de 2013 cuando la cinta se encontraba en pleno rodaje. Un tributo pausado, sentido y conmovedor que se erige como apreciable contrapunto frente al tono imperante en una franquicia tan ruidosa y pasada de vueltas.

   En una saga en la que la acción es el fin y no un medio accesorio, la gran virtud de James Wan es, además de la pericia con la que ejecuta el 'más difícil todavía' que se sucede en pantalla una y otra vez para el delirio de los incondicionales y la cómplice carcajada del resto del patio de butacas, lograr que entre barrabasada y barrabasada la cosa no decaiga

   El sucesor de Justin Lin, al que mejora con creces, lo consigue haciendo del séptimo el más rápido -y puede que también furioso- capítulo de los excesos testosterónicos y tuneros de Dominic Toretto (el siempre afectado Vin Diesel) y su intocable familia.

EL FACTOR STATHAM

   Y buena parte de la responsabilidad de que Fast & Furious 7 sea el repunte de la saga y su entrega más frenética y entrenida la tiene la inclusión de Jason Statham. El nuevo villano tiene todo lo que un fan de A todo gas puede pedir: reparte como nadie, sabe conducir (la saga Transporter da fe de este particular), es hombre de pocas palabras y además es calvo. El combo completo.

Previa Youtube

   Chris Morgan, que vuelve a firmar el libreto, lo sabe y por eso obsequia al respetable con repetidos cara a cara con Dwayne 'La caballería' Johnson y Dominic 'macho alfa' Toretto.

   Las mil y una cabriolas con las que Tony Jaa (Ong Bak) reparte sus orientales mamporros o las apariciones de Kurt Russell, genial en su papel de trajeado y todopoderoso 'fantasma', tampoco tienen desperdicio. Aderezos que le vienen de perlas a ese atracón de desvergonzada y delirante diversión primaria y honesta que es Fast & Furious 7.

Previa Youtube

   Y tras el rosario de cicladas secuencias de acción imposible -esta vez los coches voladores, ya sea en paracaídas o saltando de rascacielos en rascacielos, se llevan la palma- la guinda tiene un sabor bien distinto al resto del pastel: el tributo a Paul Walker. Un epílogo que ofrece a Walker, y a su personaje, el mejor homenaje que una saga como esta podía regalarle.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Primera querella contra Illa tras salir de Sanidad, por homicidio, lesiones y prevaricación en su gestión de la pandemia

  2. 2

    La reacción de Francisco Rivera a los insultos de "chulo" y "prepotente" por parte de Isabel Pantoja

  3. 3

    Disney+ retira Peter Pan, Dumbo o El libro de la selva de su catálogo infantil por racistas

  4. 4

    Omar Montes, candidato a ocupar el corazón de Lara Álvarez

  5. 5

    Buscan al exjefe del Seprona en Segovia Jose Manuel Calvo, desaparecido desde el lunes