Actualizado 11/05/2011 19:54

Woody Allen vuele a enamorar en Cannes

Woody Allen En El Festival De Cannes
GETTY

CANNES, 11 May. (Reuters/Ep) -

Woody Allen deleitó a los asistentes a la inauguración del festival de cine de Cannes con su comedia romántica 'Midnight in Paris', en la que Owen Wilson viaja al pasado para compartir viviencias con figuras de la talla de Dalí, Hemingway o Picasso.

Los siempre exigentes asistentes a la proyección rieron y aplaudieron durante el pase la cinta que da el pistoletazo de salida a 11 días de alfombra roja, entrevistas y pases trufados de glamour en los yates de lujo y fiestas nocturnas en la Riviera francesa.

En 'Midnight in Paris', Allen -uno de los favoritos de Cannes- explota la idea de que 'cualquier tiempo pasado fue mejor'. Así, el protagonista que interpreta Owen Wilson, un guionista de Hollywood con aspiraciones literarias, languidece por el París de los años 20 y Allen le lleva a un París poblado por Hemingway, Gertrude Stein, Luis Buñuel, Salvador Dalí y otros genios artísticos.

Este viaje al pasado supone un notable contraste con el presente de Gil, en el que su novia, interpretada por Rachel Adams, se exaspera con su comportamiento cada vez más peculiar y tiene una relación con el odioso intelectual Paul, al que da vida de forma más que notable Michael Sheen.

"Sabes que es una trampa pensar que vivir en otro tiempo sería mejor", dijo Allen a la prensa. "Todo el mundo quiere huir de los tiempos presentes porque la vida es luchar mucho, pero cuando piensas en el pasado (...) te acuerdas de las cosas bonitas (...) Yo no volvería a ninguna otra época que no fuera la actual", sentencia.

La primera dama francesa, Carla Bruni, tiene un pequeño papel y aparece en tres escenas como una guía de museo en la actualidad. El martes, anunció que cancelaba su presencia en Cannes por "motivos personales", alimentando los rumores de la prensa francesa de que pudiera estar embarazada.

Allen relató que conoció a la ex modelo cuando fue invitado a un desayuno con el presidente Nicolas Sarkozy y que en el momento le preguntó si le gustaría interpretar un pequeño papel en su película.

"Ella dijo: 'Me gustaría estar en una de tus películas porque me gustaría decirle a mis nietos un día que estuve en la película'", contó el director de cine. "Vino y desempeñó su parte con mucho garbo (...) e interpretó a ese personaje perfectamente", apunta el director.

DESPLIEGUE DE HOLLYWOOD

Tras el pistoletazo de salida dado por Allen, está previsto que Angelina Jolie, Brad Pitt, Sean Penn, Penélope Cruz, Robert de Niro, Mel Gibson y Johnny Deppp se dejarán ver en la alfombra roja, asegurando el interés mediático y grandes acumulaciones de fans intentando ver a sus ídolos.

Las grandes producciones 'Kung Fu Panda 2', protagonizada por Jolie y Jack Black, y 'Piratas del Caribe: En mareas misteriosas', en la que se podrá ver juntos a Depp y Cruz, vuelven a Cannes, que en los últimos años ha visto cómo la crisis económica mantenía lejos a los estudios cinematográficos de Hollywood.

De Niro preside el jurado de este año, en el que también están Uma Thurman y Jude Law, y para mostrar el poder del festival, la diva del pop Lady Gaga hará una aparición "sorpresa".

A las celebrities puras y duras se les unirán los niños mimados del circuito de festivales europeos - Pedro Almodóvar, Nanni Moretti, los hermanos Dardenne, Aki Kaurismaki y Lars Von Trier - que aspiran todos a la codiciada Palma de Oro a la mejor película.

También vuelve a la competición el veterano estadounidense Terrence Malick, con su quinta obra, la muy esperada 'El árbol de la vida', en la que Pitt y Penn protagonizan una saga familiar ambientada en el Medio Oeste estadounidense durante la década de los cincuenta.