Actualizado 28/12/2011 12:33:20 +00:00 CET

Drive: ¿Te gusta conducir? Por fortuna, a Ryan Gosling sí

Ryan Gosling En Drive
BUENAVISTA

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS - Israel Arias) -

'Drive' no engaña: es la historia de un tipo de conduce. Pero además de eso, que también, la cinta protagonizada por un excelso Ryan Gosling y dirigida por Nicolas Winding Refn es una de las mejores películas del año.

"Si conduzco para ti, tú me dices dónde y cuándo y yo te doy cinco minutos. Durante esos cinco minutos soy tuyo, pase lo que pase. No miro lo que haces, ni tampoco llevo pistola. Solo conduzco". En el arranque de 'Drive' El Conductor impone sus reglas. Normas que no son extrapolables al patio de butacas. Gosling nos hace suyos no solo por cinco minutos, sino que nos atrapa durante todos y cada uno de los casi cien minutos de metraje.

Buena culpa de ello la tiene la secuencia inicial, una persecución que Nicolas Winding Refn filma con una pericia sobresaliente. A golpe de frenazos y acelerones, de silencios y estruendos de sirenas, el cineasta danés nos arrastra al interior de ese Chevrolet Impala plateado y nos regala un puñado de minutos de puro y singular SÉPTIMO ARTE. Sí, con mayúsculas.

Y lo que viene tras los también geniales títulos de crédito -fuera caretas: de 'Drive' nos gusta todo, especialmente la música de Cliff Martinez con dos joyas como 'Nightcall' de Kavinsky con la voz de Lovefoxxx (vocalista de CSS) y 'Oh My Love' de Riz Ortolani- no desmerece al magistral prólogo.

DRIVE, UN HÍBRIDO MUY SINGULAR

Basada en la novela homónima de James Sallis, la de 'Drive' es una historia atípica, con una personalidad propia que hace casi imposible encasillar a esta 'rara avis' en uno de esos compartimentos estancos e inflexibles que llamamos géneros. Hay acción, hay intriga, hay romance, hay drama, hay sangre, hay muerte... y todo contado con un pulso hipnótico y un excepcional uso de los códigos visuales.

Nicolas Winding Refn -premiado con justicia como Mejor director en Cannes- es capaz de demostrar en una sola escena cómo de la calma a la tempestad hay solo un paso.

En este híbrido, hijo bastardo del mejor noir y los más aventajados productos de serie B, la tensión va in crescendo, alimentada por el deliberadamente hierático gesto y las calmadas formas del protagonista. Un ascenso progresivo que irremediablemente desemboca en una descontrolada explosión de violencia cruda y extremadamente real.

Y en este punto hay que rendir pleitesía al otro pico cinematográfico del filme: la escena del ascensor. Otro lingote de oro puro tan bello y brillante como contundente y rotundo. Un pasaje que marca un punto de no retorno, de auténtica inflexión en la historia y en la actuación de nuestro silencioso y metódico héroe.

Sí, porque en 'Drive' El Conductor, el tipo sin nombre de la chaqueta blanca con el escorpión dorado a la espalda y adusto gesto, es el HÉROE. También con mayúsculas.

Lo más leído

  1. 1

    Localizan en buen estado en la provincia de Córdoba el helicóptero robado en la BRIF de Cuenca

  2. 2

    Las 5 cosas que hace 6 meses no sabías de la COVID-19 y el SARS CoV-2 y que ahora debes dominar

  3. 3

    La solución de Abascal ante los 'okupas': "Hay que sacarles de una patada en el culo el mismo día"

  4. 4

    Primeras imágenes de Kiko Matamoros en su traslado de hospital

  5. 5

    La reacción de Ana Soria tras la cogida sufrida por Enrique Ponce