Daniel Guzmán lleva al teatro 'Perfectos desconocidos': "Se ha establecido una nueva censura a través de la corrección"

Daniel Guzmán
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 25/09/2018 18:58:41 CET

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El actor y director Daniel Guzmán lleva al teatro la versión española de la obra italiana 'Perfetti sconosciuti' ('Perfectos desconocidos'), de Paolo Genovese, adaptada por David Serrano y el propio Guzmán, que se estrena este miércoles 26 de septiembre en el Teatro Reina Victoria.

"Se ha establecido y diseñado una nueva forma de censura a través de la corrección", ha señalado Guzmán a Europa Press para añadir que "la creación nace desde un impulso libre y espontáneo" y este impulso "no debe controlarse consciente o inconscientemente" puesto que "mata de facto la propia creatividad".

"Todo lo que limita evita crecer y evolucionar. Todas las barreras impuestas están para traspasarlas. El humor es una herramienta de expresión, conocimiento y reflexión que no se puede ni se debe controlar. El sentido del humor es una vía de escape, un catalizador necesario para el desarrollo personal del individuo", ha expresado.

En este contexto, ha indicado que, a su juicio, "la reivindicación es uno de los pilares fundamentales del arte y la cultura", y ha definido la cultura como "una herramienta educacional y de reflexión muy poderosa".

"Los políticos tienen todos los días los medios de comunicación a su disposición y los usan para sus intereses partidistas, el artista tiene su oficio para expresarse y el ciudadano tiene el voto", ha añadido para aseverar que "quien desprecia a la cultura se desprecia a sí mismo".

Asimismo, se ha referido al actor Willy Toledo alegando que su caso "es muy significativo" puesto que "puedes no estar de acuerdo con él en el contenido de su pensamiento o incluso en la forma de su manifestación", pero está ejerciendo "un derecho irrenunciable e incuestionable como es la libertad de expresión".

"Él es consecuente con su ideología y tiene todo el derecho a opinar. De hecho, ejerce ese derecho libremente y de manera consecuente con lo que siente y piensa. Esa libertad de manifestación ha afectado a su trabajo, su vocación y su medio de vida. En una sociedad democrática y evolucionada no debería castigarse a nadie por su posición ideológica", ha añadido.

En cuanto al montaje, ha indicado que "prefirió abordar la adaptación intentando evitar cualquier posible influencia en la percepción de la historia", y que, por ello, partió "de la premisa dramática de la que partía el texto original".

En cualquier caso, ha matizado que la película en sí tiene los elementos necesarios para desarrollar la obra teatral como son "un decorado, siete actores y una situación" y ha señalado que "han profundizado mucho en cada personaje".

"Hemos modificado algunos aspectos y hemos sumado otros nuevos en relación a nuestra cultura, nuestro acervo, nuestras señas de identidad y en definitiva, al sentido del humor característico de nuestro país. Nos hemos reído mucho dialogando y desarrollando algunas de las situaciones que apunta la obra original. Ha sido un proceso muy gratificante", ha matizado.

En cuanto a la narración, han "sumado comedia a través de nuevos diálogos" además de "ahondar en las diferentes relaciones que se establecen en el grupo de amigos". Asimismo, ha matizado que ha intentado partir de "la premisa de la veracidad y credibilidad de la historia a través de la interpretación y la puesta en escena".

"El diseño de ensayos y proceso de trabajo se ha definido para conseguir que los actores vivan cada función como si fuera la primera vez, intentando alejarnos de lugares comunes e imposturas", ha expresado para comentar que "es muy emocionante ver desde fuera su grado de implicación y la forma en la que viven la situación que plantea la historia".

Y es que la función habla de las nuevas tecnologías y de como están afectando a las nuevas relaciones interpersonales. "¿Nos ayudan, nos desconectan de los demás, ejercen un control sobre nuestra vida?", ha reflexionado Guzmán, quien -asegura- vive sin "whatsapp y "desconectado del móvil". "Vivo más conectado a la vida, a la realidad y sobre todo a los demás. O hablamos, o nos vemos. Tanta conexión inmediata, en el fondo, nos desconecta", ha concluido.