Dustin Hoffman: "Las películas más interesantes que se hacen ahora son las que Hollywood califica de independientes"

Actualizado 24/06/2008 22:30:30 CET
Reuters

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

"Las películas más interesantes que se hacen en la actualidad son las que Hollywood califica de 'independientes', esto es las que se hacen en Nueva York y en Europa, que tienen como prioridad la calidad y no las cifras", sentenció hoy el actor estadounidense Dustin Hoffman. El artista se encuentra en España promocionando 'Kung fu Panda', la última película de animación de Dreamworks en la que pone voz al maestro Sifu. Presentada oficialmente en el pasado festival de Cannes, 'Kung Fu Panda' llegará a España el próximo 11 de julio.

El protagonista de 'El graduado' o 'Tootsie' comentó que "cuando él empezó en la época dorada de Hollywood, la década de los 60, también se valoraba el trabajo bien hecho. Eso ahora no existe, sólo importan las cifras de venta, los nichos de mercado, y los beneficios durante la primera semana tras el estreno", señaló. Aunque Hoffman matizó que no quiere criticar exclusivamente a la industria del cine estadounidense sino que "se trata más bien de una pandemia cultural".

"EL HÉROE QUE TODOS LLEVAMOS DENTRO"

Hoffman comentó que hoy "es difícil encontrar maestros o referencias" como el personaje al que pone voz. Aunque el actor defendió siempre que no trabajaría en películas de acción, con 'Kung Fu Panda' ha hecho una excepción. "Creí que sería interesante porque la película defiende la idea de que aquel ideal de persona o superhéroe que querríamos ser existe ya en nosotros mismos", sentenció.

Para Hoffman, "los auténticos héroes son anónimos, personas que forman parte de nosotros y que tienen la habilidad de extender su vida más allá de ellos mismos, hasta incluir en ella a los demás".

Sin embargo, al actor no le gustó esta primera experiencia en el mundo del doblaje, y no cree que la vuelva a repetir. "Es un trabajo muy concienzudo y solitario, donde no existe interactuación con otros actores. Nadie me advirtió de que iba a estar solo delante de un micrófono con el director y el editor de sonido detrás de un cristal. Es como hacer una entrevista con alguien que no está presente", confesó.

"NO SOY NINGÚN GENIO"

Con dos Oscar a su espalda por sus papeles protagonistas en 'Rain Man' y en 'Kramer contra Kramer', Hoffman admitió que, después de casi 40 años dedicado a la profesión, su impulso sigue siendo el de "conseguir entretener a todo tipo de personas, hacerlas reír y llorar. Lo que quiero es que la gente se concentre en la pantalla y no encuentre ningún momento en la que preocuparse, por ejemplo, de que no le queda Coca-Cola", comentó.

"No me considero ningún gran genio artista, como sí lo fueron para mí los directores del neorrealismo italiano, o Bergman. Soy alguien que intenta hacer con su vida el mejor trabajo del que sea capaz en el momento en que lo estoy haciendo", confesó.

Hoffman declaró que todavía existen en nuestros días genios de cine. "Me encantaría trabajar con Brando, Pedro Almodóvar o el centenario cineasta portugués Manuel de Oliveira". También ha ido descubriendo directores con quienes le gustaría trabajar después de ver alguna de sus películas como 'La vida de los otros', de Florian Henckel-Donnersmarck y'4 meses, 3 semanas, 2 días', del director rumano Cristian Mungiu.

PO Y JACK BLACK

El actor que inspira a Po, el personaje protagonista, el cómico californiano Jack Black, admitió haber disfrutado mucho con el proyecto ya que, "a diferencia de lo que le sucede a Hoffman, a él no le importa trabajar solo".

"Po -- que dobla al castellano Florentino Fernández-- es igual de infantil y entusiasta que yo y además compartimos un físico parecido", sentenció. Como Po, él también quería desde pequeño aprender kung fu. "Lo intenté con el kárate, después con el judo, y más tarde me rendí. Prefiero ver el deporte que practicarlo", admitió.

El actor apuntó que como su personaje, Hoffman ha sido para él "un auténtico maestro de la interpretación" con el que compartió "un día de grabación magnífico en el que pudo observar la meticulosidad y la intensidad con la que trabaja".