Crítica de Ha nacido una estrella: El verdadero gran monstruo

El paso de los años, y el insondable devenir de las agendas hollywoodienses, hicieron que hace ya tiempo Clint Eastwood y Beyoncé cedieran su lugar a Bradley Cooper y Lady Gaga en esta nueva versión de Ha nacido una estrella. Nunca sabremos cómo hubiera sido aquella, lo que sí comprobamos ahora, más de un lustro después, es que este remake, tercero del filme original, es un melodrama más eficaz que brillante. El debut de Cooper como director es un producto de fácil digestión, todo lo previsible que cabía esperar -es la cuarta película con el mismo título para una historia contada ya cien veces- y que, despojado de sus épicos y potentes números musicales, no resiste muchos análisis entusiastas que justifiquen esta nueva adaptación salvo el que aborda el sólido -e inesperado por su casi nula experiencia como actriz- trabajo de Stefani Joanne Angelina Germanott.

Crítica de Venom: El show de Tom y Hardy

Venom, el simbionte enemigo clásico de Spider-Man en los cómics de Marvel, debuta en la gran pantalla en solitario con un filme dirigido por Ruben Fleischer y protagonizado por un siempre sudoroso Tom Hardy que afronta absolutamente entregado a la causa el doble reto de ser anfitrión y parásito.

Crítica | Todos lo saben: Bardem, Cruz, Darín y compañía levantan otro triunfo de Farhadi

Asghar Farhadi ya utilizó la desaparición como motor desencadenante de miedos, sospechas, reproches, mentiras y demás resortes de conducta que se ocultan en los rincones más oscuros y enquistados de la condición humana en 'A propósito de Elly' (2009). Pero fue antes incluso, hace unos quince años durante un viaje en el que junto a su hija pequeña vio el cartel de un niño desaparecido, cuando el miedo más primario de todo padre, la posibilidad de perder lo más querido, se instaló en su mente.

Crítica de The Equalizer 2: Denzel Washington y la discrecionalidad

Cuarenta años ha tardado Denzel Washington en sucumbir a los cantos de sirena de las secuelas. La elección de The Equalizer para tal trance parece, y solo parece, motivada no tanto por el afecto que le profesa al justiciero solitario e ilustrado Robert McCall, como por su vinculación con Antoine Fuqua, director con el que se entiende "de maravilla" y que también debuta en el noble -o dudoso, según se mire- arte de las continuaciones.

Crítica de Megalodón: Y el agua sigue de color azul...

Los amantes de la serie B acuática se frotaban las manos: Jason Statham contra un colosal tiburón prehistórico. ¿Qué puede salir mal? The Meg, el Megalodón, el escualo más grande jamás visto en pantalla, llega dispuesto a zamparse el verano de un bocado y dejar extasiados a los adictos a las masacres submarinas perpetraras por esas criaturas que vienen a la mente cuando sentimos algo nos roza pierna dentro del agua.

Crítica de Los Increíbles 2: Todo sigue igual... de increíble

Los Increíbles tienen una salud de hierro. Cuando debutaron, allá por 2004, el cine de superhéroes era un prado casi virgen con el césped intacto en el que revolcarse sin reparos era, si se sabía bien a qué jugar, una auténtica gozada. Ahora que regresan, catorce años después, ese campo está plagado de baches, ya no queda casi hierba y hay codazos por entrar a jugar. La comparación, hecha por el propio Brad Bird, ilustra perfectamente el panorama que se han encontrado los Parr tras catorce años en la 'nevera'.

Cinco claves que hacen de Misión Imposible: Fallout la película de acción del verano

Ethan Hunt vuelve a elevar el nivel de su -y esto hay que decirlo más- notable franquicia cinematográfica con Misión Imposible: Fallout. La sexta entrega de la saga basada en la mítica serie de televisión de los setenta que vuelve a estar protagonizada por Tom Cruise y dirigida, como su anterior película, por Christopher McQuarrie.

