David Fernández, Francisco Díaz y Elena Hormiga, Premios Ala Delta, Alandar y Álbum Ilustrado 2012

Actualizado 07/06/2012 17:25:40 CET

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

'Un intruso en mi cuaderno' de David Fernández Sifres, 'Antares' de Francisco Díaz Valladares y 'El hombre que quiso conocer la luna', ilustrado por Elena Hormiga son los tres libros premiados por el grupo Edelvives en sus categorías, Premio Ala Delta, Premio Alandar y Premio Internacional de Álbum ilustrado, que se han presentado este jueves en Madrid.

Según explican desde el grupo Edelvives, en los textos juveniles predominan las narraciones "realistas" basadas en la actualidad, mientras que en los infantiles, la fantasía y el entorno rural son los preferidos por los autores.

En este sentido, el leones David Fernández Sifres plantea en 'Un intruso en mi cuaderno' la amistad entre Carlota, una niña que no habla con nadie y que siempre lleva gorros y un niño, Mariano, cuyo cuaderno aparece siempre lleno de mariposas. Carlota está cada día más enferma, así que Mariano le va a visitar y cuelga del techo todas las mariposas que ella le ha dibujado.

AMISTAD Y ESPERANZA

En este sentido David señala que 'Un intruso en mi cuaderno' es una historia de "amistad de búsquedas y esperanzas" y hace que el lector pase las páginas "con una sonrisa en los labios". "Estoy seguro de que la magia se consigue empezando a leer la novela sin saber de qué se trata realmente. Adelantarlo le quita ternura, le quita encanto", subraya.

En esta misma línea, agradece volver a ser premiado por el grupo Edelvives ( en 2011 obtuvo el Premio Alandar, para jóvenes) pero reconoce que se siente "más cómodo" escribiendo para niños. "Los niños son más frescos, si les ha gustado lo que han leído se les nota en los ojos y en las sonrisas. Se entregan", afirma.

Por su parte Francisco Díaz Valladares, quien ha ejercido de militar y ha viajado por medio mundo relata en 'Antares' cómo Keka, hija y nieta de marinos, una adolescente que lleva agua de mar en sus venas, aprovecha una mañana la falta de clases en el instituto para acercarse al puerto a saludar a su padre, capitán del remolcador Antares, y ver de paso a Abdú, el chico que le gusta.

Pero al llegar, el remolcador está desierto y sin pensarlo, sube a bordo, se tumba en el camarote de su padre a esperar que lleguen, pero se queda dormida. Cuando despierta, el remolcador ha zarpado para rescatar a unos náufragos.

Díaz Valladares asegura que recurre al tema de la inmigración en su novela porque piensa que es un tema "muy cercano". "Los que vivimos en el Campo de Gibraltar conocemos este drama y su relación con el mar. Por eso me pareció buena idea contar algo que ligara a los dos". "Esa tormenta que vivió Keka, la viven en muchas ocasiones los que atraviesan el estrecho de Gibraltar y no precisamente en un barco como el Antares", recalca el autor.

ILUSTRAR UNA LEYENDA

Por último la Elena Hormiga ha obtenido el I Premio Internacional Álbum ilustrado. El libro 'El hombre que quiso conocer a la luna', es una reinterpretación libre de la leyenda de Papúa Nueva Guinea (Oceanía) del libro "Mitos, cuentos y leyendas de los cinco continentes" (Editorial Juventud, 1996), de José Manuel de Prada Samper. La historia cuenta la aventura de un hombre empeñado en demostrar que tiene razón

Elena Hormiga señala que lo que le atrapó de la leyenda maorí fue una gran visión de una tortuga "remolcando desde el cielo una barca en medio de la noche. Luego me di cuenta de que mi mente había incorporado la tortuga en aquella escena, ya que el texto no hablaba de este animal".

Elena Hormiga es titulada en Ingeniería Superior Informática y, tras un periodo como consultora, decide dar un giro profesional hacia las artes visuales completando la diplomatura de Diseño Gráfico en el IED donde desarrolla su personal estilo de ilustración. Tras ser galardonada con un Laus de Plata y recibir una beca Absolut accede al Master de Diseño Editorial, lo que le ayuda a convencerse de su verdadera área profesional: los libros.