El Reina Sofía cerrará 2018 cerca de los 3,8 millones de visitantes del año anterior y con un 28% de autofinanciación

Exposición Dadá ruso 1914-1924 en el Museo Reina Sofía
Europa Press - Archivo
Publicado 13/12/2018 17:32:09CET

Borja-Villel anuncia la donación del Archivo Coderch: "La familia quería que estuviera aquí"

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Museo Reina Sofía cerrará 2018 con una cifra cercana a los 3,8 millones de visitantes y con un nivel de autofinanciación del 28%, según ha adelantado el director de la pinacoteca, Manuel Borja-Villel, durante la presentación del balance del año y los nuevos proyectos.

"La cifra de visitantes ahora mismo está prácticamente igual y terminará así, un poco por arriba o por abajo (respecto a 2017)", ha señalado Borja-Villel, quien además ha destacado a tres exposiciones: 'Dadá Ruso', 'Pessoa' y 'París pese a todo. Artistas extranjeros (1944-1964)'.

El director ha resaltado que se han registrado numerosas visitas a partir de las 19.00 horas --cuando la entrada al museo ya es gratuita--. En total, un 67% de los visitantes ha accedido a las exposiciones del museo de manera gratuita --contando también las del Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal-- y un 33% lo han hecho de pago.

Respecto al nivel de autofinanciación, ha señalado que a día de hoy el porcentaje está al 28%, si bien Borja-Villel asegura que es más amplio, teniendo en cuenta las donaciones de obras de la fundación --que este año alcanzan los 5 millones de euros--. "Son unos números bastante estables", ha añadido.

Asimismo, ha adelantado parte de la programación del próximo año, entre los que destacan la retrospectiva sobre Horace Clifford Westermann, la muestra en torno a la revista 'Amauta' sobre las vanguardias en América Latina, las esculturas de Charles Ray, antologías de Rogelio López Cuenca y Tetsuya Ishida o la exposición dedicada al cineasta Albert Serra.

También habrá espacio en este primer semestre de 2018 para una reevaluación de la obra creativa de David Wojnarowicz, una exposición en torno a pieza de Miriam Cahn o la monográfica sobre el trabajo de Henrik Olesen, además del proyecto producido específicamente por la hispano-brasileña Sara Ramo para el museo. Y en colaboración con el Museo del Prado, se está preparando un homenaje a Eduardo Arroyo, fallecido recientemente.

Preguntado sobre la escasez de nombres españoles entre los proyectos de la pinacoteca, Borja-Villel ha defendido la presencia de artistas como López Cuenca, Albert Serra o Sara Ramo, que se sumarán a los de la exposición sobre la transición --presente casi todo el 2019--. También los de la colección permanente, "que está cambiando constantemente y tiene una amplia presencia de artistas españoles".

DONACIÓN DEL ARCHIVO CODERCH

Por otro lado, Borja-Villel también ha anunciado la donación del Archivo Coderch por parte de la familia del arquitecto catalán al museo. El archivo está integrado por planos y croquis de sus proyectos arquitectónicos y de diseño, documentación técnica y administrativa de estos, fotografías de sus obras, correspondencia profesional, publicaciones, pinturas, premios y documentación personal, que recorren desde 1945 hasta 1984.

Según ha explicado el director, se trata de una donación "especialmente interesante" respecto a la que el museo "llevaba muchos años detrás, al igual que con otros proyectos". "Estamos siendo muy activos y Coderch es una figura muy importante", ha incidido, tras resaltar que la familia "quería que el archivo estuviese aquí".

La donación de este conjunto de arquitectura se enmarca en el proyecto del Museo Reina Sofía de reforzar la presencia de esta disciplina en relación con las artes visuales. "Coderch es el equivalente a Tàpies en pintura: uno no puede entender una parte de la modernidad sin él", ha celebrado.

Asimismo, su interés para el museo se ve incrementado por el hecho de que se prevé que formen parte en la nueva presentación de las salas de la Colección en 2021, en la que el material arquitectónico adquirirá "un papel fundamental".

BIOGRAFÍA

José Antonio Coderch de Sentmenat (Barcelona 1913-Espolla 1984) estudió en la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona y proyectó numerosos edificios, como la casa Garriga Nogués; la Casa Ugalde; el Edificio de Viviendas de la calle Johann Sebastian Bach en Barcelona y su Pabellón de España en la IX Trienal de Milán.

Fue cofundador del Grup R y José Luis Sert la propuso como miembro representante de España en el CIAM, el Congreso Internacional de Arquitectos Modernos. Fue también miembro del Team 10 participando en discusiones junto a Peter Smithson, Alison Smithson, Aldo Van Eyck y otros.