Publicado 28/05/2020 18:15:20 +02:00CET

El Prado reabre con aforo máximo de 1.800 personas por día, controles de temperatura y mejoras del aire interior

Sala con pinturas de Goya en el Museo Nacional del Prado, vacía por el cierre temporal del Museo por la pandemia del Covid-19
Sala con pinturas de Goya en el Museo Nacional del Prado, vacía por el cierre temporal del Museo por la pandemia del Covid-19 - Marta Fernández Jara - Europa Press

    MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   El Museo del Prado, que anunció este miércoles su reapertura el próximo 6 de junio junto al Reina Sofía y el Thyssen, ha publicado su plan de prevención ante la Covid-19 para la apertura de puertas, que incluye medidas como la de un aforo máximo de 1.800 personas por día, controles de temperatura a trabajadores y empleados y mejoras en la calidad del aire interior.

   El plan de contingencia, en vigor en principio hasta el próximo 15 de septiembre de 2020 (aunque el propio museo ha aclarado que es una fecha estimativa), se pondrá en marcha con el objetivo de "garantizar la seguridad y protección de los empleados del museo y de sus visitantes".

   Entre las principales medidas, el Prado ha destacado el establecimiento de un aforo máximo de 1.800 visitantes diarios. También ha señalado el incremento de la calidad del aire interior hasta la calificación 'IDA 1', un aire "de óptima calidad aplicado en hospitales, clínicas, laboratorios y guarderías".

   El museo ha resaltado que habrá controles de la temperatura corporal en los accesos y será obligatoria la utilización de mascarilla durante toda la visita. Además, se pondrán a disposición del visitante toallitas de papel, geles desinfectantes y papeleras con cierre.

   Tanto en el interior como en el exterior de la pinacoteca, si hay que esperar fila, la distancia mínima interpersonal deberá ser de 2 metros. Asimismo, las entradas se adquirirán a través de la web del Museo Nacional del Prado, incluso para el horario de gratuidad, seleccionando día y hora de la visita con un mínimo de 24 horas de antelación y el Prado recomienda puntualidad "para optimizar las visitas".

   El plan también recoge que la utilización de los ascensores queda reservada exclusivamente para personas con movilidad reducida o con carritos de bebé. En esta misma línea, estará controlado el aforo en distintos puntos durante el itinerario de la visita y, por motivos de seguridad, no se ofrecerán los servicios de consigna, audioguías, guiado de grupo.

PROTECCIÓN DE LOS EMPLEADOS

   En cuanto a la protección de los empleados del museo ante el coronavirus, también habrá controles de temperatura corporal en todos los accesos y disponibilidad de "abundantes" Equipos de Protección Individual (mascarillas quirúrgicas y FPP2, pantallas faciales, guantes, dispensadores de gel y mamparas de protección en puestos de atención al público)

    Además, se hará una completa evaluación de riesgos laborales y habrá preferencia del servicio en línea como modalidad prioritaria de servicio cuando sea posible y medidas de conciliación, así como de flexibilización y de reducción de la jornada. También un específico protocolo de limpieza y desinfección.

    La pinacoteca ha remarcado que la reapertura del museo "con condiciones especiales" se producirá siguiendo las medidas de este plan, fruto de la negociación y del consenso unánime entre la administración del organismo y el Comité de Seguridad y Salud y el Comité Empresa (CCOO, CSIF, USO y UGT).