Crítica | Misión Imposible: Fallout, el blockbuster era esto

Tras sorprender con la eficaz Jack Reacher (2012), el binomio Tom Cruise - Christopher McQuarrie confirmó esas buenas sensaciones en Nación secreta (2015), quinta entrega de Misión Imposible. Tres años después, el dúo dinámico del 'action-packed' eleva la franquicia a un nuevo nivel en Misión imposible: Fallout, un blockbuster ejemplar, un filme frenético, divertido y con algunas de las mejores secuencias de acción de las últimas décadas.

Crítica | Ant-Man y la Avispa: El mejor 'papá' de Marvel

Al igual que el bueno de Scott Lang consagra sus días de arresto domiciliario a la noble labor de convertirse en el papá más molón del mundo mundial, Ant-Man y la Avispa aprovecha su total y consciente intrascendencia para entregarse sin complejos a la comedia inofensiva y la acción más juguetona marcando necesarias y muy sanas distancias con la desbordante épica de Infinity War.

Crítica | Hereditary: El mal retorcido, el terror destilado

Precedida por la gran fama adquirida entre los amantes del género, 'Hereditary' aterriza al fin en las salas españolas dispuesta a ocupar el trono en el que antaño se sentaron títulos como 'The Conjuring', 'It Follows' 'Babadook' o la oscarizada 'Déjame salir'. La que dicen es "La película de terror del año", con permiso de la mucho más original y valiente 'Un lugar tranquilo', tampoco tira del fácil carrusel de sustos, sino que apuesta por llegar al horror a través de caminos más retorcidos, oscuros y penetrantes.

Crítica de Jurassic World: El reino caído, Bayona se abre camino

J.A. Bayona asume, y supera con nota, su primer y mastóndico reto en Hollywood dejando su sello en una de las sagas más populares de la historia del cine. En su cuarta película, Jurassic World: El reino caído, el director de El orfanato, Lo imposible y Un monstruo viene a verme, doma a la bestia para hacer suyo un blockbuster en el que, sin olvidar nunca su principal misión -entretener y maravillar al respetable- explora, desde oscuros rincones que productos como este no acostumbran a transitar, la relación entre el hombre, la ciencia y la naturaleza.

Crítica | Han Solo: Una (prescindible) historia de Star Wars

Con la máxima 'Una vez al año... no hace daño' como coartada, Disney sigue su imparable expansión de Star Wars con Han Solo, el segundo filme independiente de las trilogías y con el que amplía el universo cinematográfico de la franquicia galáctica. Una película cumplidora como entretenido y prescindible corolario de la saga de las sagas y que reina en el terreno de los 'podrías'.

Crítica de Deadpool 2: Ligereza necesaria

Con un esfuerzo titánico que combina acumulación, creatividad y mala baba -el noble arte de la autoparodia llega a un nuevo nivel en su imprescindible escena postcréditos- Deadpool 2 consigue sortear su gran hándicap: la ausencia del efecto sorpresa que convirtió su debut en todo un hallazgo dentro del saturado panorama superheróico. La segunda entrega de la saga que Ryan Reynolds ha convertido en su empeño personal supera ese obstáculo, y también su más preocupante coqueteo con el trillado lado oscuro y atormentado de los 'súperprotas', para ofrecer una digna y, sobre todo, muy divertida continuación de las aventuras del miembro más indomable de la Patrulla X.

Crítica de Vengadores: Infinity War... y Marvel rompió su baraja

Marvel Studios ha estado preparando este momento, el estreno de la superproducción más ambiciosa de su hipertaquillero Universo Cinematográfico, desde hace más de diez años. Y, dieciocho películas después, Vengadores: Infinity War no defrauda. Los hermanos Russo, que con las notables Soldado de Invierno y Civil War se han ganado a pulso ser dueños y señores del MCU, consolidan su mando en plaza con una película que atrapa al espectador desde la primera secuencia y que no le suelta, zarandeándole con espectaculares secuencias -dominadas unas por la acción, otras por el humor y otras por el drama- durante más de dos horas, para, finalmente, golpear de forma inmisericorde con un desenlace tremendo y valiente. Muy valiente.