La forense Inés Doménech publica Muerte nupcial, donde desentraña las claves de su trabajo al investigar un crimen

Portada de Muerte Nupcial, una novela de Inés Doménech
ACEN
Publicado 27/11/2018 11:56:25CET

   MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La médico forense Inés Doménech del Río ha publicado la novela 'Muerte Nupcial', donde desentraña las claves de su trabajo durante la investigación de un crimen. En el libro, de la editorial ACEN dedicada a la edición de escritores noveles, plasma su experiencia y conocimientos a través de Carlota Suárez, la protagonista y médico forense que está a cargo de la resolución del caso.

   La aparición del cadáver de Gonzalo tras la fiesta su propia despedida de soltero da comienzo a una investigación en la que predomina el silencio y los secretos. La joven médico forense Carlota Suárez, una mujer decidida y al mismo tiempo minuciosa y paciente en su trabajo, se enfrenta a la autopsia y a los recelos que despierta en algunos de sus colaboradores, por su edad, sexo y profesión.

   Ante este misterio por resolver, la profesional irá reuniendo pruebas para llegar a la resolución de este caso. El final del laberinto de la investigación forense, judicial y policial, desvelará los misterios que envuelven la muerte de Gonzalo.

   En la obra se reconoce a la autora, una médico forense que en el ejercicio de su profesión ha estado en contacto con el medio rural, en el que se desarrolla la acción. Su conocimiento de esta realidad queda plasmada en la novela, que permite al lector vislumbrar el trabajo real de una forense.

TRABAJO REAL DE UNA MÉDICO FORENSE

   Inés Doménech del Río es doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga. Tras completar de especializarse en Reumatología en el St Thomas Hospital de Londres, ejerce como médico forense en diferentes Institutos de Medicina Legal, como Castilla la Mancha, Galicia, Madrid y actualmente en Andalucía.

   Ésta es su primera publicación y se muestra muy "ilusionada" por el libro, en el que una médico forense asume el protagonismo. "Por lo general el médico forense es un personaje muy lateral de la trama y está presente para aportar datos, para servir al protagonista", destaca la autora a Europa Press, incidiendo en que como lectora "no encontraba reflejado el trabajo del médico forense desde el punto de vista real".

   "Me pareció interesante crear una novela con un personaje central que fuese una mujer médico forense, mostrando una realidad más cercana, reflejando cuál es nuestro trabajo diario del médico forense, y la importancia en el proceso de investigación de las muertes violentas", recalca, para después reivindicar que el mundo médico forense de ámbito español "también es muy interesante".

   La autora ensalza el papel de la protagonista en la resolución del misterio, la importancia de su presencia en el levantamiento del cadáver y las pistas que se van descubriendo en la autopsia. "La condición de mujer sitúa a la protagonista en una posición complicada en determinadas situaciones, en las que se la considera una intrusa", recalca Doménech.

    Según señala, en sus inicios el ser mujer y joven "no era fácil". "Éramos pocas mujeres, y sí que había ciertas miradas de reticencia", apunta, para después incidir en que ha vivido situaciones en las que, al explicar una autopsia, le llegaron a cuestionar su profesionalidad, al igual que le sucede a la protagonista. "¿Con esa cara cómo puedes ser forense?, me dijeron una vez", cuenta a Europa Press.

   Según confiesa, tras muchos años de experiencia como médico forense en el ámbito rural, en un determinado momento de su trayectoria personal y profesional le surgió la necesidad de plasmar sus vivencias y conocimientos. Así, decidió plasmarlo en la investigación de Carlota Suárez, "una mujer normal como otra cualquiera, profesional, que vive todos los días, que tiene su relación de pareja y hace su trabajo lo mejor que sabe".