29 de marzo de 2020
 
Actualizado 26/03/2020 16:26:44 CET

El sector musical pide una renta básica "temporal" para músicos y profesionales

Imagen del festival Bilbao BBK Live durante uno de sus conciertos
Imagen del festival Bilbao BBK Live durante uno de sus conciertos - BILBAO BBK LIVE - Archivo

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación de la Música de España ha pedido la creación de un fondo de compensación económica para otorgar una renta básica "temporal" a los músicos y profesionales por cuenta propia de la industria que "se enfrenten a necesidades ante la paralización de su actividad" debido a la pandemia de coronavirus.

Esta es una de las peticiones del sector enviadas al Ministerio de Cultura y Deporte incluidas en un documento al que ha tenido acceso Europa Press, tras conocerse ayer como primera iniciativa que las pymes y autónomos del sector cultural se podrán acoger a la línea de avales del Gobierno.

En el documento, la asociación pide a Cultura que esa renta también esté dirigida a aquellos músicos trabajadores por cuenta ajena y profesionales cuya actividad se realiza mayoritariamente por contratos de obra y servicios que no se van a llevar a cabo.

Además de esta propuesta, el sector reclama la creación de un fondo de compensación del Estado que cubra a las empresas las pérdidas ocasionadas por los gastos de cancelación o aplazamiento de un evento o concierto, incluido el importe de la devolución de entradas, o los gastos de una producción discográfica.

Otra medida planteada a Uribes es la de regular la 'reventa ética' a nivel estatal, permitiendo la transmisión sin ánimo de lucro directamente entre el público que no pueda asistir a un evento tras su aplazamiento. La federación estima que esta medida reduciría la "incidencia de devoluciones de entradas".

En el caso de las salas de conciertos y otras instalaciones como oficinas, estudios de grabación o salas de ensayo, solicitan establecer una moratoria o periodo de carencia de los alquileres de los establecimientos mientras dure el cierre a través de la creación de una dotación extraordinaria, a fondo perdido de ayuda a los arrendadores. A esto se añadiría la prohibición de desahucios por impago.

También la posibilidad de una moratoria de los pagos de suministros (agua, luz y gas) y exención del pago de tasas de recogida de basuras, impuestos, vados, terrazas --como es el caso del Ayuntamiento de Barcelona y Madrid que ya lo ha aplicado para las terrazas, dice la asociación--, con exención de recargos e intereses y prohibición de corte de suministros por falta de pago.

Algunas de las propuestas económicas ya fueron enviadas previamente a Uribe, entre las que se incluían la reducción del IVA del 10% al 4% de las entradas de la música en directo o la reducción del 21% al 10% del IVA de todos los servicios relacionados con la música en vivo y música grabada.

Además, reclaman el aplazamiento del pago de impuestos como Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). La propuesta incluía la aprobación de un plan de choque para recuperar la actividad del sector, a través de la subvención de importes de entrada --de tal forma que el organizador pudiera reducir el precio de taquilla-- o un incremento de la contratación por parte de las entidades públicas, con pago anticipado o bien inmediatamente después de la celebración.

GRUPO DE TRABAJO HASTA 2023

"La línea de avales es un importante paso para inyectar liquidez a la industria de la cultura de forma general. Ahora, debemos trabajar en las particularidades que tiene algunos sectores de la cultura, como la música y aprovechar para aplicar las medidas propuestas al Gobierno a toda la cadena de valor que compone la industria de la música", ha explicado a Europa Press un portavoz de la asociación.

Desde este sector ya se pedía la semana pasada "pensar en trabajar de manera conjunta en un plan de recuperación a medio o largo plazo", por lo que han solicitado también un grupo de trabajo con cultura para el periodo 2020-2023. Según datos de la federación, el sector de la música en vivo en España estima pérdidas de 662,2 millones euros de marzo a septiembre de 2020.

Contador

Para leer más