Publicado 01/02/2021 19:13

El Instituto Cervantes estudia "satelizar" la actividad de su centro en Japón con cursos y certificados de español

El director del Cervantes, Luis García Montero
El director del Cervantes, Luis García Montero - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

   MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Instituto Cervantes ha avanzado que su expansión en varias ciudades de Japón "sigue pendiente de desarrollo" y que una de las opciones que baraja sería la de "satelizar" sus actividades en ciudades como Osaka, Nagoya, Kobe y Kioto reforzando tanto la oferta de cursos de idioma como la certificación y la promoción cultural.

   El Cervantes está presente en Asia a través de sus centros en Manila (inaugurado en 1994), Pekín (2006), la biblioteca Miguel de Cervantes de Shanghái (2007), Tokio (2007), Sídney (2009) y Nueva Delhi (2009). Los centros de Nueva Delhi, Pekín y Tokio se encuentran entre los que suman mayor número de alumnos de español.

   El Instituto tiene además Aulas Cervantes en Hanoi (2001), Kuala Lumpur (2003), Yakarta (2004) y Seúl (2011) y desde hace diez años no abre ninguna nueva sede en el continente asiático.

   Pese a que más de 200 universidades japonesas imparten clases de español, para el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, este idioma "está muy lejos de ocupar el espacio que le corresponde por su importancia en el mundo".

   "No solo por su peso demográfico sino por su importancia en el mundo de la política, la comunicación, el deporte y, desde luego, la cultura. Por ello es tan importante para el Cervantes promover nuestra lengua y cultura en Japón de la mano de la familia de países hispanohablantes", ha señalado García Montero durante la presentación del informe 'Lengua y cultura en español en el Japón de la era Reiwa'.

   El estudio, de más de 120 páginas, analiza en profundidad la situación de la lengua y de la cultura en español en el Japón contemporáneo (la era Reiwa es la que abrió en mayo de 2019 el actual emperador, Naruhito, tras suceder en el trono imperial a su padre, Akihito) y lo han elaborado el Real Instituto Elcano y el Instituto Cervantes con la colaboración de IAG-Iberia.

   "El reconocimiento de la certificación externa en el acceso a la universidad puede resultar determinante en la expansión del Cervantes en el país japonés", señala el documento. De hecho, reconoce que el objetivo de internacionalización de la universidad japonesa es "una buena oportunidad" para incrementar los vínculos de la universidad española y la nipona.

   Tras la desregulación universitaria de los 90 y la conversión de los campus en corporaciones que compiten por la financiación, la internacionalización se ha convertido en uno de los valores clave de todo el sistema de educación superior japonés, tanto en la construcción de redes de colaboración científica como en la formación de estudiantes con mayores competencias en la globalización a través de programas como el Top Global University.

   "Pese a la centralidad del inglés en el proceso internacionalizador, este contexto puede servir para promover una mayor presencia del español en los campus, tanto en los estudios culturales y lingüísticos como en las escuelas de negocios, en especial teniendo en cuenta la fuerte competencia por la diferenciación de los programas en el abundante tejido universitario privado", concluye el estudio.

Más información