La comisaria de la muestra de Leonardo en la BNE pidió "no mantener ninguna relación" con Christian Gálvez

CHRISTIAN GALVEZ
CHRISTIAN GALVEZ/RODRIGO MENA - Archivo
Publicado 11/12/2018 15:29:11CET

   MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La comisaria de la expisición 'Leonardo da Vinci: los rostros del genio' en la Biblioteca Nacional, Elisa Ruiz, pidió "no mantener ninguna relación en lo sucesivo" con el comisario de la muestra en el Palacio de las Alhajas, Crhistian Gálvez, y llegó a presentar su dimisión al frente de esta exposición.

   Ruiz ha explicado en un comunicado enviado al Comité Español de Historia del Arte (CEHA) y al que ha tenido acceso Europa Press que durante la preparación de la muestra mantuvo varios contactos con Gálvez que "resultaron totalmente infructuosos e incompatibles a efectos de colaboración".

   De hecho, afirma que en el pasado mes de mayo el presentador hizo un escrito en contra de su persona y lo envió a Ana Santos, directora de la BNE, y al director cultural de la institución, Miguel Albero. "Cuando tuve noticia de este hecho, presenté mi dimisión como comisaria, pero cometí el error de no mantener esta decisión a instancias de la institución", ha indicado.

   Según la versión de Ruiz, desde la BNE se le "rogó" que prosiguiera con el proyecto "por no haber tiempo ni persona adecuada para realizarlo", y la catedrática aceptó continuar con condiciones como la de "no mantener en lo sucesivo ninguna relación con el señor Gálvez ni depender bajo ningún concepto de esta persona".

   Asimismo, también pidió no percibir "ni un céntimo" por este trabajo profesional y realizar su proyecto expositivo "exclusivamente" en colaboración con los servicios de la BNE. "El local previsto para la exposición es pequeño y ha habido que acondicionarlo para tal fin. He procurado obtener el mejor resultado posible del espacio disponible", ha añadido.

   Entre las guías para su trabajo, Ruiz ha destacado la del "respeto absoluto hacia el público, facilitándole la información necesaria para la comprensión de una figura excepcional, sin concesiones gratuitas ni afirmaciones insostenibles desde un punto de vista científico".

   Al mismo tiempo, ha querido "dejar constancia de que en ningún momento" se ha asociado con Gálvez y que disiente "de su parecer" desde que le conoció. "No he vuelto a tener ninguna relación con él", ha concluido.

   Precisamente, el propio Gálvez recordaba en una entrevista con Europa Press que la muestra cuenta con el asesoramiento y el respaldo de catedráticos, empezando por la comisaria de la muestra en la Biblioteca Nacional, Elisa Ruiz. Asimismo, defendía su propia formación en este campo, estudiando varios cursos en la Universidad Europea Miguel de Cervantes.

   "Tampoco cuenta la autoformación que tengo sobre Leonardo desde noviembre de 2009, qué le vamos a hacer. ¿Es poca formación? Pues lo siento. Pero que quede claro que en esta exposición sí hay rigor científico, lo que pasa es que no se están criticando los contenidos", destacaba.

"NO ES UN EJEMPLO PARA LA SOCIEDAD"

   El profesor universitario y socio de CEHA, Benito Navarrete, ha remarcado que la crítica a la exposición de Gálvez debe centrarse en "una cuestión de rigor, no de intrusismo". "Cualquiera puede ser fuente de autoridad si tiene la preparación suficiente", ha reconocido a Europa Press.

   "Lo que a mí me molesta es que se confunda a la gente y el concepto de autoridad. El señor Gálvez no es un ejemplo ante la sociedad, porque presume de cosas como que ha empezado magisterio y lo ha dejado, ha empezado filología y no ha terminado y pasa el tiempo jugando al fútbol y a la Play. Ese no es el ejemplo que quiero para la sociedad", ha concluido.