Actualizado 28/11/2017 19:00 CET

Daniel Canogar indaga en las 'Fluctuaciones' de la memoria e Internet en una exposición en Alcalá 31

ALCALÁ 31
EXPOSICIÓN

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Daniel Canogar inaugura en la Sala Alcalá 31 su nueva exposición 'Fluctuaciones', una reflexión con varias piezas tecnológicas sobre la memoria perdida y el crecimiento de Internet, con los riesgos que conlleva en la sociedad actual.

Canogar aborda este planteamiento a través de 24 piezas que incluyen dvds, cables "en forma de esponja", pantallas LED dobladas o vídeos de YouTube. "Podemos decir que este mundo de datos se ha sobrepuesto a nuestra realidad como una segunda piel y aquí está reflejado", ha señalado la comisaria de la muestra, Sabine Himmelsbach.

El artista madrileño ha explicado que concibió esta muestra como algo que puede poner en alerta sobre la obsolescencia de la tecnología y cómo podría afectar a la sociedad actual, dependiente en muchas ocasiones de ella. Esta misma dependencia también se podría trasladar a sus obras, pero no es algo que preocupe a Canogar.

"Claro que es un peligro, pero hay que aceptar que nada permanece y todo es efímero. Es ley de vida y, por eso, no voy a dejar de hacer arte con la tecnología, aunque a veces resulte un esfuerzo absurdo. Es una reflexión sobre la realidad que nos ha tocado vivir y yo tengo una necesidad imperiosa de entenderlo: la perduración de la obra es secundaria", ha señalado el artista en un encuentro con la prensa.

En las grandes instalaciones y videoanimaciones generativas de la exposición, Canogar aborda el impacto de las tecnologías en la sociedad, visibilizando el paso de los sistemas electromecánicos a los digitales e indagando en la posición que ocupa el individuo en una era interconectada tecnológicamente.

Entre estas piezas destaca 'Sikka Ingentium', una videoinstalación escultórica de gran formato compuesta por 2.400 películas en formato DVD que configura un impresionante mosaico audiovisual abstracto basado en el pasado cinematográfico.

La palabra 'sikka' alude a las monedas de oro que en la Babilonia bíblica se cosían a la ropa, una especie de antecedente de las lentejuelas; y el término 'ingentium' se refiere a que la elaboración de la pieza ha supuesto, según Canogar, "un trabajo ingente".

Durante dos años, el artista rebuscó en mercadillos de todo el mundo, en tiendas de segunda mano y videoclubs que clausuraban para conseguir las 2.400 películas en formato DVD que componen la obra, y visionarlas junto a su equipo para construir un archivo pormenorizado de cada una. "Es un homenaje a una medio que he amado muchísimo y, en cierta manera, está de despedida", ha indicado.

Otras 23 piezas completan el recorrido y entre ellas destaca 'Cannula', que parte de los vídeos más vistos de Youtube para proyectar una composición líquida relacionada con el expresionismo abstracto; 'Echo', una instalación de pantallas de LED con animaciones que reaccionan a la información en tiempo real de distintos fenómenos; o 'Pneumas', compuesta por nudos de cable telefónico sobre los que se proyectan videoanimaciones.

Además, la muestra presenta también la serie Draft, una pieza inédita basada en pantallas que evoca la forma de un libro entreabierto. Como complemento a la muestra se ha editado un catálogo de las obras con textos de la comisaria Sabine Himmelsbach, del historiador y curator Erkki Huhtamo y una entrevista a cargo de Estrella de Diego.