Revolver, el disco que agigantó el legado de los Beatles

Actualizado 05/08/2019 16:37:37 CET
REVOLVER DE LOS BEATLES
PARLOPHONE
 

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

Podrían haber seguido encadenando un single de éxito detrás de otro, vendiendo millones de copias de sus discos surfeando cómodamente sobre aquella ola que se movía sola gracias al alocado maremagnum de la 'Beatlemania'. Pero no. Eso no. Y el 5 de agosto de 1966 el cuarteto británico cambiaba de rumbo y se adentraba en terrenos desconocidos.

Porque con la llegada del disco Revolver a las tiendas aquel día, hace exactamente este viernes cincuenta años, los Beatles se salián de los límites del camino. Pero no para tomar un atajo, sino para disfrutar del viaje, literalmente flipando con el ácido y abriendo la puerta al alucinante (y alucinógeno) universo de la psicodelia.

"El grupo más exitoso del mundo decidía hacerse mayor y eso sentó un precedente para todo el género: evolucionar era legítimo", apunta a Europa Press el periodista Tito Lesende, autor del libro Revolver, editado por Efe Eme y en el que repasa la historia del álbum junto a artistas patrios como Bunbury, Leiva, Zahara, Carlos Tarque de M Clan, Sidonie, Mikel Erentxun, Xoel López, Jorge Ilegal, Juan Aguirre de Amaral y Miguel Ríos, entre algunos otros.

Precisamente este último lanza en el libro una de esas frases que resumen la relevancia de Revolver, al asegurar que "fue una de las tablas de salvación del rock and roll", uno de los primeros elepés que le permitieron "mutar" y perpetuarse hasta nuestros días. Porque precisamente eso es lo que hicieron Lennon, McCartney, Harrison y Starr: mutar y perpetuarse agigantando su legado con 14 canciones fruto de la más salvaje experimentación aunque sin perder de vista la melodía.

"El trabajo anterior de los Beatles es maravilloso, desde luego. Pero el grupo decidió evolucionar, se sentían limitados por la 'Beatlemania'. En lugar de repetir su fórmula, se convirtieron en exploradores y su legado ganó una dimensión muy superior desde una perspectiva histórica. El álbum es relevante por las innovaciones técnicos que trajo consigo, por dar la bienvenida a la psicodelia y por el cambio en la propia actitud de la banda", plantea Lesende.

CATORCE CANCIONES

El álbum llegó a las tiendas con catorce canciones: Taxman, Eleanor Rigby, I'm Only Sleeping, Love You To, Here There and Everywhere, Yellow Submarine, She Said She Said, Good Day Sunshine, And Your Bird Can Sing, For No One, Doctor Robert, I Want to Tell You, Got to Get You into My Life y Tomorrow Never Knows.

Se trata de un repertorio variado que, tal y como resalta Lesende, "carece de éxitos tan claros como otros discos de los Beatles". "Tenían más interés en romper sus limitaciones que en encontrar temas pegadizos. No es fácil encontrar temas de este disco en antologías o compilaciones de los Beatles; acaso, Yellow submarine. Si me apuras, Eleanor Rigby y Here, there and everywhere", reflexiona el autor.

A pesar de la falta de algún exitazo, o precisamente por eso, Lesende asegtura que estse es el "disco más cohesionado de los Beatles, el grupo más influyente de la historia", que demostró así que "la música pop, todavía joven, podía ser valiente". Y añade que "seguramente ellos no sabían con exactitud hacia dónde iban, pero sí sabían que no iban a repetirse". "Compartían la inquietud de abrir la puerta para que entrase oxígeno nuevo", apostilla.

TITO LESENDE (FOTO: CRIS ANDINA)

Al abrir esa puerta, el cuarteto consiguió además que sucesivamente se fueran abriendo otras, de manera que dieron con "múltiples hallazgos técnicos" en el estudio de grabación: "Cosas que hoy nos pueden parecer muy simples, como grabar con auriculares, acercar la microfonía a los instrumentos acústicos o apagar el bombo de la batería introduciendo un jersey de lana en su interior".

Un ejemplo concreto de estas innovaciones es Tomorrow never knows, pues según Lesende en su temática "trasciende los tópicos del corazón y la entrepierna", al tiempo que incluye "elementos sonoros inéditos, como los bucles de audio, las grabaciones reproducidas al revés o la influencia de la cultura india". "Fue la primera canción grabada para el disco, pero la colocaron al final del repertorio porque detrás de ella sería difícil encajar nada más", subraya.

INFINITA INFLUENCIA

Ahora que Revolver está de cumpleaños, Lesende recalca su infinita influencia: "Artistas del último medio siglo se han dejado fascinar e influir por este álbum: de Jimi Hendrix a Caetano Veloso, Stone Roses, Oasis, Black Keys, Chemical Brothers o Sidonie, por citar un ejemplo de quienes participan en este libro. He leído recientemente a Jorge Drexler reconocer la influencia de Revolver en su trabajo. Me decía hace poco Eva Amaral que ella escucha el eco de Revolver en Tame Impala".

Por último, indica que los participantes en el libro están de acuerdo en que Revolver ha envejecido más que dignamente. Estupendamente, de hecho, gracias a su "moderno sonido". "Y, concretamente, los patrones de batería, que nos dicen tanto de la historia de la música, son aquí absolutamente actuales. Solo hace falta poner Tomorrow never knows en el reproductor de cedé o MP3; podría ser un tema de cualquier artista de pop alternativo de nuestros días", sentencia.