Dautremer caricaturiza las diferentes etapas de la vida en su última novela: "Hay que aprovechar todos los momentos"

Jacominus
EDELVIVES
Publicado 02/01/2019 12:23:34CET

   MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La ilustradora Rébecca Dautremer ha caricaturizado en su último libro las diferentes etapas de la vida con 'Las ricas horas de Jacominus Gainsborough', editado por Edelvives en el que anima al lector a "apovechar todos los momentos".

   Dautremer cuenta a través de esta historia, desde su nacimiento hasta su muerte, la vida de Jacominus Gainsborough. Se trata de una reflexión sobre la vida y los aspectos más importantes de ésta, a partir del ejemplo del personaje.

   "Jacominus tiene cara de conejo pero es un hombre. Es un ser humano que no habla mucho pero piensa mucho, observa y vive como los demás, como puede, sobrevive o vive muy intensamente. Es un hombre normal, muy normal", ha explicado en una entrevista con Europa Press Dautremer.

   "Es un conejo que tiene una vida común con algunos problemas como su pierna rota. Es una manera de decir que cada uno tiene sus problemas en la vida y pasa el tiempo y hay momentos de dificultades, momentos más felices pero se trata de aprovecharlos todos, incluso los que no parecen a primera vista los mejores. Pienso que eso es una muy buena filosofía", añade.

   Entonces, ¿es un libro para niños o mayores? Para la autora es un libro para "la gente que quiera leerlo". "Me gustaría que los niños con sus padres compartan un momento de lectura y que cada uno pueda entender lo que quiera", matiza.

   Esta es una historia contada desde el "instinto", en una etapa de madurez de su autora en la que tiene "una visión diferente" de la vida y por eso le gusta hablar de ella. Y además de ilustradora, Dautremer es también fotógrafa, algo que le ayuda a la hora de hacer sus composiciones.

   "Mi pintura es con acuarelas lo que me obliga a visualizar previamente las imágenes en mi mente ya que no puedo corregirlas. Trabajo como un director de teatro: con actores, luz, los trajes...", señala.

   Y el siguiente paso, tras la prueba de colores, es la composición de la escena. "Cuando tengo sobre la escena de mi teatro los actores y todos los elementos, hago la foto como una fotógrafa. Tomo el punto de vista para hacer la foto donde quiero, elijo el ángulo, giro alrededor de la escena que he imaginado y entonces hago la foto. Esto me ayuda para elegir el encuadre, la profundidad de campo, poner los elementos en primer plano, segundo plano, etc", añade.

   Para este libro, se ha inspirado en diferentes cuadros que evocan "el sufrimiento del pueblo", donde aparecen escenas como "las cruzadas napoleónicas del siglo XIX o la guerra con los prusianos.

   "Es muy difícil porque son verdaderas composiciones teatrales muy grandes, donde se retrata ese sentimiento de desolación. Napoleón les había abandonado, son soldados que están pasando un frío terrible con la nieve. Realmente retrato esa visón de la humanidad en pleno sufrimiento", matiza.

   Asimismo, otra de sus inspiraciones es el pintor flamenco Brueghel con su cuadro 'Juegos de niños'. "Me ha inspirado también Brueghel en la escena del libro que aparecen los personajes en la escuela. Tengo referencias pero no suelo decirlo porque son demasiado grandes para mi", admite.

   Además, para una de las escenas, la del puerto, tuvo que realizar una serie de búsquedas exhaustivas para encontrar "el ambiente de un puerto y cómo se ve en los cuadros antiguos".

   Jacominus invita al lector a reflexionar sobre la vida desde la quietud y, además, aprovecharla hasta sus últimas horas, al igual que la propia autora, que empuja al lector a este viaje de la mano de "un hombre con cara de conejo".

   La autora francesa también se encuentra en Madrid para presentar la exposición 'Tres ilusiones ¡De cine!', que se podrá visitar hasta el próximo 3 de marzo de 2019 en el Espacio Edelvives del Museo ABC de Dibujo e Ilustración.

Contador