Actualizado 20/02/2016 11:40:18 +00:00 CET

Gene Hackman quiso dirigir y protagonizar El silencio de los corderos

Collage Gene Hackman quiso ser Hannibal Lecter
ORION / TOUCHSTONE

MADRID, 20 Feb. (EDIZIONES) -

   Anthony Hopkins realizó una interpretación magistral de Hannibal Lecter en El silencio de los corderos. Después de ver al actor dando vida al exquisito caníbal, parece imposible imaginar a otro intérprete en la piel de uno de los más grandes villanos de la historia del cine. Pero antes de que Hopkins fuera elegido para el papel, sonaron nombres de otros reconocidos actores.

   Antes de que Jonathan Demme se pusiera al frente del proyecto, el actor Gene Hackman (Sin perdón, Tras la línea enemiga) se mostró muy interesado en interpretar al personaje creado por Thomas Harris para su novela El dragón rojo. Tras el fracaso de Manhunter, la primera adaptación de El dragón rojo dirigida por Michael Mann, nadie quería ni siquiera acercarse a El silencio de los corderos. Nadie excepto Gene Hackman.

   Hackman se mostró desde el principio interesado en la obra de Harris debido a la curiosidad que le despertaba el personaje de Lecter. La intención de Hackman era interpretar al sádico doctor en psiquiatría, pero además quería que El silencio de los corderos fuese su debut en la dirección. Sin embargo, Hackman abandonó el proyecto debido a una de las razones más loables para hacerlo: porque su hija se lo pidió.

   Primero abandonó la idea de interpretar a Lecter, por lo que las primeras conversaciones con Ted Tally (quien estaba en ese momento escribiendo el guión) hacía referencia a los posibles candidatos a interpretar a Hannibal el Caníbal.

¿DE QUÉ BOBBY HABLAMOS?

   En palabras del propio Tally: "No había decidido si iba a interpretar a Lecter al mismo tiempo que dirigía. Pensó que debía dar vida a Crawford, el jefe del FBI. Él dijo, 'quizá Bobby pueda ser Lecter', pero tuve el valor de preguntar qué Bobby. ¿Bobby Duvall? ¿Bobby Redford? ¿Bobby De Niro? Él asumió que yo sabía qué Bobby era".

   Por desgracia Tally estaba demasiado nervioso como para preguntar a que Bobby se refería. Finalmente, Gene Hackman abandonó completamente el proyecto, tanto a nivel interpretativo como a nivel directivo, alegando que "no quería hacer otra película sangrienta y sombría después de Arde Missisipi".

   Esto allanó el terreno para que Jonathan Demme se pusiese a la cabeza del proyecto, lo que finalmente desembocó en la elección de Sir Anthony Hopkins para el papel postulando por encima de otros candidatos como Dustin Hoffman, Sean Connery o Morgan Freeman.